Si normalmente cerramos los ojos a las 23, permanecer expuesto a luz azul de los móviles puede hacer que resulte imposible conciliar el sueño hasta pasadas las 2 de la madrugada

Información
;Gente 03 Marzo 2017 Sección; Especiales

Alejandro Andersson, prestigioso neurólogo y director del Instituto de Neurología de Buenos Aires, aseguró que al revisar el celular en las noches, justo en el momento previo a conciliar el sueño, el cerebro envía corrientes de luz potente que resultan mensajes contradictorios, ya que disminuye la secreción de la hormona melatonina, encargada de inducir al estado de sueño .

La recomendación del especialista es evitar el brillo de las pantallas minutos antes de ir a dormir, por lo que aconsejócontar en el dormitorio con una luz más cálida porque afecta menos a la producción de esta sustancia y, a medida que avancen las horas, el cuerpo irá pidiendo descansar".

"Si normalmente cerramos los ojos a las 23, permanecer expuesto a luz azul puede hacer que resulte imposible conciliar el sueño hasta pasadas las 2 de la madrugada", concluyó el neurólogo.