Información
112 votos

Una carta al mundo / artículo opinión Jesús Antonio Fernández Olmedo.

Información
;Opinión 01 Septiembre 2020
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Nos encontramos en una situación donde cada vez hay más viviendas vacías es decir , segundas y terceras viviendas en manos de grandes tenedores , bancos y personas en general con capacidad adquisitiva alta y cada vez más gente sin tener donde ir , donde estar, dormir, vivir en definitiva y esto ocurre aquí en la europa de todos y para todos , donde "todos tenemos los mismos derechos".
De ahí que vayan surgiendo continuamente cada año más conflictos en esta materia. ¿ Para qué construir edificios nuevos ? La mayoría no tiene con qué pagarlos. Os que pensamos que unos jóvenes van a poder pagar esas hipotecas.  Lo lógico sería que se implementaran políticas sociales donde se construyeran viviendas de tipo social con cobertura estatal y ahí sí que sería lógica la construcción.
Del conflicto solo se benefician algunas empresas de seguridad.
Se habla mucho del repunte de la enfermedad del Covid 19 pero se encara sin contrataciones nuevas en la atención primaria.
Con bolsas de empleo prácticamente vacías a lo largo y ancho del territorio.
La atención primaria dique de contención contra las enfermedades está esquelética porque realmente no hay interés , se la deja a su suerte como si fuera a venir un milagro y la gente se fuera a curar sola.
Lo del pacto de estado huele raro.
Los empresarios con que se reúne el presidente son del IBEX 35 que ya han recibido ayudas millonarias durante la pandemia, si señores , esos si que han recibido realmente ayudas, no nos confundamos, mediante exenciones impositivas, subsidios y el pago de los ERTES por el gobierno.
Y este pacto no es más que allanar el terreno para repartirse las futuras ayudas de la UE así como preparar cierre de empresas y ERES por supuesto con la cínica complicidad de los sindicatos que ya no pintan nada en materia de lucha.
Por todos lados los extremismos resurgen con fuerza, resurgimientos neonazis, racistas y la intolerancia encubierta avanza por doquier en un mundo embrutecido por los diferentes medios de comunicación y por su misma falta de búsqueda de cada uno de nosotros en regenerarse y cambiar.