Print Friendly, PDF & Email
Información
311 votos

La suprema confirmación de la condena a los secesionistas

Información
;Por Diego Fierro Rodríguez 18 Febrero 2020
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Auto del Tribunal Supremo de 29 de enero de 2020 ha desestimado los incidentes de nulidad de actuaciones que plantearon los doce condenados por la Sentencia del Tribunal Supremo 459/2019, de 14 de octubre, por vulneración de derechos fundamentales causada por esta misma resolución.

Concretamente, el auto señala que “la respuesta jurisdiccional a los hechos enjuiciados ha estado inspirada en la lógica observancia de nuestros principios constitucionales y de la propia doctrina del TEDH, manifestada en Stankov y Organización Macedonia Unida Ilinden c. Bulgaria de 2 de octubre de 2001, § 97, asuntos 29221/95 y 29225/95” y que “Tampoco es posible proclamar que este proceso tuviera como fin un efecto disuasorio de la libertad de expresión”, ya que “los hechos por los que se ha dictado condena fueron, desde luego, algo más que una reunión de ciudadanos que con libertad expresan sus reivindicaciones ideológicas”. Por esa razón, según el auto, “No hemos criminalizado opiniones y protestas”, pues “Los hechos acaecidos los días 20 de septiembre y 1 de octubre buscaban implementar, en connivencia las autoridades autonómicas y los líderes asociativos que han resultado condenados, una normativa antidemocrática e inconstitucional”, mediante “Un bloque jurídico -hay que insistir en ello- aprobado con desprecio de la mitad de las fuerzas políticas con representación en la Cámara, de los mandatos y advertencias del Tribunal Constitucional y de la Constitución el Estatuto, norma rectora de la convivencia en el ámbito de la comunidad autónoma de Cataluña”. La justificación de la Sentencia del Tribunal Supremo 459/2019 se refuerza afirmando por el tribunal que “Nuestra sentencia no sanciona el mero hecho de la manifestación o de la protesta expresada”, pues “Lo que implica la gravedad que justifica la sanción penal proporcionada es que, a través de las convocatorias enjuiciadas, se propició un levantamiento, en plena coordinación con las autoridades autonómicas, que dificultaba o hacía ineficaces resoluciones judiciales, implementaba una normativa autonómica anticonstitucional adoptada -pero ya suspendida- y lograba que el referéndum ilícito se celebrara a pesar de la prohibición judicial”. De ese modo, “Se daba así paso al desplazamiento del orden constitucional, al menos de manera formal” y “Se procuraba que el mismo sirviera de sustento previsto en la antidemocrática norma para que, con absoluta deslealtad constitucional, el President del Govern, tras el apoyo del Parlament, declarara formalmente la independencia de Cataluña, si bien suspendida segundos después”.

Debe destacarse que el auto que rechaza los incidentes de nulidad de actuaciones recoge un pronunciamiento previsible que ya se debía esperar por los independentistas catalanes, que tenían que solicitar la declaración de nulidad del proceso y de la sentencia para poder presentar el recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. conforme a los artículos 41 y siguientes de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional. Sin embargo, el Auto de 29 de enero de 2020 puede ser la primera piedra de la muralla con la que determinar el rechazo al recurso de amparo y a la posterior demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, al que acudirán los líderes secesionistas.

Print Friendly, PDF & Email

campana_de_propinas