Mediante el Real Decreto 1514/2018, de 28 de diciembre, por el que se modifica el Reglamento General de Circulación, aprobado por el Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, se adoptaron medidas para reformar algunos aspectos propios del régimen jurídico de la circulación de vehículos. La Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 determina como objetivo principal que la tasa de fallecidos por siniestros de tráfico por millón de habitantes baje de 37. De entre todas las medidas estructurales adoptadas para solucionar el problema, hay una que es clave: reducir la velocidad en las carreteras convencionales.

 

El pasado día 29 de enero entró en vigor la reducción del límite de velocidad en carreteras convencionales a 90 km/h para lograr el teórico objetivo de reducir la siniestralidad vial, afectando a 1.802 kilómetros de carreteras convencionales. El coste de la reforma por el cambio de las señales es de 526000 euros para los contribuyentes, según lo indicado por Diario Motor.

Hay que tener presente que el 75% de los accidentes de tráfico se produce en las carreteras convencionales, debiendo destacarse que, de esa cantidad, el 20% se produce por conducir con exceso de velocidad. El problema es que, si muchos accidentes se deben al exceso de velocidad, carece de sentido que se deduzca el límite de la misma, pues habría que utilizar medios para evitar que se rebasen los márgenes de velocidad, que, al ser más bajos con la reforma, serán más fáciles de superar, con todo lo que ello implica.

Es posible pensar que el verdadero objetivo de la reforma de los límites de velocidad en las carreteras convencionales no es otro que el de facilitar la comisión de infracciones administrativas por los conductores que las recorren, de modo que pueda resultar más sencillo imponer sanciones pecuniarias con las que obtener dinero. A esa conclusión se puede llegar por el planteamiento realizado sobre las vías convencionales y por la consecuencia del razonamiento.

Deberían adoptarse decisiones sobre el estado general de las carreteras convencionales, que debe ser mejorado por lo deplorable de sus condiciones, que facilitan la producción de graves accidentes de tráfico.

SIN UN “LORD PROTECTOR” ANTE LAS INCOGNITAS DE UN BREXIT

Desde la época de Cromwell no se había encarnado de nuevo este tipo de figura política tan presente en épocas...

Artículo Periodístico 1.790º: “Neruda y sus dos grandes sombras”.

No es mi costumbre hacer más sangre de la carne, ni más sombra de la negrura. Pero se narran dos...

Elogio a Patricia, madre del “Pescaíto”

Es verdad. No creo, sinceramente, que haya un cariño en el mundo más limpio, más sincero y más desprendido que...

A la final del mundial en sanidad…pero volvimos a caer en cuartos en Educación

La vuelta por vacaciones a España puede ser por partes iguales un placer, o un dolor de muelas. Aquellos que llevamos...

El «huevo de Colón» del conflicto catalán

Manuel Álvarez de Mon Soto, ha sido magistrado, fiscal y funcionario de prisiones. Actualmente ejerce la abogacía. Foto: Carlos Berbell/Confilegal. Manuel...

“Amo a España”, dijo Junqueras (reflexión).

El día 16 de febrero de este año escribí un texto breve bajo el mismo título, pero no pensé que...

Carta abierta a Antonio Román Jasanada y Juan Antonio de las Heras Muela (*)

Acaso, señores, les sorprenda parte de lo que sigue, teniendo en cuenta mi trayectoria de militante/simpatizante del PSOE desde...

IGUAL QUE SECTOR ESTATAL, SEVERAS DEFICIENCIAS OBSERVADAS EN CONTRATACIÓN PÚBLICA POR TRIBUNAL DE CUENTAS EN DETERMINADA…

Informe nº 1334, con 222 páginas, Sector XII, destacando deficiencias con carácter general; mínimos de concreción razonables; ni tampoco, acreditación...

La Constitución monárquica, un contrato de préstamo que finaliza.

¿Firmaría usted un contrato de préstamo en el que se dijera en letra grande lo mismo que pasa desapercibido porque...

Mar Sánchez Sierra CONVIERTE LA PRESIDENCIA DE LA XUNTA con su cargo y acciones en una pirámide de acoso judicial, persecución institucional, amenazas y coacciones utilizando altos cargos de la Xunta contra Miguel Delgado Director de Xornal Galicia y Presidente de Pladesemapesga.