Ayuntamiento de Madrid debe informar de fiasco monstruoso del ECOBARRIO de Vallecas y sus costes por transparencia municipal

Información
Jurídico 21 Septiembre 2020
social youtube xornalgalicia   feed-image

Dr. (PhD) Miguel Gallardo PERITO Tel.  (+34) 902998352 E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Asociación APEDANICA con registro del Ministerio del Interior www.cita.es/apedanica.pdf

 

Ayuntamiento de Madrid (TRANSPARENCIA) por solicitud publicada en www.cita.es/ecobarrio-transparencia.pdf 

 

Por lo dispuesto en la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, como mejor proceda, a quien corresponda, SOLICITAMOS: 

 

1º Todos los ingresos (financiación pública como el pan E o FONDO ESTATAL DE INVERSIÓN LOCAL CREADO POR EL REAL DECRETO-LEY 9/2008 o privada de cualquier tipo, así como cobros por ventas o alquileres o concesiones o impuestos o cualquier forma de ingreso municipal) relacionado o relacionable con el “ECOBARRIO” de Vallecas o PROYECTO DE CALEFACCIÓN DE DISTRITO – DISTRICT HEATING. CENTRAL DE PRODUCCIÓN DE CALOR PARA CALEFACCIÓN Y AGUA CALIENTE SANITARIA (A.C.S.) EN COGENERACIÓN. COLONIAS MUNICIPALES DE SAN FRANCISCO JAVIER Y NUESTRA SEÑORA DE LOS ANGELES. DISTRITO DE PUENTE VALLECAS -MADRID, directamente o no.

 

2º Todos los pagos realizados por el Ayuntamiento de Madrid relacionados con el mismo proyecto y obra, desglosando especialmente todos los pagos por expropiaciones de propiedades de cualquier tipo en la zona afectada por una parte, y por otra, cuanto haya beneficiado a las empresas ACS, Urbaser o cualquier otra adjudicataria o concesionaria o beneficiaria del “ECOBARRIO” con toda la documentación disponible, en el formato digital más reutilizable para buscar, o copiar y pegar datos, que sea posible.

 

Aunque no es necesaria ninguna justificación ni legitimación para solicitar toda la documentación e información contable sobre el “ECOBARRIO” de Vallecas, aquí proporcionamos para facilitar la búsqueda, una referencia del proyecto que puede verse en Internet 

https://www.madrid.es/UnidadesDescentralizadas/PerfilContratante/PC_Areas/PC_Urbanismo/EXPEDIENTES%20DE%20CONTRATACION/2010/ficheros/PLIEGO%20DE%20PRESCRIPCIONES%20TECNICAS%20PARTICULARES.pdf 

y varias relevantes noticias publicadas en prensa para precisar lo que solicitamos sin perjuicio de posterior ampliación o precisión y en todo caso, estamos a la disposición del funcionario público que sea responsable de tramitar esta solicitud de TRANSPARENCIA, a quien ofrecemos para mayor facilidad de comunicación nuestro teléfono 902998352 y correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

 

NOTICIAS PUBLICADAS sobre el ECO-BARRIO de Vallecas

 

https://www.libertaddigital.com/sociedad/las-victimas-del-eco-barrio-de-gallardon-no-se-dan-por-vencidas-1276385110/

Las víctimas del eco-barrio de Gallardón no se dan por vencidas Lo que Gallardón quiere desalojar para levantar su eco-barrio es una colonia de viviendas sociales abandonadas por el ayuntamiento desde hace años, Aún así, muchos de sus vecinos se niegan a abandonarlas.

