Pedro Sánchez quiere regalar un referéndum a Quim Torra

Información
;Por Diego Fierro Rodríguez 29 Diciembre 2018

Pedro Sánchez ha señalado, en una entrevista en el diario La Vanguardia, que “siempre hemos dicho que dentro de la Constitución podemos encontrar una solución a la crisis política en Catalunya y que, evidentemente, también tiene que pasar por el referéndum de la sociedad catalana. Pero el problema no es la independencia, es la convivencia”. De sus palabras se deduce el deseo de seguir contentando a los partidos políticos independentistas de Cataluña para que le siga permitiendo estar en el Gobierno durante más tiempo.

 

No es viable hacer un referéndum en Cataluña sobre la cuestión independentista, pues la votación debería desarrollarse para todos los ciudadanos. La Sentencia del Tribunal Constitucional 114/2017, de 17 de octubre, que resolvió un recurso de inconstitucionalidad interpuesto contra la Ley del Parlamento de Cataluña 19/2017, de 6 de septiembre, denominada “del referéndum de autodeterminación”, indica que “Lo que a todos afecta, es decir, la permanencia o no de ese Estado común en que España quedó constituida, no podría, llegado el caso, sino ser reconsiderado y decidido también por todos [STC 90/2017, FJ 6.a)]; lo contrario entrañaría, con la ruptura de la unidad de la ciudadanía, la quiebra, en términos jurídico-constitucionales, de la Nación de todos”, siendo cierto que “El imperio de la Constitución como norma suprema (STC 54/1983, de 21 de junio, FJ 2, y, antes aún, STC 16/1982, de 28 de abril, FJ 1), declarado expresamente por su artículo 9.1, trae causa de que la Constitución misma es fruto de la determinación de la Nación soberana por medio de un sujeto unitario, el pueblo español, en el que reside aquella soberanía y del que emanan los poderes del Estado”. Ese planteamiento resulta lógico, puees, como señala la misma resolución, “El autogobierno de Cataluña, constituida en Comunidad Autónoma, no puede realizarse, en efecto, sino «de acuerdo con la Constitución y con el presente Estatuto, que es su norma institucional básica», los poderes de la Generalitat, que «emanan del pueblo de Cataluña», han de ejercerse también consecuentemente, «de acuerdo con lo establecido en el presente Estatuto y la Constitución» (arts. 1 y 2.4 EAC). «Autonomía –en suma– no es soberanía» (STC 4/1981, de 2 de febrero, FJ 3, y múltiples pronunciamientos ulteriores de análogo tenor)”, sin que sea posible, en el Estado constitucional, desvincular “el principio democrático de la primacía incondicional de la Constitución [STC 259/2015, FJ 4 b)]; lo que tampoco consiente a ningún poder constituido a adoptar decisiones que se pretendan irreversibles o sin retorno para la comunidad política”.

Se conoce la estrategia de Pedro Sánchez desde hace bastantes meses. Su objetivo es mantenerse en la Moncloa el máximo tiempo posible, aunque para ello tenga que incumplir las reglas de la Constitución cuya vigencia no le conviene a sus intereses.