Juanes contra Vox . Por Diego Fierro Rodríguez

Información
;Por Diego Fierro Rodríguez 04 Abril 2019

Juanes, el conocido artista, ha afirmado que una enorme tristeza e indignación llenan su corazón por la versión de su canción titulada ”A Dios le pido” que se está difundiendo con el apoyo de Vox, cuya canción se titula “A Vox le pido” y se caracteriza por incluir una serie de alteraciones en la letra que permiten que la canción sirva para promocionar al partido político de Santiago Abascal. Además, el mismo Juanes ha advertido que se reserva ejercer todos los derechos que las leyes me otorgan para que se respete la integridad de su canción.

 

La normativa protege los derechos morales de autor. Concretamente, el artículo 14 del Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, establece que corresponde al autor el derecho irrenunciable e inalienable a exigir el respeto a la integridad de la obra e impedir cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra ella que suponga perjuicio a sus legítimos intereses o menoscabo a su reputación. La Sentencia del Tribunal Supremo 458/2012 indica que “Este derecho se integra en el derecho moral reconocido desde la revisión de Roma, en 1928, del apartado 1 del artículo 6° bis del Convenio de Berna de 9 de septiembre de 1886 para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas, ratificado por España por instrumento de 2 de julio de 1973, que, en su última redacción, dada en París en 1971, dispone que "[i] ndependientemente de los derechos patrimoniales del autor e incluso después de la cesión de estos derechos, el autor conservará el derecho de reivindicar la paternidad de la obra y de oponerse a cualquier deformación, mutilación u otra modificación de la misma o cualquier atentado a la misma que cause perjuicio a su honor o a su reputación"”.

Juanes tiene la posibilidad de presentar una demanda ejercitando acciones de naturaleza civil contra el creador de la versión de su canción y contra aquellos que, desde Vox, fomenten la difusión de la propia obra o de su letra. Por ese mismo motivo, el partido político de Santiago Abascal debería proceder con la cesión de su conducta sabiendo que ha conseguido una buena promoción gracias al propio Juanes.