APEDANICA investiga estafas procesales por denuncias falsas en Uruguay y plantea derecho comparado con el de España

Información
Jurídico 19 Abril 2021 932 Votos Correo electrónico Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
social youtube xornalgalicia   feed-image

@miguelgallardo Dr. (PhD) Miguel Gallardo PERITO Tel.  (+34) 902998352 E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@APEDANICA Asociación APEDANICA con registro del Ministerio del Interior www.cita.es/apedanica.pdf 

 

A la atención del Dr. DP médico en Uruguay y a quien interese

deliberando en https://chat.whatsapp.com/JY4EJvpXJSu2SsHOM7ISvP 

Deliberado publicado en www.miguelgallardo.es/uruguay-estafas-procesales.pdf

 

La asociación APEDANICA toma interés por lo expuesto en varios correos electrónicos desde el 7 abr 2021 13:18. Trataremos con máxima confidencialidad los datos personales que afecten a terceros, al mismo tiempo que publicaremos cuanto entendemos de interés doctrinal y pericial en casos como el suyo, agradeciendo cuantas contribuciones y propuestas o correcciones se nos hagan.

En principio, además de mantener cuanto usted ya ha visto de www.cita.es/denuncias/falsas y www.cita.es/falsas (que debemos actualizar con nuevas referencias y más jurisprudencia pero ahora intentando plantear y desarrollar derecho comparado internacional) en su caso recomiendo muy especialmente estudiar el equivalente en el Uruguay al artículo 250.1.7 del Código Penal español que tipifica la estafa procesal según una reciente reforma que está dando lugar a tutelas judiciales frente a los jueces engañados. En nuestra opinión, la estafa procesal tiene una enorme cifra negra de delitos efectivamente cometidos, pero poco y mal denunciados que casi nunca se juzgan eficazmente. Por este motivo, APEDANICA está muy abierta y en la mejor disposición para colaborar con juristas de cualquier país, y en cualquier idioma, que posibiliten la evidencia pericial probatoria y el enjuiciamiento de las presuntas estafas procesales, más aún si se originan con denuncias falsas. 

 

Mi consejo es que la sentencia que usted me ha comentado, junto a todos los documentos y testimonios que indujeran a engaño del juzgador, sean peritados considerando tanto la intención dolosa de engañar, como el perjuicio ocasionado indemnizable, o los errores inducidos que sean todavía subsanables. En este sentido, todo cuanto está publicado en www.miguelgallardo.es y www.cita.es está a la disposición de sus abogados, o de quienes puedan y quieran aportar o comentar por derecho comparado (nos interesan las tipificaciones penales de todos los países de América y Europa). Yo mismo, personalmente, estoy dispuesto a dictaminar con mi firma digital sobre cuantas evidencias documentales y testificales se me proporcionen, más allá de cualquier normativa penal o procesal, porque desde Aristóteles en el capítulo 27 del Libro V de su Metafísica, sobre “lo falso”, todo está por demostrar. Ofrezco para ello las siguientes referencias doctrinales:

Apuntes sobre ESTAFA PROCESAL

 

En la Doctrina fue reconocida y por la Jurisprudencia con anterioridad a su consideración explícita en la Ley Orgánica 8/1983, de reconocimiento en el Código Penal.

El Catedrático Don José Cerezo Mir, delimita el concepto en sentido amplio comprendería la cometida en el proceso por una parte mediante el engaño de la contraria (documentos o testigos falsos y consigue engañar al contrario, llevando a cabo éste, como consecuencia del error un acto de disposición (renuncia, reconocimiento, transacción etc). En sentido estricto sólo cuando una parte con su conducta engañosa, realizada con ánimo de lucro, induce al error al juez y éste, como consecuencia del error, dicta una sentencia injusta que causa un perjuicio patrimonial a la parte contraria o a un tercero (en este caso la persona engañada y el perjudicado pueden ser personas distintas). 

El Código Penal, art 250.1.7.º “Se cometa estafa procesal. Incurren en la misma los que, en un procedimiento judicial de cualquier clase, manipularen las pruebas en que pretendieran fundar sus alegaciones o emplearen otro fraude procesal análogo, provocando error en el juez o tribunal y llevándole a dictar una resolución que perjudique los intereses económicos de la otra parte o de un tercero”.

