“RIENDAS FIRMES” PARA EUROPA Y ESPAÑA

Información
Opinión 07 Enero 2022 121 Votos Correo electrónico Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
social youtube xornalgalicia   feed-image

NAVE SIN TIMÓN, PRONTA PERDICIÓN

Días atrás escribíamos en este Medio, una Columna titulada: NO TIRAR POR LA BORDA, ECONOMÍA 2022, refiriéndonos a nuestro País.

En la misma contemplábamos la nueva inyección de unos 19.000 millones de euros provenientes de la UE a “fondo perdido”, con destino a la crisis del COVID-19, recordando que España, junto a otros Estados, es uno de los Países más afectados.

Acompañaba, algún comentario que otro relativo a la mesura que debería contraerse en futuros préstamos, tanto en principal como en amortizaciones, igualmente en lo concerniente a España.

 

Por otro lado, cabe contemplar y recordar, el salto trapecista de “triple sin red”, consistente en emisión de Deuda por la UE para fondos propios para el periodo 2018-2026, por valor de 200.000 millones de euros, con la cual se atenderán las consecuencias del virus, así como el Plan de Recuperación NEXT GENERATIÓN”, dentro de los habituales y endiablados planes financieros respectivos.

 

Suponen ambos estadios iniciales, la necesidad perentoria de disponer de mentores y modelos adecuados que eviten otro tipo de crisis relacionada con la moneda única, o en nuestro caso, con las carambolas de la economía, ya que no solemos ser exigentes con nuestros políticos.

 

Haciendo historia, hay que remontarse a la época previa de los ochenta y tantos…. para recordar nuestra avidez para unirnos a la Europa entonces de los 10, por cierto, ciertamente reciproca, dado que non convertíamos junto a la hermana Portugal en dos nuevos apetitosos mercados, y por supuesto, con la admisibilidad de las reglas del juego que hubo que aceptar.

 

Puede aseverarse qué a partir de aquellas épocas aún no muy lejanas, vivimos económicamente bajo el sistema UE. algo más de un quindenio de forma sublime entre 1990 y 2007, (con algún claro-oscuro), gracias los cinco Fondos financieros vigentes en aquellos momentos, que resultaron de capital importancia.

 

A partir del último año, financieramente comenzamos a “enfermar” como consecuencia de la nueva vecindad, producida por la ampliación de la UE a los países del Este de Europa, lo cual llevaba aparejado compartir los recursos de los cinco Fondos existentes con los nuevos Miembros.

Con la excepción de 2009, cuando comenzaba a fraguarse la crisis del euro, España estuvo a un paso de convertirse en contribuyente neto con 33 millones de euros, coincidiendo con que Bruselas daba muestras de incapacidad de proporcionar a los ciudadanos la armonía y bienestar que auguraban sus inicios.

Desde 2010 a 2013, España, ve afectada su situación económica, entrando en zona de “cuidados paliativos”, compartiendo el propio desequilibrio financiero de la UE. dando lugar a la reducción de ingresos, percibiendo unos 500 millones de euros.

La anterior situación de la UE. intenta recomponerse a través del MARCO FINANCIERO PLURIANUAL 2014-2020, convirtiéndose España durante 2015, en receptor con 2.307 millones de euros.

En resumen, Raúl Jaime Maestre, (El Blog Salmón), afirma que España percibió hasta 2020, unos 260.000 millones de euros, procedentes de los distintos Fondos.

Otros autores como Amparo Estrada (HOY), se refiere a una percepción de unos 230.000 millones en los primeros veinticinco años, excluyendo Ayudas Directas e I+D.

Como puede observarse no son en absoluto cantidades despreciables y muy posiblemente España haya sido el país más beneficiado históricamente a través de la concesión de fondos europeos.

Pero el escenario a partir de estos momentos es otro muy distinto, en el que España no goza de buen cartel.

Según nuestras fuentes, desde hace años va careciendo cada vez de menor credibilidad en la Comisión, alentada por otros Estados Miembros que esgrimen los vaivenes políticos de dos ejecutivos, así como falta de capacidad ante los retos que supuestamente aguardan a Europa.

Una de las incapacidades según EL ECONOMISTA, España se encuentra por detrás de Eslovaquia y Rumanía y junto a Croacia, es señalada de utilizar únicamente el 43% de los Fondos Estructurales y de Inversión durante el periodo 2014-2020, aunque dispone de un plazo adicional para gastarlo hasta 2023.

Es decir, ejemplos como el anterior o, parecidos obligan a dudar a la Comisión, junto a su limitación crediticia y estado general de su economía, ante la inusitada “Cesta” a la que aspira España de miles de millones de euros, incluidas las opciones del nuevo marco para 2021-2027, así como el escaso plazo actual de amortización escogido.

Nuestro “historial” se amplía, entre otros, con el Tribunal de Cuentas Europeo, el cual se queja de la alta suma de errores cometidos con el deber de perfeccionar diversos controles sobre el COVID-19.

Finalizamos, significando el Titular, de la necesidad de “manos y pensamiento firmes” que garanticen sosiego para nuestra economía principalmente, respecto, “donde”, “cómo” y “cuándo” en una relación causa-efecto, los objetivos perseguibles se desarrollarán o no, bajo la responsabilidad que nos atañe.

 

Correo:  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Jesús Antonio Rodríguez Morilla Web: www.modificadosobraspublicas.com Doctor en Derecho (Cum Laude) Diplomado en Estudios Avanzados U.E. Caballero de Mérito por Real Orden Noruega