Print Friendly, PDF & Email
Información
161 votos

Google Discover y el derecho de uso inocuo de fragmentos de noticias

Información
;Por Diego Fierro Rodríguez 28 Noviembre 2020
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Diego Fierro Rodríguez

Se ha podido saber por varios medios de comunicación que CEDRO ha demandado a Google por el impago de 1,1 millones de euros en derechos de autor por su servicio Google Discover, que, según Google, no es un agregador de contenido por lo cual el artículo 32.2 de la Ley de Propiedad Intelectual no resulta aplicable. Sin embargo, es cierto que, aunque ese precepto no se considerase aplicable, habría otra salida para Google.

La Sentencia del Tribunal Supremo 172/2012, de 3 de abril, afirma que “la denominada regla, prueba o test "de los tres pasos" contenida en el art. 40 bis pueda considerarse como manifestación especial en la LPI de la doctrina del ius usus inocui, del principio general del ejercicio de los derechos conforme a las exigencias de la buena (art. 7.1 CC), del principio asimismo general de la prohibición del abuso del derecho o del ejercicio antisocial del mismo (art. 7.2 CC) y de la configuración constitucional del derecho de propiedad como derecho delimitado, lo que a su vez exige, en caso de litigio, que el tribunal analice la concreta pretensión del autor demandante para comprobar si en verdad la reproducción puede causar algún perjuicio a sus intereses "legítimos", por remoto o indirecto que sea este perjuicio, o bien atentar contra la explotación "normal" de su obra, o, por el contrario, favorece esos mismos intereses y esa misma explotación "normal", pues de suceder esto último la pretensión formalmente amparada en la letra del art. 31 LPI y en el carácter cerrado de un sistema de excepciones carecerá de amparo en el ordenamiento jurídico por estar dirigida en realidad no a la protección del derecho de autor, finalidad del catálogo exhaustivo o cerrado de excepciones, sino a perjudicar al demandado no solo sin obtener el autor provecho alguno sino incluso sufriendo él mismo el perjuicio de una menor difusión de su página web”. Además, se expone en la resolución que “la pretensión de que se cierre el buscador de Google o de que se condene a esta demandada a pagar una indemnización por una actividad que beneficia al demandante, al facilitar en general el acceso a su página web y el conocimiento de su contenido, debe considerarse prohibida por el apdo. 2 del art. 7 CC, como abuso del derecho de autor o ejercicio antisocial del mismo, por cuanto al amparo de la interpretación restrictiva de los límites al derecho de autor pretende perjudicar a Google sin obtener ningún beneficio propio, como no sea fama, notoriedad o la propia indemnización pedida en la demanda”.

Google puede alegar que, aunque a Google Discover se le pueda aplicar el artículo 32.2 de la Ley de Propiedad intelectual, la herramienta tiene una gran gran utilidad para las personas cuyos derechos gestiona CEDRO, pues, sin obtener rendimientos económicos de obras ajenas, las publicita y facilita su difusión, algo que beneficia a los difusores de contenidos y a los usuarios, a los que se les facilita el acceso a diversas páginas web.

*****

Print Friendly, PDF & Email

campana_de_propinas