LA FILTRACIÓN

Información
Actualidad 03 Noviembre 2022 151 Votos Correo electrónico Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
social youtube xornalgalicia   feed-image

 

El pasado día 30 de octubre el diario digital El Español publicaba una interesante entrevista a Narcís Serra (vicepresidente del Gobierno en 1994), dice más por lo que calla de lo que realmente cuenta. En el tema de la fuga de Luis Roldán sus razones tendría Juan Alberto Belloch (ministro de justicia e interior del mismo Gobierno) cuando acusó a Narcís Serra de querer matar a Roldán. En una reciente entrevista de Belloch en el Heraldo de Aragón con motivo de su jubilación declaraba “a Luis Roldán le salvé la vida y él lo sabe”. En otro tiempo consideraba puras “fantasías” los relatos que aparecen en el entorno de Roldán, desmintiendo la hipótesis publicada por el periódico diario El Punt según la cual el general Manuel Llaneras habría ordenado a guardias civiles el asesinato del exdirector general de la Guardia Civil.  Una de esas razones podría ser la filtración de la noticia en prensa…

En aquel tiempo, cuando Roldán había huido, un guardia civil, Florencio Garrido recibe una llamada que le dice: “vete a una cabina y dime número que es urgente y grave lo que voy a decirte”. Se desplaza a Barcelona ciudad, recibe llamada, le comenta: “van a matar a Roldán, soy un componente del grupo que nos están preparando para ello. Busca fórmulas para evitarlo, pero yo no he dicho nada”. El general Llaneras era presuntamente el encargado mediante el grupo Omega. Florencio siente caerle el mundo encima, sin saber qué hacer, estaba José Carlos Piñeiro de presidente Coproper-6J (Coordinadora pro perjudicados Luis Roldán – 6 julio), le llama diciéndole es urgente viajes a Barcelona, lo que te tengo que decir es muy grave.

Llama a Xavier Marín (miembro del PSC) con quien unía buena amistad, para concertar reunión para el día que llegaba Piñeiro, relatar a ambos y concretar la manera de hacer para evitar el atentado. Marín redacta un informe y manifiesta presentará al Gobernador civil de Girona dada su amistad y a su vez este lo haría llegar al Ministro, que todo sería confidencial. Alguien de gobierno civil filtra el informe a la prensa y con motivo de una interviú a Florencio y Francisco Pérez en calidad de secretario general nacional y de Cataluña respectivamente sobre asociacionismo, corrupción etc… Al día siguiente se publica que dos guardias civiles habían entregado un informe al Gobernador donde un grupo denominado “pata negra” preparado por… Iban a matar a Roldán. Florencio pensó, trágame tierra.

El resto de medios se hacen eco de la noticia, en las noticias de televisión Belloch, Serra, dicen que sin pruebas actuaran. ¿Y ahora qué? Se pregunta Florencio, intercambia impresiones con Pérez, Piñeiro, el revuelo está servido. La prensa publica que el entonces ayudante del DGGC general Llaneras se querella contra ellos. Previamente, el 8 de noviembre de 1994 en la sección “el lector escriu” de el periódico El Punt, aparece un texto del general Llaneras instando una rectificación, reservándose las acciones civiles y penales que sean procedentes en derecho. Momento infernal, Florencio vivió un par de años de incertidumbre, nervios, estrés. Su compañero Paco Pérez sufrió una fuerte depresión que le apartó del cargo en la asociación. Se sintieron solos.

El SUP (sindicato unificado de policía) les dijo que sus abogados estaban ahí y todo su respaldo. Florencio y Piñeiro hicieron una rueda de prensa desmintiendo todo. Tras varios meses desde la imposición de la querella son citados para comparecer ante la juez de Girona. Pasaban los días, no había una hora en la que Florencio pensaba iba a la cárcel, millones que no tenían de indemnización y expulsión de la Guardia Civil. Tiempos muy malos. Llego el juicio, salen absueltos, y ante la posibilidad de reclamar por daños y perjuicios, se optó por no remover el tema. En esas fechas Roldán había sido detenido y el general Llaneras procesado judicialmente por delitos. Posteriormente en 1999, el general Manuel Llaneras fue condenado por el Tribunal Supremo a la pena de ocho años de inhabilitación especial con pérdida definitiva del cargo, como colaborador necesario  del delito de prevaricación cometido por Roldán.

Para sus adentros, Florencio Garrido siente que Roldán vivió por esa filtración.

José Miguel Prades, miembro JDP AUGC Castellón y vocal de GUCIPOL.