LA VIOLENCIA DE LA ULTRADERECHA, SU ÚLTIMA VÍCTIMA SAMUEL

Información
Por Carlos Gonzalez Armada 11 Julio 2021 357 votos
social youtube xornalgalicia   feed-image
En España existe un problema de concienciación cívica, hay gente que casi sin darse cuenta blanquea el discurso de odio de la extrema derecha, luego casi sin darnos cuenta sufrimos las consecuencias que vemos casi a diario, la última la que ha acabado con la vida de Samuel en A Coruña  
 
La hipocresía de considerar víctimas de la violencia a según quien la sufra es deporte nacional en España, Ortega Lara es un ejemplo, por el hecho de ser víctima de ETA se le encumbra por una parte de la población aunque se les olvida que hay casi otras 1000 víctimas de ETA, que también hay víctimas de los GAL, o que están las víctimas del 11M, todas ellas con la misma consideración 
 
Ortega Lara fue víctima de ETA, si, pero eso no le hace mejor persona, hoy milita en VOX, partido que alimenta el discurso del odio, discurso que acaba generando asesinatos repugnantes como el de Samuel en A Coruña 
 
Un ex compañero de la universidad que antaño votaba a IU me llegó a decir que Podemos y VOX eran lo mismo, "que los extremos se tocan", y aunque puedo afirmar que internamente podemos no es lo más democrático que se pueda encontrar, (de hecho internamente podríamos decir que es bastante stalinista), es un hecho que después de 2 años de gobierno con el PSOE no existen checas ni nada que se le parezca. 
 
La violencia subliminal que genera el discurso de VOX provoca el exaltamiento de algunos insensatos que hasta hace poco estaban ocultos en el PP, ahora salen a la calle "de cacería" como si de salvajes neandertales cazando animales se tratase, su última víctima Samuel 
 
Pero el discurso de Podemos no ha generado ningún linchamiento, tampoco muerte alguna, y si somos sinceros hemos de reconocer que estando podemos en el gobierno la policía sigue actuando con saña contra los de siempre: obreros, progresistas, gays, hippies, feministas, ecologistas, etc, mientras que a los de la calle Salamanca, los de Núñez Balboa, o los del fascismo violento se le deja tranquilos "porque son muy buena gente”
 
El linchamiento y asesinato de Samuel muestra la toxicidad política que la mayor parte de la sociedad hipócrita no ve, para esa sociedad Ortega Lara es un ejemplo, mientras que el héroe africano que ayudó a Samuel al inicio de la agresión es para los "constitucionalistas" un desecho de la sociedad 
 
El problema es que mucha gente, casi sin darse cuenta, blanquea el discurso de odio de la extrema derecha en este país...su última víctima Samuel en A Coruña
 
Carlos González Armada
Portavoz Mais Porriño 

campana_de_propinas