Imprimir
Categoría: Opinión
Visto: 202

EL SILENCIO DE LOS BORREGOS EN ESPAÑA

Información
Opinión 15 Diciembre 2021 202 Votos
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
social youtube xornalgalicia   feed-image

Sin ánimo de ofender. Soy un borrego obediente. Ya, por edad, me han puesto la tercera dosis de la vacuna anticovid. Salió una señora para decirnos que nos iban a poner una vacuna diferente, pero dijo que todas tienen los mismos elementos. Como pueden ver, soy un borrego obediente, en esta seguridad que da el pertenecer a un rebaño. Piensan otros por todos.

El pasado 25 de noviembre salió mucha gente en Burgos para mostrar su rechazo a cualquier maltrato o violencia contra la mujer, por el mero hecho de ser mujer.

Pero, aparte de desfilar a la orden de consignas que gritaban por un altavoz, el silencio en Burgos, en concreto, es un grito sin esperanza, ante todas las barbaridades que están haciendo con muchos padres y niños.

Miren, hace unos días, vi una excelente película en que se contaba la historia de un profesor de literatura, que, por una serie de circunstancias, terminó siendo miembro del temible partido nazi. Tenía un amigo, judío, que le pidió ayuda, pero cuando quemaron cientos de libros en el patio de la universidad, NO DIJO NADA. Cuando salieron a quemar tiendas de judíos, llevárselos en camiones, y matarles, NO DIJO NADA. Pero, cuando quiso ayudar a su amigo, había desaparecido en el sistema nazi, Y YA FUE TARDE.

Les confieso a Uds. que cuando mi vida pasó por los juzgados, y un juez firmó una sentencia sin conocerme, yo no protesté. Cuando tenía que estar el Ministerio Fiscal, la secretaria judicial y una procuradora, y no estaban, yo no protesté. No me dejaron hablar, y me quedé paralizado, y tenía obligaciones de padre.

Tampoco los abogados protestaban cuando funcionarias mentían en documentos que ocultaban que jueces y secretarias judiciales estaban ausentes. Y, así, en otras violaciones de mis derechos, no ya humanos, sino constitucionales. Yo obedecí, acepté, y quedé callado como un borrego asustado.

Ahora, una parte del rebaño ha saltado cuando reparten carnets de víctimas, como algunos de los másteres universitarios de algunos políticos. Mujer y estoy pensando en denunciar al hombre que libremente escogí, pues ya te dan el diploma de master, perdón, quería decir le dan el carnet de víctima de violencia de no sé qué. (Acreditación administrativa de la situación de violencia de género).

Pienso, luego existo. Yo pienso que estoy, estuve, o estaré maltratada. Una más para justificar el despilfarro de un dinero que debemos.

Es como llamar víctima de accidente de tráfico a uno al que que no le ha pillado ningún coche.

Queridos borregos, borregas y borregues, dejamos que nos pastoreen y se pasen por el arco del triunfo, no sólo nuestros derechos constitucionales, también un uso maligno del lenguaje, y así ESPAÑA NO TIENE ARREGLO.

Y dice esa buena gente que sale pastoreada a la calle: es terrible eso de la violencia contra las mujeres. Queridos borregos, borregas y borregues, ni las mujeres son buenas y tontas, ni lo hombres somos machistas, patriarcalistas y presuntos maltratadores, quizá por falta de oportunidades, por nuestro sexo.

Si todos, o casi, los ministros de turno, partidos políticos pensando en llevar el ascua a su sardina, aceptan: MUJER, SI PIENSAS QUE ESTÁS MALTRATADA Y PENSARÉ SI DENUNCIO O NO, Y TENGO DERECHO A MI DIPLOMA DE VÍCTIMA, VAMOS TODOS AL MATADERO. Dinero a cambio de acusar.

Mujer, pensarás, a mí eso me beneficia, pero, eres madre, hermana, tía, abuela, pareja de alguien, pues bien, esto les puede pasar a tu hijo, a tu hermano, a tu sobrino, a tu nieto……….:

-Les denuncia una mujer: DETENIDO.

-Les ponen en la calle, y tiene que seguir pagando la hipoteca.

-Sin que se haya demostrado su culpabilidad, QUEDA APARTADO DE LOS HIJOS.

-Arruinados por tanto pleito.

No me gusta el mundo que he vivido en el terreno judicial. NINGUNA DENUNCIA ES NECESARIA PARA DIVORCIARSE.

Me considero parte de este rebaño que sólo llora porque sube la luz, o no te dejaban entrar al bar.

Decían que cuando un sabio señala a la luna, el necio se fija en el dedo. MILES  Y MILES DE MUJERES SIN TRABAJO, denuncia y te ayudamos. SI SEÑALAS UN CULPABLE TIENES AYUDAS, en caso contrario, no.

Sigamos pastando y en silencio. ¿A dónde van los borregos?. Al matadero.

BEEEEEE, BEEEE, BEEEEEEEEEEE

Si Uds. están de acuerdo con esta Resolución de 2 de diciembre de 2021, de la Secretaría de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, por la que se publica el Acuerdo de la Conferencia Sectorial de Igualdad, de 11 de noviembre de 2021, relativo a la acreditación de las situaciones de violencia de género, y les parece bien, enhorabuena, realmente forman parte de este gran rebaño y SU SILENCIO DE LOS BORREGOS.

https://www.boe.es/boe/dias/2021/12/13/pdfs/BOE-A-2021-20570.pdf

BEEEEEEEEE, BEEEEEEEE, BEEEEEEEEEEEEEEEEEE

¿Pero saben qué es lo peor?. Una de las condiciones que imponen para dar este documento y dar, sobre todo, ayudas económicas:

ANEXO 3 Información a la víctima de violencia de género de los derechos reconocidos en la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de medidas de protección integral contra la violencia de género y otras normas aplicables:

5. Derecho a la percepción de ayudas sociales. De acuerdo con el artículo 27 de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, las mujeres víctimas de violencia de género que reúnan los siguientes requisitos tienen derecho a una ayuda económica:

No convivir con su agresor.

El Código Civil no exige a mujer casada alguna, o viviendo en pareja, justificar el abandono de una presunta convivencia. Tanto funcionarios del estado, comunidades autónomas, quizá ayuntamientos, y la propia mujer que reciba ayudas deben asumir la responsabilidad de considerar a su hijo, su nieto, su sobrino, su hermano, su amigo….. un delincuente en violación de todos los derechos humanos y constitucionales.

Mujer, sólo si acusas sin pruebas, aunque no sea cierto, o lo sea, y sin necesidad jurídica, te darán dinero. Cuando yo veo problemas sociales, los políticos ven maltratadores.

Perdonen, no se consideren Uds. borregos, borregas, borregues, si Uds. creen no serlo. Insisto, mil perdones.

Jesús Ayala Carcedo, de la ASOCIACIÓN DE PADRES DE FAMILIA SEPARADOS DE BURGOS-A.P.F.S.-Burgos.