Información
166 votos

Errores más habituales a la hora de elegir un seguro

Información
;Comunicados 13 Noviembre 2020 Sección; Especiales

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Es posible que en algún momento hayas tenido que hacer valer una cobertura de un determinado seguro y te has encontrado con muchos obstáculos… probablemente debido a que cometiste un error cuando lo contrataste.

Uno de los errores más comunes es no elegir una buena correduría de seguros de entrada, como sería el caso de Fronting.es. Esta entidad tiene tratos con entidades especializadas en seguros y reaseguros, y con sus 20 años de experiencia dedicados al sector, podemos estar tranquilos de que nos ayudarán a dar con el tipo de seguro que buscamos.

En este artículo vamos a recopilar algunos de esos típicos errores que muchos de nosotros cometemos al contratar un seguro.

Evita estos errores al contratar un seguro

safe-913452_1280.jpg

1. Dejarte llevar tan solo por el precio

Es innegable que el precio es uno de los factores más importantes a la hora de elegir la compañía o la póliza con la que aseguramos el riesgo, pero no lo puede ser todo.

 

Habrá que comprobar también otros criterios, como las coberturas, carencias, exclusiones, franquicias, entre otros.

Si un seguro tiene un precio demasiado bajo para ser cierto, probablemente es porque lo sea. Lo más probable es que tenga este coste tan reducido porque se sacrifiquen algunas prestaciones de importancia.

También es importante investigar a la empresa para analizar su solvencia y la capacidad que tiene a la hora de gestionar los siniestros (esta información podemos encontrarla en las opiniones y testimonios asociados a la empresa).

2. No completar todos los datos, o rellenarlos incorrectamente

Cualquier error incompleto o erróneo puede dar lugar a muchos problemas a la hora de hacer valer el seguro. Por ejemplo, si estamos contratando un seguro de vivienda y podemos personalizar algunas de las coberturas que incluye, tendremos que evaluar muy bien que nos interesa, y que no.

Si no marcamos la casilla de cobertura de atraco fuera de la vivienda, podemos despedirnos de esta cobertura si nos termina pasando algo.

3. No anular la póliza correctamente

Si quieres anular una póliza, este hecho se debe comunicar por escrito en el plazo de 30 días antes de que venza (esto estará indicado en la ley de contrato de seguro). Si lo comunicamos fuera del plazo establecido, y nos hacen el cargo, de nada servirá devolver el recibo.

Es más, la entidad puede que reclame la prima, incluso hasta es posible que tengas que pagar intereses por ello.

4. Solicitar presupuesto de un nuevo seguro mucho antes de que caduque el que ya tenemos

Los precios de los seguros pueden variar de la noche a la mañana. Si empezamos a buscar presupuestos mucho antes de que venza el que tenemos vigente, es posible que no se mantengan las mismas prestaciones cuando nos toque renovarlo.

Lo inteligente sería saber cuando va a vencer y empezar a buscar seguros un poco antes, manteniendo un tiempo prudencial.

Evita estos errores y podrás elegir un seguro sin llevarte las manos a la cabeza cuando tengas que hacer valer alguna cobertura. Y, sobre todo, utiliza tu sentido común antes de firmar nada.