Agobiado por la concupiscencia y las tentaciones aquella tarde el de Portoplano emergió de su lugar y empezó a caminar deprisa. La tentación y las tentaciones, cada uno, según época sufre unas y abandona otras. El ser humano es una lucha, lucha interior y exterior, con las tendencias que le llevan a errores morales, leves y graves, a hábitos negativos o perniciosos, graves o leves. Pero primero para combatirlos, hay que conocer que unos actos son buenos y otros no buenos y otros indiferentes, y después tener en cuenta las situaciones, circunstancias, realidades. Y los actos se convierten en hábitos, buenos o menos buenos o malos. Y los hábitos se convierten en costumbres tan arraigadas en los seres humanos que combatirlas, se necesitan una combinación de ayudas psicológicas, morales, espirituales, religiosas.

 

- ¿Qué es un acto bueno o malo o indiferente? ¿Existe una naturaleza humana y una naturaleza natural que nos indica, combinando cuando un acto es bueno y cuándo no lo es?

- Cambias las teorías morales y éticas de una sociedad y cambias la sociedad, en cientos de aspectos y de cambios de la realidad. Durante veinticinco siglos hemos intentando en Europa perfilar una moralidad, con sus errores, pero que era superior a otras, que han ido emergiendo durante cada época. Ciertamente, ahora estamos ante una situación en la cual, la gran ática y moralidad europea ha caído en una crisis enorme, y por tanto, la sociedad y los humanos que la habitan han caído en una grave crisis interior, de angustia y pena. La prueba jamás hemos vivido materialmente como ahora, y el ser humano está lleno de angustias, porque ha perdido los grandes valores tradicionales.

- Demasiadas ideologías-filosofías quieren convertir a los seres humanos, a que su animalidad-irracionalidad prime sobre su racionalidad-espiritualidad. Porque me temo que así piensan que son más fáciles gobernar y gestionar.

- No niego los errores éticos y morales del pasado, en la teoría y en la práctica, pero pocos perciben con claridad los errores morales y éticos actuales, basados en otras éticas o en modificaciones de la ética de siglos.

- Todo cambia, y la ética y moralidad también, pero hay que irlo haciendo comedida y mesuradamente, según el saber ortodoxo, filosófico, moral y científico, y si es posible, ortodoxo espiritual-religioso. Y si no es así, aunque muchos prediquen lo contrario, unos seres humanos caeremos en un mal moral, y otros, en varios. Y por mucha felicidad económica que existe, al final, llevaremos una angustia y pena interior enorme.

- Antes, las grandes normas morales y éticas, eran claras y evidentes, y al menos aceptadas por la mayoría, al menos intelectual y teóricamente, y cuándo alguien se saltaba alguna, sabía que se había equivocado en algo, cuándo alguien tenía un hábito negativo, sabía que tenía un hábito negativo. Pero ahora, muchas normas morales conductuales, las llamamos buenas, y muchas buenas, las denominamos malas. Es la gran crisis de Europa, Nietzsche en muchos sentidos ha ganado la partida de las mentes. Y ahora, el ser humano se encuentra desnudo, y la inmensa mayoría de la población de Europa, tiene las necesidades mínimas cubiertas, pero el corazón destrozado. Unos caemos en un error, teórico y varios prácticos, otros en otros. Y todos creemos que actuamos bien moralmente, y tenemos una ética correcta.

- La civilización que tenga una ética más correcta, adecuada y verdadera, dentro de la posibilidad de demostración de estos terrenos, esa civilización tendrá una gran ventaja sobre otras, no solo a ese nivel, sino en los estratos sociales, económicos, culturales, estatales, políticos…

- Cambias la interpretación cultural de una treintena de grandes conceptos teóricos-prácticos y cambias no solo la Cultura sino al ser humano, vas cambiando al ser humano con esa treintena de prácticas teóricos culturales, y vas cambiando la Cultura. La cuestión es no si se tiene que producir cambio o no cambio cultural, sino que el cambio tiene que ser hacia mayor grado de verdad-bondad, y por tanto realidad y bien.

- Existe ya en el horizonte, personas, minoritarias todavía, que no solo se conforman con el ateísmo, defienden el ateísmo, sino un “ateísmo radical”, es decir, que no solo quieren que no exista Dios, sino que desean quitar a Dios de la existencia, que desaparezca incluso la idea de Dios, se supone desaparezca del corazón de los seres humanos, de la sociedad, de la cultura, de la Cultura.

- No es lo mismo moralmente percibir y ver como un niño o adulto juega con un perro, que ese mismo niño o adulto le restriegue con unos calcetines sudaos a su padre. Esto que todo el mundo admitiría, después algunos dicen, que existe una relatividad de valores, o dicho de otro modo, que el bien o lo bueno, y el mal y lo malo, en gran parte es subjetivo, relativo, interpretativo según cada sujeto. No se indica, ni siquiera circunstancias y situaciones, es decir, adaptaciones de las teorías, a la multitud de factores de y que intervienen en la realidad. Por lo cual, ese relativismo, en defensa de antropologías individuales, vendría a decir, que existen una multitud de valores y una multitud de individuos, por consecuencia, cada uno tiene los que quiera. Que sería, salvando las distancias, que decir, que cada uno tuviese, según su personalidad, distintas concepción de la gravedad, por venir al caso, según sus intereses y circunstancias.

Nos guste o disguste, ante un problema moral, no pueden ser diez soluciones igualmente válidas, unas serán más que otras, unas más verdaderas que otras, sin negar la adaptación a circunstancias, variables, etc.

De vuelta a su redil-casa-habitación-vivienda el de Portoplano, intentó dilucidar, no solo cuestiones morales, sino lo que está debajo de las cuestiones morales. Los fundamentos y principios más profundos. Pero se decía, pienso para el bien de los otros, pero los otros, recogen aunque sea modestamente estas palabras y enunciados.

            http://twitter.com/jmmcaminero        © jmm caminero (24 abril-30 junio 2019 cr).

Fin artículo 1.705º: Citas IX de Juan de Portoplano

                                                                                  *

Los votos de Vox y Catalunya, en tres contextos

17-11-2019 Por Domingo Sanz

Rafael Fraguas, periodista y sociólogo, en su reciente entrega titulada “La extrema derecha se asienta en el Parlamento” nos recuerda...

Rosa Belmonte, gran periodista de Abc y la gran riqueza del español, lo hispano, lo iberoamericano

16-11-2019 Opinión

Le he escrito al gran diario monárquico español, Abc, después de leer el muy brillante artículo de Rosa Belmonte, "Todo...

Artículo Periodístico 1.869º: “Alejandra Pizarnik o la indagación en la subjetividad”.

15-11-2019 jmm caminero

Alejandra Pizarnik, Avellaneda, 1936, Buenos Aires, 1972, Argentina. Pizarnik la escritora y poeta que estuvo toda su vida intentando disminuir...