En el enorme enjambre de culturas-ideologías-filosofías-metafísicas-religiones-macrovisiones de la existencia y en la existencia que están en el mundo, los humanos, en ese mar de conceptos e interpretaciones vive, y también se ahoga. Igual que esa especie de hormigas, que a veces, se produce una especie de “pozo ciego caminando en círculo”, porque unas siguen a las otras, por el olor, y entonces acaban muriendo de inanición y de cansancio.

Pues algo, me temo nos está sucediendo a los humanos, por un lado las ciencias, no nos explican todo, al menos de momento, la filosofía o filosofías, incluidas culturas, artes, religiones, estéticas, etc., estamos insertos en un enorme tapiz de interpretaciones y no sabemos cuales son los más verdaderos. Al final, los humanos con sus diversas interpretaciones filosóficas se enfrentan unos con otros, pero con las mismas concepciones tecnológicas y científicas. ¿Si no encontramos un orden en las cuestiones de sentido, la humanidad, puede que estemos en el borde de la desaparición?

                        - Creo que para salir de la crisis de la filosofía, hay que seguir una serie de pasos, primero, toda cuestión filosófica, sea la que sea, pasarla a lenguaje lógico, a doble lenguaje, por un lado lenguaje normal oral natural y escrito, por otro lado, a lenguaje lógico.

                        En segundo lugar, reunir todo lo que se haya dicho sobre esa cuestión, de todos los saberes, y de todos los argumentos.

                        En tercer lugar, dilucidar, cuales son las respuestas más adecuadas y más verdaderas.

                        Cuarto, entrever si esa cuestión o parte de ella, podría ser respondida en parte, por el lenguaje o metodología científica, de alguna o algunas ciencias.

                        Quinto, analizar si la matemática podría aportar alguna solución a dicho problema filosófico o cuestión filosófica.

                        - ¿Me temo que al analizar la filosofía, de paso hay que analizar cuestiones que se denominar artísticas, estéticas, literarias, teológicas, culturales, religiosas… ¡Y aplicarles con respeto y tolerancia, pero con racionalidad, las metodologías científicas y las filosóficas a esas cuestiones…!

                        Todo debe ser analizado, todo lo natural o naturaleza, todo lo cultural o ideológico o conceptual. Y todo es todo. Con respeto, pero con razonabilidad, todo lo humano, todo lo natural, todo lo sobrenatural. Todo. Porque es la única manera, que los humanos nos pongamos de acuerdo, y no acabemos enfrentándonos, como llevamos milenios, por cuestiones culturales y conceptuales, acompañadas de necesidades económicas, políticas, afectivas, etc.

                        - ¿Puede seriamente, un filósofo o pensador, ser capaz de contestar a cientos de cuestiones como hasta ahora se hace, incluido modestamente yo?

                        ¿No es eso una vanidad y soberbia y petulancia, ningún científico, se cree capaz de encontrar cien soluciones nuevas a cien problemas nuevos, todo lo toma de la tradición de su ciencia, y a lo sumo investiga tres o cuatro cuestiones a lo largo de su existencia…?

                        ¿Pero nosotros los que nos dedicamos al pensar de la filosofía, incluido yo, hablamos y escribimos de cientos de cuestiones, y creemos que aportamos nuevas soluciones a cientos de problemas…?

                        ¿Todos, en mayor o menor grado, yo también, pasamos por la tentación, no digamos que no, en algún momento de la vida, creernos que somos los nuevos Platones, Aristóteles, Kant, Marx o Heidegger que podremos dar una nueva interpretación al todo, si no a todo el edificio filosófico, si a una gran parte de él…?

                        ¿Y caemos en esa tentación, de muchas maneras y formas, casi siempre, utilizando nuevas palabras y sobretodo, cambiando algunos matices y algunas interpretaciones de conceptos de ciencia pasándolos a filosofía, igual que en siglos anteriores se hicieron trasvases de la filosofía a la teología y de la teología a la filosofía, ahora es de todos los saberes a la filosofía…?

