El pancista Íñigo Errejón un ejemplo de indignidad, Dice: La presencia del Emérito el próximo lunes en la Abadía de Westminster “avergüenza a muchos monárquicos y no monárquicos”. Habla de lo que no conoce ni practica.

Información
Opinión 17 Septiembre 2022 109 Votos Correo electrónico Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
social youtube xornalgalicia   feed-image

El próximo lunes Juan Carlos I acudirá en compañía de Doña Sofía al funeral por la muerte de su prima, Isabel II, que se celebrará en la abadía de Westminster (Londres) tras ser cursadas las invitaciones correspondientes por el Ministerio de Exteriores Británico (Foreing Office) a la embajada de España en Londres. El Rey emérito coincidirá con su hijo, el Rey Felipe VI, y la Reina Leticia. Pero, aunque siempre debería considerarse un hecho de normalidad que un ciudadano acuda al funeral de una familiar y amiga, en este país la realidad se prostituye cuando existen intereses políticos para desprestigiar a la Monarquía Parlamentaria, utilizando al Rey emérito, con el beneplácito de Sánchez, su gobierno  y demás aliados.

Como he dicho en alguna ocasión el comportamiento personal de Juan Carlos en ciertos asuntos dista mucho de haber sido  precisamente ejemplar. Ahora bien, no tiene ninguna causa pendiente en España, ya que todas las investigaciones abiertas han sido archivadas por la Fiscalía del Tribunal Supremo. Entonces, como bien ha dicho Santiago González“¿Y quién es Pedro Sánchez para prohibir a ningún ciudadano español viajar al funeral de un pariente a Londres o donde sea?”. Más aún, el Rey emérito tiene todo el derecho de vivir en España y no estar como si fuera un exiliado en Abu Dhabi. Pero, pronto salió Pablo Echenique, como miembro del gabinete de intoxicación, acusando a la Corona Británica de cursar la invitación a Juan Carlos, afirmando que “Invitar a un delincuente fugado a un funeral de Estado demuestra lo que es la monarquía en España y en el Reino Unido”.

Según la criminología, se define al delincuente como aquella persona que ha trasgredido las normas legales, sociales y culturales, agrediendo a otra o a sí misma”. Pablo califica a Juan Carlos como delincuente fugado, cuando ni es delincuente, ni tampoco está fugado. Mientras, Echenique ha sido condenado por partida doble, puesto que ha sido condenado ya en sentencia firme por el TSJ de Aragón a pagar 11.039,85 euros por tener a un asistente personal sin contrato y sin cotizar a la Seguridad Social, además de pagarle en negro. Haciendo lo contrario de lo que predica en twitter y en su página web “No olvidar nunca que vinimos a defender a la gente trabajadora”. Asimismo, fue condenado, en unión de su compañero de partido Juanma del Olmo, por el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 8 de Leganés, sentencia confirmada por la Audiencia Provincial de Madrid,  a indemnizar con 80.000 euros a la familia de un asesinado al que acusaron de violador. Es el mismo comunista sin escrúpulos que defiende a la Rusia del genocida Putín, a la Venezuela de Maduro, a la Nicaragua de Ortega y demás especímenes  decapitadores de los más elementales derechos humanos.

También, el portavoz parlamentario del Psoe, Patxi López, expresidente del gobierno vasco, salió a la palestra al comentar “son decisiones personales por muy emérito que sea quien las adopte. No sé yo si la Casa Real está muy contenta con la decisión”. Patxi López otrora defensor de las víctimas, se dedica ahora a pastorear y blanquear a los bilduetarras, sucesores de los asesinos de ETA, que sostienen al gobierno socialcomunista. Incluso, Íñigo Errejón manifestó que la presencia del Emérito el próximo lunes en la Abadía de Westminster “avergüenza a muchos monárquicos y no monárquicos”. Pero lo que no les causa ningún rubor a Más Madrid es que la Fiscalía del Tribunal de Cuentas les haya abierto diligencias por una supuesta financiación irregular, dado que según la denuncia presentada por sus excompañeros se obligaba a los trabajadores contratados por el partido, incluidos los eventuales y representantes,  a donarle una parte de sus retribuciones mediante una cuota mensual, aunque no eran afiliados.

Ya decía, Santiago Camacho “la mentira ha existido, existe y seguirá existiendo mientras alguien crea que puede obtener algún provecho con ella”. La prostitución de la realidad siempre hay que desenmascararla. Cueste lo que cueste.