Artículo Periodístico 2.888º: “Cunqueiro y sus veinte mil artículos”.

Información
jmm caminero 09 Febrero 2022 270 Votos Correo electrónico Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
social youtube xornalgalicia   feed-image

En La Vanguardia del 25 febrero 2020 Carmen Naranjo indica que Álvaro Cunqueiro (1911-1981) escribió cerca de veinte mil artículos periodísticos desde 1930 a 1981. 

Miguel González Somovilla, ha hecho una antología de 200 artículos de los veinte mil que aproximadamente escribió e hizo públicos. 

Supongo que cuando el antólogo se refiere a antología de artículos, el antólogo, utiliza este concepto en sentido amplio, es decir, artículos-columnas-crónicas-reportajes-comentarios-sueltos, etc. Ya, que Cunqueiro fue un ser humano, que además de literato, que no siempre es lo mismo que escritor o que redactor, era también, articulista y periodista, en todos los sentidos, hasta director de periódico en alguna etapa de su vida. 

Cunqueiro como todo ser humano tuvo que atravesar las oleadas de la historia, lo mejor que pudo, según sus entendederas y sus comprensiones y sus realidades y sus circunstancias y su cerebro y sus deseos y… Él, decía, pienso que con justicia y equidad y verdad, que él, se adelantó a la literatura del boom suramericano, especialmente, la literatura de fantasia o de imaginación, en particular a García Márquez, en Cien años de soledad, quizás, porque ambos bebieron-degustaron las aguas-vinos-licores-olores de Kafka, ambos por su cuenta. 

Pero, nos fijaremos en las columnas-comentarios-crónicas-artículos de Cunqueiro. No sé si ustedes son conscientes, casi veinte mil, dicho por el antólogo, diríamos, uno de los mayores especialistas en el autor que comentamos, a su vez, también él es, periodista. Veinte mil columnas, puede ser, al menos el tamaño de quince mil folios, tomando como media de extensión, cada una de seiscientas y ochocientas palabras. En tal cantidad de material redactado, no solo existe una multitud de temáticas, sino una multitud de estilos y géneros y estéticas, y, multitud de variaciones, porque cincuenta años, más de la mitad de la existencia de un ser humano, han pasado muchas aguas-nieves-tormentas-hielos-calores-fríos por la mente-carne-cerebro-alma de cualquier ser humano, en este caso de Cunqueiro… 

Pienso que en nuestro sueño y suelo pentagonal de Iberia, no valoramos suficientemente, a los humanos y humanas, que intentan interpretar-entender-comprender lo que es y existe, sea imaginario o simbólico o social o natural o humano o individual o colectivo. O, mejor dicho, ponemos-situamos, unos cuantos que son las cumbres, y después, vienen docenas, que los colocamos-valoramos en las segundas filas o terceras filas, personas de valía en sus oficios y profesiones. Pero nos olvidamos de ellos. Y, si nos acordamos, es a nivel regional, por razones políticas o sociales o ideológicas o económicas o lingüísticas… 

Pero Goethe es esencial para Europa y para el mundo, fuese conservador o progresista, fuese romántico o ilustrado, fuese su lengua con términos alemanes o portugueses. No valoramos lo suficiente, en el campo que estamos arando, a los escritores y pensadores y articulistas. No valoramos lo suficiente a Cunqueiro. Si Cunqueiro hubiese redactado ideas en alemán o inglés o francés sería una de las grandes banderas de la cultura europea y mundial… Pero como bebió en dos lenguas-aguas, gallego y castellano, pues, sin estar en el silencio, sin estar ninguneado, sin estar marginado, sin estar exiliado cultural, sin ostracismo cultural, pero está minusvalorado, Cunqueiro es uno de los grandes escritores de la humanidad, haya escrito en el idioma de Marte o de los marcianos, o en gallego o en español… 

Percibo-siento-pienso que cada ser humano tiene una perspectiva de la vida, la quiera o no. Ha hecho una selección de todo lo que en el ambiente se le ha ofrecido, ha pasado por su tamiz de pasiones-deseos-pulsiones e ideas-conceptos y experiencias-vivencias, de fines-intereses, de educación y endoculturación y de ambiente e historia. De las mil circunstancias y variables que todo sujeto sufre… de todo ello hace una selección. Es su perspectiva de entendimiento y comprensión del y en el mundo. Ortega nos diría del yo y sus circunstancias. Y, todo el mundo, con esa visión micro-macro del mundo, vive y sobrevive. Y, la expresa, en el lenguaje oral natural, en sus actos, en sus deseos. Pero algunos seres humanos, esa visión la pasan a un tipo de lenguaje, sea científico o filosófico o literario o artístico plástico o teológico o… O, una mezcla de todos ellos. Lo plasman en papeles con letras o con manchas de color o con sonidos o con olores o con movimientos… Eso es todo. Unos escriben sus perspectivas con palabras o con escritura o con sonido o… y, oros solo las hablan. Esa es la diferencia… 

Cunqueiro, además de otras realidades es la imaginación. Es su sello de su personalidad, sea vivencial, sea literaria, sea cultural. Bien haría usted, no solo en leer novelas o en manuales de ensayo o de su oficio o profesión, sino también, se pusiese a leer-releer y pensar-repensar esta antología, o artículos de y sobre Cunqueiro… al final, somos inteligencia y entendimiento y pasiones y lenguaje y memoria y…, pero también somos imaginación. Somos materia y somos palabras, somos economía y política pero también símbolos y metafísica. Y, Cunqueiro tiene mucho de este oro-trigo-cebada-platino de la imaginación-imaginario-simbolismo. Recordemos la máxima de Anatole France. “la existencia sería intolerable si no hubiera ensueños”. Porque somos sueño y sueños y ensueños y metasueños. Paz y bien. 

https://museovirtualcuadernosdelamancha.wordpress.com © jmm caminero (08 en-09 febr. 2022 cr).  

Fin artículo 2.888º: “Cunqueiro y sus veinte mil artículos”.