BIENIO TRÁGICO COVID-19 EN ESPAÑA CON 160.000 FALLECIDOS

Información
Opinión 18 Marzo 2022 127 Votos Correo electrónico Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
social youtube xornalgalicia   feed-image
Los datos volcados por THE LANCET ante la opinión pública habrán supuesto auténticos cubos de agua helada sobre el Gobierno, considerando además los esfuerzos llevados a cabo por todo el personal sanitario.

 Desde un principio se observaron en cuanto a la Pandemia en España, notables discrepancias y polémicas entre las cifras ofrecidas, algunas de las cuales podrían haber estado sometidas a exigencias políticas, y “encorsetados” juicios de calificación.

Otras, ofrecidas por el INE, respondían probablemente a criterios de valoración, como elaborador de estadísticas públicas ajustadas a la situación y evolución de la población.

No vamos a entrar en disquisiciones, tan solo contemplar que THE LANCET, es una revista científico-médica británica fundada en 1823, de gran prestigio y credibilidad en el mundo de la medicina universal, y en el presente caso con la colaboración de la Universidad de Washington.

La editora ha distribuido un “apéndice suplementario” al Estudio realizado entre el 1/1/2020 y el 31/12/21, estableciendo en ambos, diferentes conclusiones.

Al 31.12.2021, los fallecimientos según la O.M.S ascendían a casi 6 millones. de personas en todo el Mundo.

Por el contrario, la investigación llevada a cabo por LANCET, triplica dicha cantidad cifrándola en más de 18 millones de muertes en dicho periodo, con exceso de mortalidad.

Sobre España, a dicha fecha, las cifras oficiales oscilaban alrededor de los 90/100.000 fallecidos, posiblemente basados en diagnósticos/pruebas insuficientes.

A tenor del incremento porcentual superior aproximadamente en un 60%, según Estudio de LANCET, alguien podría cuestionarse de nuevo las cifras oficiales en la certeza que tendríamos que reajustar nuestras credibilidades.

Un hecho parece cierto a tenor de las devastadoras cifras, sean de la naturaleza que sean, las cuales ameritan la infravaloración otorgada a la crisis y que será necesario arbitrar distintas y mejores medidas preventivas globales de acción inmediata hacia otros supuestos bacteriológicos que se encuentren por llegar.

Se han estudiado conceptos como el exceso de mortalidad, como el aumento de fallecimientos en una población determinada con el significado que lo define como el aumento de fallecimientos en una población determinada, atribuible en este caso a una Pandemia, es decir, la diferencia existente entre el total de muertes durante la misma y el número de ellas que se hubieran esperado en tiempos pretéritos.

Los datos de LANCET obtenidos al parecer con estadísticas previas de 11 años, y la utilización provisional de seis modelos hasta llegar hasta el más complejo, tuvo como predicciones, por un lado, el exceso de mortalidad por Covid-19, en 191 países, y por otro, la obtención de datos finales de mortalidad por cualquier motivo en 74 de los mismos.

EL grupo científico multidisciplinario, han venido también estudiando las opciones: “Mitigación” y “Eliminación”, consistentes la primera en acciones adoptadas en forma escalonada para reducir contagios y evitar saturaciones en hospitales, a través de medicamentos y Vacunas, entre otros fármacos. (Canadá, España, Francia y México)

En cuanto a la segunda, implica la disminución masiva de casos mediante la adopción de medidas de salud pública con celeridad, a fin de reducir al máximo la propagación del virus, con confinamientos severos caso de Nueva Zelanda el pasado mes de mayo, y también Japón y Australia.

La conclusión, dentro del caos inicial conocido, fue que aquellos Gobiernos que optaron por la solución “Eliminación”, obtuvieron mejores resultados respecto a: salud; economía y libertades civiles.

No obstante, nos encontramos con unos datos devastadores, aún con las reservas propias del Autor, no científico pero que se une al juicio de que nos reafirman al menos con 187 fallecidos por cada 100.000 habitantes, alzándonos sobre la media global, aunque otras fuentes lo elevan con tasas superiores.

Finalizar con pesarosas perspectivas, visto los antecedentes que nos va deparando los sumatorios actuales del Gobierno, asido a su sistema, con datos parciales y preocupantes, aplazando información a la bisemanal, tendente a un programado enfriamiento de la opinión pública, y a las puertas de la Semana Santa y con el Ómicron aún merodeando.

 Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Jesús Antonio Rodríguez Morilla Web: www.modificadosobraspublicas.com Doctor en Derecho (Cum Laude) Diplomado en Estudios Avanzados U.E. Caballero de Mérito por Real Orden Noruega