Lamentablemente los problemas pandémicos se han adueñado hasta de las primeras potencias las cuales los sufren como el resto de los mortales.

Los fallecidos en EEUU. son meramente estimaciones al igual que en otros países que se rigen por reglas estadísticas dispares, con lo cual, podemos permanecer sin conocer datos fiables durante décadas.

 

Según últimas noticias el gigante americano supera los 400.000 casos de contagio, esperando en breve alcanzar el 2% de su población.

Respecto a los fallecidos, se dirige hacia los 15.000 ¿? pero con las reservas oportunas de cifras realmente inconclusas como en resto de países afectados.

Curiosamente, revela Washington Post, otra tribulación adicional sufre la “patria chica” de Obama, bastión tradicional de problemas raciales, y relacionada con la extrema afectación que sufre su población, siempre la más afectada por la desigualdad y marginación.

Al respecto, la población de color tiene seis veces más posibilidades de morir que otros.

Sería el caso de Milwaukee, donde el pasado lunes, el 73% de los fallecimientos afectaron a dichos residentes, que a su vez sólo representan el 28% de la población del condado. (una fractura más)

Otros nuevos problemas surgen en EEUU convertidos en conflictos sociales y tampoco tan alejados de nuestra realidad, afectan el personal que atiende a los supermercados, expuestos prácticamente sin defensas a los riesgos de contagio. Empleados de grandes cadenas, han expresado su alta preocupación por compañeros fallecidos en los últimos días.

Otro sector, que vuelve a convertirse en calco de lo que sucede en España es el sanitario.

Según Washington Post, una reciente encuesta entre diversos hospitales acredita la escasez de todo tipo de material, la falta de Test comprobatorios y la existente tensión emocional qué ello acarrea.

De nuevo se comprueba en la Administración Trump un sumatorio de errores al igual que sus vecinos al otro lado del Atlántico, conlleva un riesgo para “nuestros cuidadores de primera línea de fuego”, junto a información no demasiado fiable.

El creciente desempleo constituye otro elemento desestabilizador en EEUU. Millones de desempleados cursan multitud de peticiones de ayuda a las Oficinas gubernamentales.

Otras actuaciones atípicas, sólo comprensibles en el sistema estadounidense, permiten, por ejemplo, la apertura de playas en el Estado de Georgia, autorizado por el Gobernador Kemp en contra de la opinión del alcalde de Tybe Islands.

Sí resulta sorprendente la lógica la decisión del Gobernador (demócrata) Evers respecto a suspender la votación de elecciones primarias en el Estado de Wisconsin, previamente autorizada su celebración por la legislatura estatal controlada por el partido republicano a pesar de su esperada concentración de personas en un acto de estas características.

Finalmente, recursos van y vienen han obligado a los confusos votantes a realizar interminables colas para ese sagrado deber que supone para los ciudadanos americanos las votaciones.

Otro claro conflicto de intereses totalmente intrínseco al proverbio americano; american way of life o forma de vida en EEUU.

C orreo: ../../../../../../SEGURIDAD%20RAFA/Wordcopiasseguridad/Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.">Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Jesús Antonio Rodríguez Morilla Web: www.modificadosobraspublicas.com Doctor en Derecho (Cum Laude) Diplomado en Estudios Avanzados U.E.   Caballero de Mérito por Real Orden Noruega

Otros articulos relacionados.....