CARTA ABIERTA A PEDRO SANCHEZ, PRESIDENTE DEL GOBIERNO, sobre la injusta y preocupante situación que atraviesan los psicólogos migrantes radicados en España

Información
Opinión 08 Noviembre 2021 161 votos - Para Votar tienen que ser usuario registrado
social youtube xornalgalicia   feed-image

08 de noviembre de 2021

 
Señor presidente,
 

Somos miles los psicólogos con titulación extranjera radicados en España que nos vemos imposibilitados de homologar nuestra formación universitaria debido a la normativa vigente desde 2014. Con ello se ve afectado no sólo nuestro derecho al trabajo, sino también nuestra salud ya que desde 2018 a la fecha, nos hemos visto atrapados en idas y vueltas administrativas, cambios arbitrarios de directivas, y una serie de maltratos que nos dejan en un estado total de indefensión y sin horizonte de futuro.


 
Hasta hace muy poco nuestros reclamos eran aislados, o a lo sumo agrupados en organizaciones por países, siendo la más activa de ellas la que nuclea a los Psicólogos Venezolanos. No obstante, debido a un envío masivo de cartas por parte del Ministerio de Universidades realizado durante 2021, la situación escaló a un punto que nos llevó a agruparnos y dar forma al MOVIMIENTO DE PSICOLOGOS MIGRANTES. El mismo agrupa actualmente a ciudadanos de 16 países, con titulaciones extranjeras tanto del marco europeo como extracomunitarias. Incluye también a españoles retornados, que luego de haber migrado y formarse en el extranjero, se han encontrado con este problema al regresar a su país de origen.
 
Con la publicación del RD 967/2014, de 21 de noviembre, los #PsicologosMigrantes comenzaron a ver imposibilitada la homologación de sus títulos. Hasta entonces las Licenciaturas Extranjeras eran homologadas sin problema por la licenciatura española, licenciatura que a día de hoy es valorada por la normativa vigente como Nivel MECES 3 (BOE 236, de 2 de octubre de 2015). No obstante, en la actualidad, las mismas licenciaturas no pueden homologarse ni siquiera por un nivel inferior: Grado Español de Psicología (Nivel MECES 2).
 
Entendemos que el ánimo con el que se elaboró el RD 967/2014 era acertado: facilitar los trámites para aquellas profesiones no reguladas otorgando una equivalencia, la cual exige menos documentación, y en teoría con ello debería ser otorgada de manera más rápida (aunque hoy en día, esto haya quedado solo en una promesa, ya que la espera mínima es de 2 años). No obstante, al hacerlo no se tuvo en cuenta el ordenamiento jurídico vigente, ni la interacción entre la nueva norma con otras instituciones jurídicas de larga data. Así, en el caso de Psicología, el no incluir a la misma entre las profesiones reguladas (Anexo 1, RD 967/2014, de 21 de noviembre) colisionó tanto con los requisitos legales para la colegiación ante el Colegio Oficial de Psicología (COP), como con los requisitos legales de acceso al Máster en Psicología General Sanitaria (MPGS), dándose la incoherente situación en la que para ambas se exige “grado español y homologación” siendo que la segunda ya no existe y es, desde la publicación del BOE, un requisito “imposible” de cumplimentar.
 
A partir de allí comenzó la etapa en la cual quienes presentaban sus tramites a posteriori de la norma no se encontraban en igualdad de condiciones que quienes lo habían presentado antes, obteniendo en lugar de un reconocimiento de Nivel MECES 3 una equivalencia que no les servía ni para colegiarse ante el colegio oficial de psicología, ni para acceder a realizar el Máster habilitante de Psicólogo General Sanitario. Desde allí surgieron una serie de reclamos ante los cuales el Defensor del Pueblo emitió como recomendación que el estado cumpliera con el mandato de la Ley de Salud Pública y regulara el grado de Psicología. Mismo criterio siguió la justicia en 2016, al fallar en una presentación realizada por el Consejo Superior de Psicología que la solución no era la vía judicial sino la regulación del grado por parte del Estado.
 
