El Mito del Paraíso / artículo Opinión Jesús Antonio Fernández Olmedo.

Información
Opinión 12 Julio 2022 176 Votos Correo electrónico Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
social youtube xornalgalicia   feed-image
Se nos divulgó mucho por todas partes hace unos años 
sobre el avance de nuestra sociedad . 
Que llegaríamos a un estándar 
y una cultura real de felicidad. El progreso
sería de todos y para todos.
 
Llegaríamos a un mundo hiper feliz.
 
Hoy vemos que esto no es así,
de ninguna manera,
las crisis se agrupan una detrás 
de otra: clima, recursos, social,
violencia por todas partes, 
políticos sin cabeza para
enfrentarse a estos problemas.
Empresas o corporaciones que
escurren el bulto y que sólo
les preocupa su ganancia.
 
Las sociedades en general están
viviendo esto en su piel sin llegar
todavía muy bien a comprender
el fenómeno de los cambios sino
más bien reciben información
parcelada de estos movimientos
que se dan en la historia pero 
al no haber un debate real, al
no hacerse un estudio global de
lo que está pasando las personas
aguantan el golpe como van 
pudiendo.
 
El consumismo se va acabar porque
nada es eterno y todo tiene un límite.
Esta sociedad pequeña materialista
ya está tocando a su fin.
 
En términos concretos podríamos decir
que no hay diésel , se ha llegado
a una extensión del problema de
la escases del diésel por todo el
planeta y porque también el 
refinamiento del mismo no
es " rentable ".
 
Esto va a dar problemas que ya 
estamos de desmadre al no llegar
alimentos a algunos lugares , al encarecer los productos
como Sri Lanka, Sudamérica , Pakistán que
puede llegar al borde de una
guerra civil y en África también
comienzan por supuesto 
estos problemas que derivarían
en hambrunas.
 
Europa no ha medido bien sus
fuerzas con Rusia, cansada de las brabuconas Occidentales y esto le pasará
factura con el gas ruso y ya comienza
a pasar por ejemplo en Alemania con
recortes a la población del gas.
 
Faltará petróleo, carbón y gas y
no se está entendiendo el 
contexto en lo que estamos de 
este curioso momento histórico.
 
No hay políticos a la altura ni 
tampoco un pueblo que tome
conciencia del descarrile que 
se nos va avecinando.
 
Esto de decir "nos vamos 
de vacaciones y después 
ya veremos" no parece
buena premisa o actitud
ante la vida.