Dificultades para acceder a financiación, imposibilidad de cambiar de compañía telefónica o pagar mayores gastos son algunas de las “trabas” que tiene estar en una lista como Asnef

 

Las listas de morosos son aquellos ficheros elaborados por varias asociaciones, en las que diferentes compañías facilitan datos de sus clientes, que aglutinan los datos de personas o empresas que incumplen alguna obligación dineraria. Estos ficheros son elaborados con el objetivo de que las diferentes empresas tengan más seguridad a la hora de llegar a nuevos clientes, ya que la consulta de estos ficheros puede ayudar a prevenir la morosidad y valorar la solvencia patrimonial de las personas físicas y jurídicas.

 

Debido a ello, son muchas las personas que al estar incluidas en una lista de morosos en España tienen dificultad y problemas para realizar algunas operaciones comunes por el resto de personas. En concreto, y según los últimos datos facilitados desde la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef), España cuenta con más de 2,7 millones de personas calificadas como morosas.

 

Estar en un listado de estas característica acarrea una serie de limitaciones a las personas inscritas en él, independientemente de la cantidad de la deuda que tengan pendiente con una empresa concreto. Los motivos por los que una persona es inscrita en una lista de morosos pueden ser muy variados, llegando incluso a ser varias las personas que forman parte de un listado de estas características sin ser conocedores de ello.

 

El malentendido con una compañía telefónica al pagar una factura, el no acuerdo con una empresa para hacer un determinado pago o la no devolución de un préstamo son algunos de los motivos. Causas diversas que, sin embargo, hacen que todas las personas inscritas en una lista de morosos tengan en común una serie de impedimentos en su día a día. A continuación, os relatamos algunos de los problemas de estas personas.

 

  1. Dificultades a la hora de acceder a financiación. Formar parte de una lista de morosos prácticamente excluye a las personas a acceder a financiación por medio de la banca tradicional. Y es que las entidades financieros tienen este criterio como uno de los básicos a la hora de conceder, o no, un crédito con una persona o una empresa. Por ello, quienes están en una lista de morosos prácticamente tienen imposible acceder a un préstamo. Y los que lo consiguen, sin embargo, tienen que asumir un mayor coste en concepto de intereses, lo que en la práctica supone asumir más gastos, teniendo menos facilidades a la hora de resolver sus problemas económicos. Esto, sin embargo, está empezando a cambiar gracias a al surgimiento de empresas online que sí son capaces de prestamos con asnef, ayudando a sacar de situaciones críticas a muchas personas que necesitan el dinero para hacer frente a un pago inminente e inaplazable.
  2. Poca capacidad para negociar o cambiar de proveedores. Estar en una lista de morosos, además, limita la capacidad de negociación con proveedores como, por ejemplo, son las compañías de teléfono. De este modo, estas empresas impiden a las personas que están en un fichero de estas características contratar sus servicios, poniéndoles en una difícil situación doméstica y, en el caso de ser autónomos, profesional.
  3. Adiós a las tarjetas de crédito. Del mismo modo, las entidades bancarias suelen rechazar la solicitud de quienes, estando en un fichero de morosos, solicitan una tarjeta de crédito. Estas entidades consideran que este perfil de cliente tiene un alto riesgo de incumplimiento y, por tanto, rechazan sus solicitudes.

 

Qué hacer en caso de necesitar dinero y estar en un fichero de morosos

Como hemos citado con anterioridad, existen empresas online que facilitan la concesión de minicréditos a personas que forman parte de una lista de morosos. Estas empresas, al contrario que los bancos, ofrecen facilidades en el pago y cumpliendo una serie de requisitos conceden préstamos, con un valor económico bajo, para ayudar a sus clientes a solventar un apuro.

 

En concreto, el valor de estos minicréditos a personas inscritas en una lista como Asnef suele ser por un importe máximo de 800 euros y un plazo de devolución de unas seis semanas. Para acceder a esta financiación, los interesados tan sólo tienen que presentar el DNI para demostrar que se es mayor de edad y residente en España, tener una cuenta bancaria operativa y argumentar que cuentan con unos ingresos recurrentes con los que se podrá devolver el dinero solicitado.

 

A pesar de que la cantidad suele ser de 800 euros, algunas de esas compañía limitan la primera solicitud de financiación a 300 euros, con la única finalidad de conocer al cliente y ver si son capaces de devolver la citada cantidad en el periodo de tiempo establecido. Es una forma de ganar confianza por las dos partes y minimizar los riesgos de este tipo de operación.

LOLA RIDGE, IRISH-AMERICAN RADICAL POET

The poet and activist Rose Emily ‘Lola’ Ridge (1873-1941), was...

Estrategias para la calidad y la regeneración democrática

José Manuel Canales y Ángel Valencia Sáiz (editores), Estrategias para...

Flujos de trabajo serán cada vez más eficientes con el uso de tableros Kanban

Para visualizar, gestionar y corregir los errores en tiempo real...

¿Dónde se pueden estudiar las lenguas cooficiales de España en Andalucía?

:CON MOTIVO DE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES GENERALES ASÍ COMO AL...

Robert Boyd, un irlandés en busca de la libertad en España. Por Francisco Javier Salmerón Giménez

Después de defender Cartagena y Alicante del cerco realizado por...

Telefónica del Perú y Ley N° 29733 - Ley de Protección de Datos Personales por declaraciones de Luis Vargas

Dr. (PhD) Miguel Gallardo PERITO Tel.  (+34) 902998352 E-mail: apedanica.ong@gmail.com Asociación...

Relaciones España-Irlanda Aula María Zambrano de Estudios Transatlánticos de la Universidad de Málaga

El Aula María Zambrano de Estudios Transatlánticos de la Universidad...

Otros articulos relacionados.....