FERNANDO DÍAZ VILLANUEVA 2010-02-22 A sólo una manzana de la Asamblea de Madrid el barrio de Vallecas se revela tal cual fue en tiempos no tan lejanos, antes de las urbanizaciones de ladrillo visto cerradas a cal y canto, videotelefonillo, piscina y pádel. Es un Madrid que desaparece poco a poco, ese Madrid ya irremediablemente degradado de edificios sin ascensor donde las señoras subían esforzadamente el carro de la compra y los vecinos hablaban a voces de balcón a balcón.  La colonia que delimitan las calles del puerto de la Bonaigua, Martínez de la Riva y la avenida de San Diego es un reducto de aquel Vallecas obrero de olla de barro de hace medio siglo. Los edificios de la colonia, levantados en los años 50 son humildes casonas de tres alturas que albergan pisos minúsculos, de apenas 35 metros cuadrados sin balcón ni terraza. Los hizo el Estado para que gente sin recursos pero honrada pudiese, año a año, pagando un pequeño alquiler, convertirse en propietarios.  Y así, en su menestral anonimato, vivían los vecinos de esta pequeña colonia hasta que, en los años noventa, los políticos regionales se llevaron el parlamento autonómico a la puerta de sus casas. Todo el barrio cambió. Se demolieron casas bajas, se reordenaron las calles, se pusieron fuentes, se abrieron parques y se levantaron fincas de ladrillo con balconcillos blancos para que la clase media urbana afluyese al barrio. La guinda del pastel fue el centro comercial Madrid Sur, construido justo enfrente de la Asamblea.  La colonia quedaba, pues, como un relicto de otros tiempos, necesariamente más infelices. Por esa razón el ayuntamiento lleva 20 años intentando acabar con él. Juan Manuel, que es algo así como el portavoz del próximo edificio sobre el que va a caer la piqueta, me cuenta todo esto insistiendo en que él y su familia llevan desde 1978 viviendo aquí. “Mira, yo vivo en esta casa desde hace 31 años, desde el 78. He pagado religiosamente todos los meses de alquiler hasta que nos dejaron de pasar el recibo”.  Las casas, totalmente abandonadas a su suerte, no está claro a quien pertenecen. Los vecinos aseguran que a ellos; pero, en la práctica, parece que el ayuntamiento dispone de la propiedad plena porque acaba de avisarles para que abandonen, de grado o por la fuerza, un edificio que va a ser demolido tan pronto como se quede vacío.  “Están tirando todos los edificios desde hace mucho, ese de ahí lo echaron abajo hace dos semanas… y hay máquinas aún sacando escombro” me revela el camarero de una cafetería donde un grupo de gitanos de negro riguroso y barba de dos días se toma el café antes de salir para un entierro. El paisaje urbano al otro lado del ventanal es lamentable. Las demoliciones recientes han dejado lo que un día fue el jardín comunitario como una zona de guerra. Cascotes, pozos al descubierto y barro, mucho barro que, según me cuentan, se transforma en polvo en cuanto deja de llover.  “Casi prefiero el barro”, dice una mujer gitana con un bebé en brazos, “con el polvo se pone todo perdido y al niño le entra la bronquitis”. “¿Qué tiempo tiene el niño?”, le pregunto, “diez meses y mira lo rico que está” me contesta orgullosa la madre, que difícilmente supera los veinte años. “Nos van a echar con la criatura y no tenemos ni trabajo ni nada”. De los pocos vecinos que quedan en la finca, –siete en total– la mayor parte son gitanos, familias jóvenes que dicen ser propietarias de las casas.  “Si no me haces fotos ni dices como me llamo te cuento lo que ha pasado aquí” me dice una mujer de unos 60 años, pelo blanco y empleada de limpieza. “Aquí todos éramos payos, sabes, pero hace ya muchos años empezaron a entrar gitanos para ver si así nos echaban”, “de modo que los gitanos son okupas ilegales”, replico, “no, no entraron a patada, les dejaron entrar, pero no sé yo quien, a lo mejor el ayuntamiento para que nos largásemos, pero conmigo van listos porque yo nací aquí, en Vallecas, cuando todo esto era campo y no me pienso ir”.  Los gitanos son más reacios a hablar, desconfían y uno, grandón y desinhibido, me pide de un grito desde el tercer piso que diga a los políticos que le den una casa. Subo, y allí, junto a la barandilla del pasillo al aire libre, una mujer me describe con todo detalle las humedades del techo, “y nadie me lo arregla”. El estado de la finca es lamentable. Toda la fachada está, literalmente, que se cae a pedazos y no hay ya hueco para más pintadas, casi todas, eso sí, reivindicativas.  “A ver, muchos ya se han ido engañados, porque se los llevan a freír puñetas de aquí y además tienen que pagar”, insiste Juan Manuel, “les han dicho que las casas no son suyas a pesar de que llevan toda la vida pagándolas y han cogido lo del realojo pensando que no tenían nada… y sí que lo tenían, estos (políticos) hacen lo que les da la gana con los pobres, porque no nos quejamos.”  Cuando un vecino se acoge al plan municipal de realojo, los técnicos del ayuntamiento entran en la casa, tapian la puerta y las ventanas e inutilizan todo el sistema de saneamiento. “Así ya no vuelven a ocuparlo” dice Juan Manuel, “pero es que llevan la tira intentando que no se venga la gente, desde hace 15 años lo menos, hasta han puesto guardias jurados para que no se meta nadie”.  Los guardias, que tienen un pequeño cuarto en la planta baja ni están ni se les espera. “Vienen, echan un vistazo y se vuelven a ir”. El edificio, aunque en mal estado por fuera, “está perfectamente por dentro, no amenaza ruina, y tengo un informe de un arquitecto que lo demuestra, mira, mira, con sello y todo” asegura Juan Manuel golpeando con la mano derecha lo que parece ser una inspección técnica hecha en 1997.  Para que vea con mis propios ojos que no hay grietas dentro de las viviendas, Juan Manuel me invita a entrar en su casa, pero una inesperada sorpresa me espera en la puerta: dos perros de presa, uno negro y otro blanco, los dos con muy malas pulgas, salen gruñendo de la caja de cartón donde viven. “No hacen nada” me dice desde lejos, y es posible que no se lo hagan a su amo. Yo, por si acaso, no me acerco.  Un perro de estas características es uno de los mejores antirrobos del mundo, y llegado el caso, podría ser un medio de, sino evitar, si envenenar bastante el desalojo. “O me dan lo que vale esta casa o no me voy de aquí, llevo pagando muchos años y es mía”. En medio de aquella miseria y aquel caos aparece, dando una nota discordante, un abogado acompañado de un notario. “Viene a dar fe que las casas son nuestras para que el alcalde no nos pueda echar”, dice un vecino convencido que los derechos de propiedad son sagrados.  Quizá, en este rincón de Madrid el derecho de propiedad no sea tan intocable como suponen los que lo apelan. A media mañana, la policía municipal acompañando a un funcionario de lo mismo han hecho una visita de cortesía para avisar, vecino por vecino, que o ahuecan por las buenas o se les sacará por las malas. Si la Justicia no lo impide, tienen una semana.  

