España, país que durante 25 años consecutivos ha mantenido el liderazgo en donación y trasplantes en el mundo, volvió a romper su propio récord en 2016, al lograr 43,4 donantes por millón de habitantes, frente a 39,3 de 2015.

Información
;Portada 15 Enero 2017

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) con sede en Madrid informó este miércoles que el año pasado se efectuaron en el país 4.818 trasplantes con 2.018 donantes, al superar por segundo año consecutivo los 100 trasplantes por millón de personas.

 

Esta cantidad significa una reducción en la lista de espera para casi todos los órganos, al pasar de 5.673 (2015) a 5.477 (2016), de los que 22 fueron niños.

La ONT registró una mayor actividad en las áreas renal y pulmonar, al totalizar 2.994 trasplantes de riñón, 1.159 de hígado, 281 relativos al corazón, 307 de pulmón, 73 de páncreas y cuatro de intestino.

De acuerdo con la institución, se acentúa de manera paulatina el envejecimiento progresivo de los donantes, ya que 54,6 por ciento supera los 60 años, cerca de la tercera parte está por arriba de los 70 y casi 10 por ciento de los 80 años de edad.

Esta situación ocasionó que se registrara el máximo histórico en cuanto a edad con un donante hepático de 94 años.

La entidad detalló que la donación por asistolia (corazón parado) y la colaboración de los médicos de urgencia en la detección de posibles donantes, han sido claves en el incremento para otorgar órganos.

España registró además el año pasado récord a nivel mundial en el número de nuevos donantes de médula ósea con 74.397 casos, prácticamente el doble de los 37.619 tenidos en 2015.

En tanto, la ministra española de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, visitó este miércoles las instalaciones de la ONT, donde felicitó a sus integrantes por la labor que realizan