Artículo Periodístico 3.229º: “Lolo de Linares, primer articulista beato”.

Información
jmm caminero 12 Octubre 2022 174 Votos Correo electrónico Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
social youtube xornalgalicia   feed-image

Todo ser humano es un misterio y un enigma, pero si además de todo ello, entramos en la ecuación la variable del Buen Dios o el Misterio Infinito Personal todo se amplifica. 

Manuel Lozano Garrido (Linares, 1920-1971) se considera el primer periodista y articulista o columnista beatificado de la historia. Cierto es que indicar el primero o el segundo o el décimo en cualquier ranking, siempre es aproximado, porque en la vida sociohumana, existen muchos tesoros escondidos, más en los terrenos de la cultura. Pero por el momento, no podemos negar que Lolo de Linares, escribió además de una decena de libros, unos cientos de artículos para la prensa de su tiempo, y, tuvo el carnet y fue considerado periodista, y, también articulista. Si un día a Chesterton se le beatifica, entonces, además de ser un escritor literario beato, si lo llega a ser, también será y compartirá los honores de columnista con Lolo de Linares. 

Todos los tiempos son difíciles, pero el veinte lo ha sido especialmente, los labios del veintiuno, también lo está siendo. Todo se modifica y cambia, hasta las montañas y los continentes, las especies vivas, por lo cual, no podemos pensar o sentir, que la vida y realidad humana, social e individual, no esté sometida a todos esos cambios y recambios, podríamos indicar. De momento, no disponemos de teorías y concepciones para saber exactamente, como va a ser el mundo social y humano de dentro de diez años. Porque en la realidad existen ocho mil millones de seres humanos, en la realidad miles de factores, y, todo va cambiando, nuevas ideas, nuevos artilugios, nuevas prácticas… No sabemos el talento que se encierra en el vecino de al lado, no conocemos la bondad o la maldad que está en la vecina de al lado. 

Lolo de Linares, en su limitación humana, era un genio en la moralidad y en la bondad. Un ser humano con todas sus limitaciones-debilidades-vulnerabilidades humanas, fue capaz, por y con la gracia de Dios, según el cristianismo, llegar a niveles altos de expresión humana, con las letras y las palabras, fue capaz de inmiscuirse en ese gran y grave misterio del nudo entre/del hombre/mujer y el Primer Motor que nos diría el maestro Aristóteles, la Persona Eterna del cristianismo. Puede que usted, por los motivos que sea, esté situado en el ateísmo o agnosticismo o en otras religiones no cristianas, pero no podemos sentir y notar la singularidad de esta persona, de este ser humano, que oficiaba el oficio de periodista y columnista y de ser humano con multitud de dolores –iba a escribir varón de dolores, pero esta es una expresión que en el catolicismo, solo se utiliza para el Nazareno, la gran variable de esta ecuación…-. 

Soy consciente/inconsciente del enorme misterio de un ser humano, soy consciente/semiconsciente de que no podemos encerrarlo en mil palabras. Pero también soy consciente y no consciente, que la humanidad, que cada generación de seres humanos, necesita tener espejos y lunas que reflejen algo de nosotros mismos. Lolo, el beato Lolo, es un enorme caleidoscopio, que puede decir y decirnos, a millones de personas y enfermos/as que existen en el mundo, que nos pueden expresar algo a/de nosotros mismos y en nosotros mismos. Que dentro del dolor, en la medida de cada uno, puede hacer cosas buenas para sí mismo y para los demás. Gestos buenos, palabras buenas, aunque no pueda producir vehículos, ni crear enormes teorías matemáticas o dirigir grandes emporios industriales. Que dentro del dolor, con su pensamiento y su deseo, aunque no pueda expresarlo, puede hacer mucho bueno y bien para ellos mismos y los demás. Por ejemplo, rezando por el/ella mismo/a, por todos nosotros, en ese misterio-enigma del humano concreto con el Misterio/Enigma del Dios Personal… 

Recuerdo, vagamente, que en esos meses anteriores y posteriores a la beatificación oficial, leí algunos artículos, que de alguna manera, no sé cómo expresarlo, que indicaban que “no era bueno, ni conveniente dignificar el dolor humano”. Pienso que esos autores, no fueron conscientes, que no se está en una situación masoquista, ni sádica, ni psicopática, ni enfermiza, ni neurótica en relación al dolor ajeno, al dolor propio. Sino que la experiencia humana, es que todo ser humano siente y sufre, es la condición humana, dolores físicos o psicológicos o morales o espirituales, o hibridaciones entre ellos. Que todo ser humano tiene el deber y el derecho de superar ese dolor y sufrimiento, de curarse de ese dolor y angustia y pena. Que debe buscar la ayuda especializada para intentar curar ese dolor y angustia y pena y desaliento. Porque si lo cura, no debe olvidar que vendrán otros, porque esa es la vida, un carrusel de alegrías y penas, en mayor o menor grado… 

Pero mientras se tiene el dolor, que puede durar un día o meses o años, mientras se tiene ese dolor y angustia, mientras que se está en ese pozo, además de curar, de intentar curárselo, todo ser humano, tiene el derecho de tener la esperanza, de que ese dolor, puede como las ostras, ir haciendo algo bueno con él. No produciendo más dolor, ni produciendo más angustia, ni produciendo más pena, ni produciendo más sufrimiento a otros, casi siempre cercanos, sino intentar que ese dolor, sin negar la búsqueda de la curación, llevarlo con la dignidad humana, sacar de ese dolor, las cosas buenas. 

Sé que es más fácil decir estas palabras, que después aplicarlas, porque te duele una simple uña, una simple muela, y, estás ese día fuera del autocontrol correcto, con todas las consecuencias negativas. Sé que es muy difícil, llevar el dolor, con la búsqueda de la curación, y, al menos, mientras que dure con dignidad y honestidad. Porque sé que es difícil, por eso es tan importante figuras como la de Lolo de Linares, beato y periodista, beato y articulista. Al final, uno de nosotros, el patrón de los columnistas. Aquí mi homenaje a esta persona, a este beato futuro santo, a todas las personas que hoy están bajo el manto del dolor, que serán cientos de millones, a todo ser viviente, que existe hoy y que existirá mañana, y que debe saber, que tendrá que soportar alegrías pero también dolores. Paz y bien… 

http://youtube.com/jmmcaminero        © jmm caminero (11-12 octubre 2022 cr). 

Fin artículo 3.229º: “Lolo de Linares, primer articulista beato”.