 

https://www.europapress.es/madrid/noticia-desalojan-cerca-decena-familias-vallecas-afectados-algunas-viviendas-les-pertenecen-20100511132035.html

Desalojan a cerca de una decena de familias de Vallecas aunque según los afectados algunas viviendas les pertenecen MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) - Cerca de una decena de familias del barrio de Vallecas (Madrid) fueron desalojadas hoy por la Policía Municipal en torno a las siete de la mañana, a pesar de que los afectados argumentaban que en algunos casos las viviendas les pertenecían y que todas las casas están en buenas condiciones, culpando al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, de echarles para poder construir un ecobarrio en la zona. En declaraciones a Europa Press Televisión, José Lorenzo, que vive desde el año 1978 en una de las viviendas afectadas, subrayó mientras mostraba el contrato de su vivienda que ésta le pertenece legalmente, ya que ha pagado los recibos desde hace más de 40 años. En esta misma situación se encuentra Mercedes, que describía cómo la Policía había tirado la puerta de su vivienda ante su negativa a abandonarla y se preguntaba dónde iba a vivir con dos hijos. Presumiblemente, los vecinos desalojados pretenden quedarse en tiendas de campaña junto a sus viviendas hasta que el Ayuntamiento les ofrezca una solución. Salvador Lozano, presidente de la Asociación VK Sierra, apuntó que después de recibir la noticación de la orden de desalojo el pasado 11 de enero, los vecinos pidieron informes de los arquitectos y la actuación del servicio de bomberos, y subrayó que el edicio no presenta "deciencias en su estructura" por lo que aseguró que el desalojo se debe a que el inmueble es "un obstáculo" para la construcción del nuevo barrio. Finalmente, Lozaro destacó que sólo piden que se abra una "negociación" para que se les ofrezca alternativas, ya que muchos de los vecinos tienen un contrato por el que serían residentes legales y las autoridades municipales no han querido escucharles, tal y como recordó. 

 

http://vallecasweb.com/actualidad/item/vallecas-ecobarrio-san-diego-central-termica-fiasco-140308

 

