El Centro ruso de Reconciliación para Siria reportó que en los últimos días realizó 12 acciones humanitarias en Alepo.

Dentro de los beneficiados estuvieron escuelas, mezquitas y hogares de ancianos a los que el centro entregó 7,5 toneladas de pan, tres mil porciones de comida caliente y mil 200 paquetes de alimentos, con lo cual completaron 15,2 toneladas de ayuda.

Además, la aviación militar rusa trasladó en plataformas montadas en paracaídas 20,7 toneladas de ayuda humanitaria de la ONU para pobladores de Deir ez-Zor, bloqueada por el movimiento terrorista Estado Islámico (EI).

La aviación estratégica rusa realizó en las últimas dos semanas al menos tres bombardeos de precisión contra puestos de mando, almacenes de armamentos, fábricas de explosivos caseros, fuerza viva y técnica de combate del EI en Deir ez-Zor.

El Centro de Reconciliación para Siria fue creado en febrero del pasado año como parte de los acuerdos pactados entonces para poner fin a los combates en Siria, cuyo gobierno solicitó a Rusia apoyar con su aviación la lucha contra grupos terroristas.

El Pais.- Miguel González

La xenofobia empieza a calar en la población europea. El último Eurobarómetro, cuyos resultados para España se hicieron públicos este miércoles, refleja que la población de seis Estados de la UE no comparte la afirmación de que su país debería ayudar a los refugiados. Son Hungría (67%), República Checa (66), Bulgaria (61), Eslovaquia (58), Letonia (55) e Italia (46).

 

En el extremo contrario, los más favorables a prestar apoyo a los refugiados son Suecia (94%), Holanda (88), Dinamarca (86), Grecia (85), España (84) y Alemania y Chipre (83). En Francia, ganan los partidarios de ayudarles, aunque la diferencia no es muy amplia: 59 a 33. En el conjunto de Europa, el 65% aboga por auxilar a los refugiados, frente al 28%.

La encuesta, encargada y coordinada por la Comisión Europea, se realizó entre el 7 y el 17 de noviembre pasados (por lo que coincidió con los atentados de París), a razón de 1.000 encuestas por país.

Esta pregunta no es la única que refleja el creciente recelo ante el fenómeno de la inmigración. La mayoría de los encuestados (50%) discrepa de la afirmación de que los inmigrantes contribuyen mucho a su país, frente al 41% que se muestra de acuerdo. Respecto al Eurobarómetro anterior (primavera de 2015), la opinión contraria a la inmigración crece seis puntos y la favorable retrocede cinco.

Solo en nueve países (Dinamarca, Irlanda, España, Luxemburgo, Holanda, Portugal, Finlandia, Suecia y Reino Unido) se valora mucho la contribución que hacen los inmigrantes.