Las vidas laborales son documentos que no engañan, los trabajadores nuevamente engañados por la casta de Podemos y por la ministra Yolanda. Una portavoz de los engaños

Información
Actualidad 23 Julio 2022 160 Votos Correo electrónico Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
social youtube xornalgalicia   feed-image

La ministra Yolanda, una embaucadora y maniobrera.

i Yolandita, pudo llegar a más, ni España a menos, una ministra indecente que lo único que le preocupa es recaudar en costes sociales y eliminar derechos de los trabajadores. Resumiendo, una demagoga que solo busca, seguir chupando y formar la nueva casta política que vive del cuento en un cuento.

Estos populistas vergonzantes de podemos llegaron al poder criticando  la casta política con el objetivo de cambiar todo y que la democracia secuestrada se implantara. Lo real era que sólo pretendían utilizar las armas del engaño para llegar al poder y vivir del cuento incorporándose al coche oficial y al poder para que todo cambiara y que todo siguiera igual. Sin justicia y sin democracia.

Todos lo saben, ya no hay engaños que valgan, los últimos comicios son un reflejo de la pérdida de credibilidad de la nueva casta política corrupta que lleva en las entrañas los populistas, con un único objetivo, sentar su culo para que los mantenga un burro, en este caso el trabajador que cada día en su puesto de trabajo da más de lo mejor, para que ellos vivan como reyes en el país de las maravillas.

Si todo lo que hacen lo llevan a cabo bajo la lupa de la justicia, vean algo de lo que venden y que al parecer los trabajadores se enteraran cuando vayan a pedir su jubilación; «será que los días en Erte por fuerza mayor no han cotizado para sus jubilaciones». La indecencia de estos populistas viene aderezada por el resto de la casta política que sigue la tónica general: trabajar poco o nada, cobrar altas retribuciones como políticos, pagar pocos o nulos impuestos y gozar de fondos sociales, escoltas, jubilaciones de oro compatibles con todo trabajo, en resumen poblar el congreso, senado y otras instituciones de parásitos que hunden el estado en la bancarrota. Todos ellos lo tienen claro con un plan B, otras nacionalidades y a vivir fuera de España para darse la gran fiesta a costa de todos los españoles de a pie. ¿Populistas o hay que ponerles otros apellidos?, no me atrevo a decirlo, que cada uno juzgue y opine.

Para mayor abundamiento reseñamos: «En la declaración del estado de alarma se publicó el Real Decreto Ley, del 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente a la situación de emergencia y a los afectos generados por la pandemia. En este documento se recoge que el periodo de duración de los ERTE no computará como paro consumido ni generará un espacio en blanco de cotización en la vida laboral del trabajador. Esto supone que durante este parón que será la propia empresa o el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) quien cotice por el trabajador y en ningún caso este será dado de baja, por lo que durante el periodo en el que se vea afectado por el ERTE se seguirá cotizando por la base que se tenía previa a esta situación y cubriendo las mismas contingencias. Todos los días que un empleado pase en situación de desempleo temporal figurarán como trabajados. Por tanto, los cálculos para cobrar la futura pensión (de jubilación) no se verán afectados por la crisis sanitaria. En los casos de ERTE por FUERZA MAYOR se han producido varias situaciones a la hora de quien es el obligado a la cotización, siendo el caso de exoneraciónes total de cotización es el SEPE quien paga las cotizaciones de TGSS, y en los casos en lo que se tiene derecho a las exoneraciones de cuotas seria la empresa la obligada al pago».

Para finalizar Ya: La evidencia queda acreditada en vuestro proceder, sólo el poder para abusar de él, sois una Pandilla de golfas, golfos y, otras hierbas, populistas indecentes, maniobreras, maniobreros, que sólo pretendéis como la casta política que nos lleva tutelando desde hace cuarenta años, subir al carro de los golfos, ser nueva casta y vivir del cuento sin pegar palo al agua, y lo peor de todo, a cuenta de los trabajadores a los cuales alegáis defender. Sois una banda sin escrúpulos que ya os conocemos, haciendo bueno lo que dijo el hombre más sabio del mundo: «Por sus hechos los conoceréis».