08 Marzo 2014  El Ecobarrio de San Diego se convierte en un auténtico 'ecofiasco' Publicado en Actualidad  LA CENTRAL TÉRMICA QUE IBA A ABASTECER DE ENERGÍA AL BARRIO, NUEVO MONUMENTO AL DESPILFARRO El Ecobarrio de San Diego se convierte en un auténtico 'ecofiasco'   Gonzalo Martín | Vallecasweb Cuando en junio de 2007 la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, presidido por el entonces alcalde Alberto Ruiz-Gallardón, daba el pistoletazo de salida a un “ambicioso” plan para convertir las colonias de Nuestra Señora de los Ángeles y San Francisco Javier en un entorno envidiable por los amantes de la energía ecológica, pocos podían imaginar que siete años después, el proyecto inicial se iba a quedar en nada salvo una Central Térmica que no funciona y un buen número de solares vacíos en los que sólo crece la hierba y por los que los vecinos de la zona sacan a sus perros a pasear para que hagan en ellos sus necesidades.   Más información sobre el Centro Comercial Albufera Plaza CLICANDO AQUÍ  Las “bondades” al proyecto pronto contaron con la oposición de Izquierda Unida en Vallecas, que ya en 2011 denunciaba el estado de abandono en que se encontraba sumida una zona “comida” por las basuras y el deterioro de los equipamientos, incluidos los parques infantiles.  En noviembre de 2010, los periodistas pudimos visitar la Central Térmica “estandarte” del proyecto y que por aquel entonces tenía como fecha de puesta en marcha diciembre de ese mismo año. Pese a los retrasos “imprevistos” se anunció que finalmente entraría en funcionamiento cuatro meses después, en marzo de 2011, aunque los ingenieros alardearon de que incluso “se podría terminar antes de ese plazo”. Sin embargo, sus “artes adivinatorias” se mostraron pronto ineficaces: la central nunca se pondría en marcha.  La Central Termoeléctrica que se construyó en el Puente de Vallecas, con sus enormes cinco chimeneas plateadas, siempre sembró la desconfianza entre los vecinos del barrio de San Diego. Por mucho que les aseguraron de que lo que expulsaría sobre sus viviendas serían productos no tóxicos, los vecinos nunca terminaron de creérselo. De hecho, muchos “respiran” aliviados —en el sentido literal de la expresión— al saber que sigue sin funcionar y lo consideran, en la actualidad, como un simple adorno, para algunos moderno y para otros “feo de narices”.  Tras el derribo de las infraviviendas, la idea originaria consistía ocupar los solares resultantes con edificios de nueva construcción, modernos y adaptados a los más modernos avances de reciclado de basuras y eficiencia energética, con un sistema hidroneumático que llevaría la basura desde las casas hasta la central de compostaje. Sin embargo, siete años después y tras haber consumido más de 20 millones de euros de dinero público, los resultados son un barrio fantasma y unas enormes torres metálicas, si cabe más fantasmagóricas aún. Los vecinos de toda la vida siguen bajando la basura a los contenedores de siempre desde sus viviendas sin ascensor y sin que un sistema hidroneumático les alivie la faena.  De las más de 2.000 viviendas inicialmente previstas tan sólo se han construido 450 pisos. Entre las parcelas ahora convertidas en solares sólo existen las calles y los espacios públicos, con parques infantiles y zonas para el ejercicio físico de los mayores incluidos a los que la basura, los pedruscos y las malas hierbas se comen cada día, según ha podido comprobar este periódico. El aspecto general no es el de una zona en construcción, sino más bien en proceso de derribo.  La Empresa Municipal de la Vivienda, que iba a ser la encargada de construir las viviendas en los espacios edificables, se ha lavado las manos y ha pasado las parcelas a titularidad municipal, por lo que es muy probable que el Ayuntamiento de Madrid se decida a subastarlas y sea finalmente la iniciativa privada quien construya los pisos junto a las cinco torres metálicas de la Central Térmica fuera de uso.

 

Referencias publicadas en el dominio municipal madrid.es

 

Fondo Estatal de Inversión Local

www.madrid.es › FEIL › FicherosFEIL › por_distritos

PDF

50 213 PUENTE DE VALLECAS. DISTRICT HEATING Y CENTRAL DE RECOGIDA DE RESIDUOS SÓLIDOS EN ECOBARRIO. 2.676.687,00. 53 213 PUENTE ...

 

El Ayuntamiento cede a la EMVS diez parcelas para la ...

www.madrid.es › Inicio › Actualidad › Noticias › El-A...

15 dic. 2016 - Las nuevas promociones de Puente de Vallecas estarán conectadas al “District Heating”, un proyecto del Ayuntamiento de Madrid en el ...

 

distritos

www.madrid.es › noticias › Planinversiones › ficheros

XLS

DE LOS ÁNGELES, 5,146,736.00, 213, DISTRITO DE PUENTE DE VALLECAS. 170, 035, DISTRICT HEATING Y CENTRAL DE RECOGIDA DE RESIDUOS ...



Dr. (PhD) Miguel Gallardo PERITO Tel.  (+34) 902998352 E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Asociación APEDANICA con registro del Ministerio del Interior www.cita.es/apedanica.pdf

 

Ayuntamiento de Madrid (TRANSPARENCIA) por solicitud publicada en www.cita.es/ecobarrio-transparencia.pdf 

campana_de_propinas