El delito de estafa procesal forma parte de la categoría de los delitos puramente formales, esto es, aquellos cuya antijuridicidad sólo se explica por razones de pura oportunidad jurídica, política o social y que, precisamente por ello, ofrecerían un campo abonado para el error de prohibición. Más allá también de la controvertida existencia de leyes meramente penales , fruto de una concepción iusnaturalista no compartida por todos, lo cierto es que la pretendida degradación de aquellas dos infracciones a una condición meramente formal, para producir los efectos pretendidos por la defensa, debería encontrar un apoyo complementario en el factum que, desde luego, está bien ausente. (STS, Sala 2ª 254, 29 de marzo de 2011).

En este proceso sería lo normal que el Juez o Tribunal ocupase la posición del engañado, aunque el perjudicado y el beneficiado sean otros, sin embargo el engaño de la parte litigante, a la que mediante argucias dentro del procedimiento se la impulsa hacia una renuncia de la acción o a un desistimiento. Por tanto se produce una estructura triangular con dualidad personal entre el sujeto pasivo y el sujeto perjudicado.

La estafa procesal puede ser cometida por el demandado en un proceso judicial. La STS 431/2019, de 1 de octubre, declara que la conexión de la estafa procesal con la estafa básica, cuando estamos en presencia, como en nuestro caso, de los actos procesales de un demandado en un procedimiento judicial, nos permite advertir que la naturaleza de la estafa o fraude se enraíza en la privación del derecho de crédito que se impone al demandante en un procedimiento si se admite que el demandado pudiera aportar documentos inexactos para producir engaño en el juez, aunque finalmente no lo consiga, ya que de consumarse el engaño habría un delito consumado, y, con ello, habría privado al actor de su derecho de crédito. "Nótese -expresa la citada STS 431/2019- que cuando el art. 250.1.7º señala que el delito de "estafa" será castigado... cuando:... y se remite al nº 7 para destacar la "estafa procesal", viene a definirla con una grado relevante de autonomía y poniendo el énfasis en sus elementos básicos, que aunque no desconectado absolutamente de la estafa básica del art. 248 CP, sí que les dota de autonomía, reconociéndose ese desplazamiento patrimonial que sería inherente a la privación del derecho de crédito que se produciría si se produjera por el demandado la presentación de documentos falsos a un procedimiento judicial, ya que ello integraría la estafa procesal, con perfecto encaje en el cumplimiento de los requisitos de la estafa básica y los propios de la estafa procesal por la inherente privación del crédito del actor cuando se intenta engañar al juez de que su reclamación es infundada y se postula el rechazo de la pretensión del actor con la "manipulación de pruebas en que pretenda fundar sus alegaciones" el demandado" (STS, Sala 2ª, 353, 22 junio de 2020).

El bien jurídico que se protege en la estafa es el patrimonio privado ajeno, cuando es atacado por medios insidiosos y fraudulentos (engaño).

Tribunal Supremo, Sala Segunda, de lo Penal, Auto 1237/2016 de 14 Jul. 2016, la llamada estafa procesal se caracteriza porque el sujeto pasivo engañado es en realidad el titular del órgano jurisdiccional a quien, a través de una maniobra procesal idónea, se le induce a seguir un procedimiento y/o a dictar una resolución que de otro modo no hubiera sido dictada. El resultado de ello es que no coincide la persona del engañado, quien por el error inducido realiza el acto de disposición en sentido amplio (el juez), con quien en definitiva ha de sufrir el perjuicio (el particular afectado). Es más, también la jurisprudencia ha estimado que puede producirse el fraude procesal cuando el engañado no es el juez sino la parte contraria, a la cual por determinadas argucias realizadas dentro del procedimiento (ordinariamente pruebas falsas o por simulación de un contrato) se le impulsa a que se allane, desista, renuncie, llegue a una transacción o, en cualquier caso, determine un cambio de su voluntad procesal como solución más favorable, lo que se denomina estafa procesal impropia ( STS 878/2004, 12 de julio ).

