Artículo Periodístico 3.181º: “Humorista Gráfico: Madrigal”.

Información
jmm caminero 07 Septiembre 2022 204 Votos Correo electrónico Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
social youtube xornalgalicia   feed-image

El humor y el humor gráfico, sea blanco o negro o azul o amarillo, es una especie de misterio y enigma, como todo lo que hace/deshace la conciencia/inconsciencia humana. 

En esta serie sobre el humor gráfico que estamos haciendo, un mar inabarcable, en el que estamos comentando y homenajeando a museos y a humoristas gráficos, de este terruño o lagar o viñar que es Celtiberia le ha tocado el turno a Madrigal. -Bien sabe Dios, que he empezado varias veces, un artículo sobre esta persona/figura/personajes y lo he dejado, porque no encontraba el tono, espero que esta vez, ya por fin, se obtenga un vino macerado y con suficiente calidad en contenido y forma-. 

No entro en las disquisiciones/polémicas/dialécticas de tantos hombres/mujeres de la cultura, sea en el saber que sea, en el arte que sea, en el género que sea, que utilizan las palabras/frases/conceptos como arietes contra las murallas de las espaldas/corazón/alma de otro/s. Por razones, conscientes e inconscientes, no es mi forma de ser y estar en el mundo –aunque no todo lo que existe en la cultura me agrade o me guste o lo perciba como ingenio-. Yo, pienso y siento, que un autor, sea de humor gráfico o de pintura o de novela o de matemáticas o de física, aunque no me guste su forma de ser, sus actos o aptitudes o actitudes o su ética o sus contenidos en su disciplina, siempre pienso que ha hecho un enorme esfuerzo, por tanto, yo, yo tengo que tener respeto a ese trabajo, aunque no me guste… 

Por otro lado, pienso que en la Naturaleza, existen, muchas especies, y todas conviven o medio conviven entre ellas, pero todas son necesarias en un momento determinado, aunque después, cientos de miles de años después, se extingan o no, algunas de ellas... 

Pienso que cada autor o autora, nos proporciona un modo de percibir y de sentir y de pensar el mundo, estemos de acuerdo con esa producción o no. Pero alguien racional y razonablemente, puede estar totalmente en contra de un autor que haya realizado mil o diez mil tiras de humor, que haya realizado diez o cien novelas o, mil o diez mil poemas… Existirá en su seno, obras de mayor calidad y de menor calidad, de más ética o de menos ética, de más acierto formal o menos. Pienso que una obra cultural, de un alto nivel de cantidad, no puede ser juzgada, totalmente, con un suspenso, ni totalmente, todo, como un nivel de excelencia… 

Para mí, es un misterio y enigma que supera mi inteligencia, que alguien, pueda indicar, que tal autor, no tiene valor. Tal autor, que lleva diez o treinta o cincuenta años arando el humor gráfico o las palabras en forma de poema o la realidad en forma de ensayo filosófico. Pienso que en el mundo de la cultura sobran opiniones y falta misericordia y piedad, entre los que se dedican a este oficio, entre los que se dedican a analizarlos… 

Pienso y opino y percibo que Antonio Madrigal Collazo, 1940, Melilla, trasladado su cuerpo y su carne y su mente y su alma, a Segovia, a una edad temprana, es uno de los grandes humoristas gráficos de estas tierras, diríamos de finales del siglo veinte, último tercio, y lo que llevamos de este. 

Además de artista plástico o pintor, aunque ya he defendido muchas veces, que el humor gráfico a mi personalmente, me parece, como todos los géneros y todas las artes, que son hibridas, el humor gráfico es mitad actualidad-información, mitad arte plástico, es un género del arte plástico, mitad, arte literario, muy semejante al aforismo o a la frase corta o a los enunciados que se exponen en las tumbas de los cementerios –con sorna, usted dirá, en todo caso, ya ha citado tres realidades, periodismo, arte plástico y literatura, por tanto será un tercio-. Bueno debería añadir filosofía, metafísica, ciencias sociales, etc. De todos esos elementos se nutre el humor gráfico, de todos esos se alimenta, en mi modesta opinión, Madrigal… 

Casi todos los humoristas gráficos de esta Celtiberia, que han tenido nombre y renombre, quizás por eso, han pasado por Don José o La Codorniz. Madrigal, si mi memoria no me falla, también publicó, en el Don José, revista de no muy larga vida, dirigida por el gran Mingote, que nunca diremos lo suficiente bueno sobre él. Pero que entre otras características, ha sido capaz, de ver o entrever o percibir talentos que después se desarrollaron –no entro, en la cuestión eterna, si de los cientos o miles de viñetistas que pudieran existir después de aquella incivil guerra civil, que atravesó las almas de esta tierra, se quedarían muchos en provincias o en los barrios de las grandes ciudades, sin tener el lugar que les corresponde, tema eterno aplicable a todos los saberes y a todas las artes…-. 

El artículo literario de opinión, este que modestamente tiene usted ante sus ojos, es también un misterio, se tiene una idea, se empieza de una manera y se termina de otra –el escribiente, en este caso yo, no controlas el producto total, ni el intermedio, es un enigma, pero así es-. Cierto es que cada artículo sobre una temática, intento fijarme en algún aspecto. En esta serie sobre el humorismo gráfico, en algunos autores, pongo la luz y la punta de la espada en una temática, además de la del autor/a. Pero intento no repetir las mismas ideas sobre el humor en general y el humorismo gráfico. De alguna manera, esta columna habría que completarla sobre todas de la misma temática, al menos varias decenas ya… 

De Madrigal, debo indicar, que si el humor gráfico estuviese más valorado, si se tomase como arte plástico, un género más, si las obras de los humoristas gráficos estuviesen en Museos de Arte Contemporáneo o Actuales, y, no solo de Humor Gráfico, si estuviesen las viñetas en el mercado de galerías de Arte, en Ferias Internacionales de Arte, en Casas de Subastas, y, todo lo demás. Si todo eso se produjese, o se debería producir, Madrigal merecería tener algunas docenas de obras, de dibujos, porque dibujos son, aunque tengan humor, merecería estar en los grandes Museos de Arte Contemporáneo, con sus obras, al lado de las de Miró, Giacometti, Picasso, Braque, Tapies, etc. 

Mientras tanto, tantas entidades culturales, que existen en esta sociedad, que según las malas lenguas, algunas no saben que proyectos hacer, hagan una gran exposición antológica de Madrigal, antes que sus ojos se cierren. Realicen este homenaje que se lo merece, y paseen esos dibujos y pinturas de Madrigal por algunas decenas de ciudades, al menos de esta Península Ibérica. Aquí mi modesto homenaje. Por fin, he terminado el artículo de/sobre Madrigal, que he empezado varias veces, y, que nunca pasaba de las tres o cinco líneas. Paz y bien… 

http://www.facebook.com/cuadernossoliloquiosjmm   © jmm caminero (11 julio-07 sept. 2022 cr). 

Fin artículo 3.181º: “Humorista Gráfico: Madrigal”.