                        ¿Es decir, en un manual de física o de biología o de química de mil páginas, tienes insertados cientos de conceptos, aceptados por la inmensa mayoría de especialistas, y que abarcan multitud de temas y cuestiones, y que explican enormes trozos de la realidad…? ¿En filosofía tenemos cientos de libros de cientos de filósofos y de escuelas de filosofía, y de comentaristas y de interpretadores y lo único que tenemos son torres de babel y torres de marfil y luchas y diatribas y dialécticas de cientos de autores contra cientos de otros pensadores…?

                        - Un a sociedad o cultura que sus miembros o la mayoría de personas individuales, colectivos y grupos, no conozcan un grado suficiente mínimo de ciencia o de ciencias, cada uno según sus circunstancias, es una sociedad que está perdida, porque el saber ortodoxo que disponemos, no estaría a su alcance o no lo utilizarían, o dicho de otro modo pensarían con conceptos y categorías e ideas a y en multitud de temas, que son mejores o peores, más verdaderas o menos, que vienen de siglos o de ideologías o de culturas heredadas, pero que son en parte o en gran parte erróneas o falsas.

                        Lo mismo sucede con la filosofía, existen multitud de temas o cuestiones, que las ciencias todavía no han abordado, o quizás, tarde siglos en abordarlos, y esto son temas, que se intentan solucionar con la razón y observación y la argumentación, a esto se denomina filosofía. Si la población, no sabe o no conoce un mínimo de filosofía, cada uno según sus circunstancias, resultará lo mismo, que esos seres humanos, utilizarán conceptos filosóficos que pueden ser erróneos, o diríamos con respuestas, de siglos, que quizás nuevas han aportado nuevas razones. Y esto produce un enorme desequilibrio, porque cuestiones filosóficas, toda la población necesita, pero al mismo tiempo, no conocemos suficiente de filosofía. Así de este modo, se entiende que tantas personas acepten unas respuestas o soluciones o no otras. Pero que algunas son claramente irrelevantes o incluso erróneas. Porque queramos o no, todos estamos dentro del mar de la filosofía, de cientos de temas, hasta que las ciencias vengan y traten esos problemas o cuestiones.

            http://www.twitter.com/jmmcaminero">http://twitter.com/jmmcaminero         © jmm caminero (30 abril-28 junio 2018 cr).

Fin artículo 1,282º: “Cuestiones sobre la crisis de la Filosofía, II”.

Artículo Periodístico 1.715º: “Probablemente Dios si existe, V”.

Existen enunciados matemáticos, que solo entienden unas cuantas personas, pero que según dicho saber, con su metodología, se admiten como...

Carta abierta a Pablo Iglesias

Cuando era portavoz de los críticos de Podemos muchos no entendían que en democracia sin disenso no hay democracia, que...

SOMOS EL PRIMER PODER DEL ESTADO

Cuando me enfrento a la tarea de redactar unas palabras de presentación a la nueva edición de nuestro estudio sobre...

Catalunya a vista de pájaro en verano de 2019.

Con permiso del cambio climático, desde el cielo lento de verano el espacio de tiempo vivido y por vivir que...

DESARROLLO Y EMPLEO EN LA REPÚBLICA FEDERAL DE NIGERIA / JOAN LLOPIS TORRES

Cualquier opinión –se entiende una opinión sincera-, como todas las opiniones, será más o menos acertada en función de variables...

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, ese oscuro objeto del deseo

Los emigrantes miramos con la misma perplejidad que el resto de españoles el mercadeo entre los principales partidos políticos en...

PROVERBIO: UN NO, SIGNIFICA UN MEDIO SÍ.

Al parecer, este proverbio de origen árabe, que escuché por primera vez en Sevilla hace ya muchos años, a alguien...

Artículo Periodístico 1.709º: “Nueve mil millones de seres humanos”.

Se dice que para el año 2.050 existirán nueve mil millones de seres humanos, teniendo en cuenta, que en 1960...

Las grandes voces miden las grandes causas con varas distintas.

Cada día, los medios se declaran admiradores de las causas que enarbolaron líderes que hoy nadie cuestiona. Querían cambiar leyes...