 

Sobre ESTAFA PROCESAL y otras falsedades mantenemos

 

fraudes o estafas procesales - CITA

http://www.cita.es › fraude-estafa-procesal

PDF FRAUDE PROCESAL O ESTAFA PROCESAL Y PERITO JUDICIAL. FRAUDES DE LEY EN PERJUICIO DE PERITOS JUDICIALES. Borrador doctrinal en ..

ESTAFA Investigación y Prueba Pericial Estafas estafados ...

http://www.miguelgallardo.es › estafa

Se realice con simulación de pleito o empleo de otro fraude procesal. Se realice mediante cheque, pagaré, letra de cambio en blanco o negocio cambiario ...

ESTAFAS y apropiaciones indebidas Teléfono 902998352

http://cita.es › estafas

Para investigar una estafa (en la que hay que probar engaño y perjuicio patrimonial), ... Se realice con simulación de pleito o empleo de otro fraude procesal.

 

Sobre DENUNCIAS FALSAS y falsos testimonios



Denuncias falsas - CITA

http://cita.es › denuncias › falsas

Pero siempre es mejor advertir a quien acusa imputando falsamente delitos, y a quien instruye policial o judicialmente una denuncia falsa, que no se dudará en ...

 

DENUNCIAS FALSAS - Miguel A. Gallardo

http://www.miguelgallardo.es › denuncias-falsas

PDF Sobre las víctimas de denuncias falsas y su asistencia técnica ... La denuncia falsa exige tiempo, inteligencia y atención de la víctima, pero no mucho más ..

Testimonios. Veracidad y mendacidad en los tesimonios ...

http://cita.es › testimonio

DEL FALSO TESTIMONIO. Artículo 458. 1. El testigo que faltare a la verdad en su testimonio en causa judicial, será ...

 

Falso Testimonio Recopilación de sentencias sobre falsedad ...

http://cita.es › falso › testimonio

El Juzgado de Instrucción nº 18 de Sevilla, incoó Procedimiento Abreviado nº 200/02 , seguido por un delito de *** FALSO TESTIMONIO *** , contra Cornelio y ...

 

Sobre ERRORES JUDICIALES

 

habeas erroris - CITA

http://cita.es › habeas-erroris

HABEAS ERRORIS. Errores en procedimientos administrativos y judiciales. Detección y corrección del error en una resolución errónea por Dr. (PhD) Miguel Gallardo ...

 

demanda de reconocimiento de error judicial - Miguel A ...

http://www.miguelgallardo.es › demanda-error

PDF 8 ene 2018 — errores judiciales habidos y denunciados en el procedimiento de 1ª instancia, limitándose como se puede observar en unas líneas a confirmar ...

 

Gmail - Recurso de AMPARO al Tribunal Constitucional

http://www.cita.es › amparo-errores-judiciales

11 jun 2018 — ... relevantes que evidencian por sí mismos graves errores judiciales e ... 3 http://www.miguelgallardo.es/nulidad-errores-tribunal-supremo.pdf 

 

Nota 1: Este ofrecimiento pericial es preliminar y no compromete en absoluto a ninguna ratificación ni a prestar ningún testimonio o pericia de ningún tipo, salvo pacto previo y expreso. La versión final del ofrecimiento deliberado se publicará en PDF

www.miguelgallardo.es/uruguay-estafas-procesales.pdf

 

Nota 2: Buscamos socios en Uruguay y otros países de América y Europa para los proyectos internacionales forenses descritos en

http://www.miguelgallardo.es/infografia-forense.pdf

http://www.cita.es/ilustraciones-forenses.pdf

http://www.cita.es/transcripciones-forenses.pdf

http://cita.es/apedanica-audiovisual.pdf

http://www.cita.es/apedanica-llama-presos.pdf

http://www.cita.es/apedanica-llama.pdf 

http://www.cita.es/anuncio-fotocopiadora.pdf 

y en inglés http://www.cita.es/copy-houses.pdf 

 

Pensando en “lo que falta” según el diálogo el Fedón 74e de Platón:

 

@miguelgallardo Dr. (PhD) Miguel Gallardo PERITO Tel.  (+34) 902998352 E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@APEDANICA Asociación APEDANICA con registro del Ministerio del Interior www.cita.es/apedanica.pdf