A finales del 2018 estas recomendaciones e indicaciones parecieron ser escuchadas, y en el BOE del 11 de Diciembre de 2018 se publicaba la Orden CNU/1309/2018 regulando los contenidos del Grado en Psicología. A partir de allí el Ministerio emite una serie de comunicados y circulares informando que comenzará a homologar, pero que lo hará a nivel de Máster en Psicología General Sanitaria y, que al hacerlo evaluará si el grado presentado cumple el requisito de 90 créditos ECTS Sanitarios a la vez que valorará la existencia de otros 90 créditos ECTS Sanitarios adicionales para homologar de manera conjunta Grado+Máster. Esta información es comunicada desde el Ministerio, las delegaciones de gobierno, el NARIC, y también desde los Colegios de Psicología que habían recibido la orden de hacerlo.
 
Es entonces, cuando miles de psicólogos, alentados por el Ministerio, el NARIC, y los funcionarios de gobierno, se lanzan a tramitar lo necesario en sus países, pagan las tasas, y presentan los tramites. Estos trámites son evaluados por los funcionarios y aceptados como válidos. Y allí comienza una interminable espera: expedientes que no aparecen en sistema, expedientes que no tienen movimientos, etc. Hasta que en 2021, luego del cambio de la plana política del Ministerio, se baja una orden sin apoyatura en ningún cambio normativo, y se envían cientos de cartas contradiciendo lo actuado en 2018 y exigiendo el “Grado español de psicología” so pena de cerrar los expedientes en 90 días.
 
Hablamos de una arbitrariedad manifiesta, que deja en estado de indefensión administrativa a miles de #PsicologosMigrantes ya que, luego de 3 años de promesas y mentiras, ni siquiera tienen una resolución en firme contra la cual recurrir en el contencioso administrativo. Los actos de gobierno deben ser consistentes con las actuaciones precedentes, y lo que aquí se observa es que cambios de funcionarios generan cambios de criterios que modifican resoluciones que deberían estar apoyadas en la normativa vigente y sólo en ella.
 
Por todo esto es que recurrimos al señor Presidente de Gobierno con el ánimo de acercarle una posible solución y solicitarle interceda por nosotros para gestionar la realización de la misma en la medida de lo posible.
 
Entendemos, al igual que lo hace la justicia, el defensor del pueblo, y el Consejo General de Psicología de España, que es necesario cumplir con el mandato de la Ley de Salud Pública y regular el Grado de Psicología. El hacerlo, no sólo nos permitirá solicitar la homologación de nuestros títulos para luego poder colegiarnos y proseguir nuestros estudios accediendo al Master PGS; sino que también, le permitirá a los Psicólogos Españoles mejorar la salida laboral de su carrera de grado que, a día de hoy, se ve obturada por la falta de regulación del mismo.
 
Sin una regulación clara de las competencias del grado, se le exige cada día más y más a los Graduados Españoles la posesión del Máster Sanitario para áreas no sanitarias, excluyendo así del acceso al trabajo a muchos de ellos que, al no pensar en dedicarse al terreno sanitario, no han realizado el Máster. Es por ello que creemos que la regulación del mismo es una solución óptima, no solo para nosotros como colectivo migrante, sino también para nuestros colegas españoles que ven complicada su inserción laboral.
 
Solicitamos entonces:
La regulación del grado español de psicología y la habilitación de la homologación a los psicólogos con titulación extranjera. Y también, como parte del colectivo de profesionales de la salud mental, nos sumamos al reclamo por más Plazas PIR y más Plazas PEPC para poder hacer frente de manera conjunta a la crisis de salud mental en la que estamos inmersos.
 
Respecto a ello decirle, que la imposibilidad de trabajar de la profesión que hemos estudiado y el estar atrapados durante años en semejante estado de indefensión, sin horizonte de futuro, nos lleva más allá de la mera discusión en el plano jurídico-legal o de derechos: el impacto en nuestra salud es evidente. Los problemas de ansiedad, depresión, pérdida del sentido de la vida, problemas para dormir, irritabilidad, y una sensación de malestar generalizado, son algunas de las sintomatologías con mayor incidencia entre el colectivo, según arroja un estudio reciente (APSAE 2021) realizado sobre una muestra de 107 psicólogos migrantes de 12 países.
 
Quedamos entonces a su disposición para poder trabajar de manera conjunta en la solución de esta problemática, reunirnos, aportar la documentación que sustenta nuestro reclamo, y toda acción que considere necesaria y en la que podamos sumar nuestro aporte.

 
Muchas gracias.

campana_de_propinas