Fontaneros denuncian la poca profesionalidad de los expertos que se anuncian en pegatinas

Información
Comunicados 06 Octubre 2017 1449 Votos Correo electrónico Imprimir
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
social youtube xornalgalicia   feed-image

Trabajos mal hechos avalan el abandono de un formato que no hace más que generar problemas para los clientes.

 

 

 

Que todos hemos tenido o vamos a tener que recurrir a los servicios de un especialista en fontanería es algo  tan real como la vida misma. Que todos hemos tenido alguna vez algún problema con alguien que dice ser un profesional y realmente no lo es, también. Los falsos expertos, los que dicen ser lo que realmente no son, abundan más de lo que pensamos, y toparse con ellos no suele ser una experiencia gratificante para ninguna de las partes.

 

Los hay en muchísimos sectores, incluso en este tan ligado a las reparaciones del hogar. Por eso, fontaneros autorizados de todo el país quieren avisar a la comunidad de usuarios que extremen la precaución con los falsos profesionales. Tenemos muchas formas de encontrarlos y contratar sus servicios: conocidos, publicidad, listines, internet... Pero hay algunos formatos en los que se anuncian que pueden delatar su dudosa profesionalidad.

 

No hay que ceñirse a cualquier empresa de fontaneros en Barcelona que muestre al público todos sus servicios a través de una página web, sino a aquellos técnicos que se anuncian en las pegatinas que se pueden encontrar en el portal de casa o en las paredes de las calles, junto a otros tantísimos carteles de tantas y tantas temáticas. Puede que no lo parezca a simple vista, pero una llamada a ese número puede llevarte a una chapuza en casa de la que luego te puedes arrepentir.

 

Trabajos mal realizados, precios inflados, fontaneros 24 horas que realmente no lo son, materiales de baja calidad... Los motivos que han incendiado a los auténticos profesionales son variados y ya han dejado secuelas en multitud de hogares y familias que han perdido la confianza en ellos. Es algo que perjudica al gremio, y por eso mismo han optado por mover ficha manifestando públicamente su denuncia a quienes están empañando su trabajo.

 

No vale cualquiera a la hora de instalar tuberías en casa o en una oficina, como tampoco te fiarías de cualquiera para reparar tu coche o instalar un aire acondicionado. Puede que los especialistas en fontanería que han dado el salto a internet lleven poco tiempo en el plano digital, pero han demostrado con creces ser los más indicados para realizar este amplísimo rango de servicios que abarca la profesión.

 

Si vives en la Ciudad Condal puede que te preguntes, entonces, a quién recurrir para tener la garantía de contar con un trabajo bien hecho. Ante esta duda, una de las mejores propuestas con la que te puedes cruzar es la de Fontaneros urgentes Barcelona. Son un equipo de expertos que llevan toda la vida dedicándose a esta actividad y que se comprometen a estar en tu hogar en cuestión de minutos cuando se trata de una urgencia.

 

Aunque la red de redes sea su gran ventana a los posibles clientes, el usuario no debe confundirse por lo novedoso del formato. Lo que se esconde tras la web es lo mismo que se esconde tras el teléfono del listín o el contacto que te ha pasado alguien de confianza. Ofrecen exactamente los mismos servicios, la venta de productos y la urgencia; solo que han cambiado de sitio para llegar a ti.

 

Ahora que se ha abierto esta brecha entre los profesionales de verdad y los que no lo son, también se abre entre los medios con los que se llega al público. El hecho de que los que se anuncian en pegatinas ofrezcan unos trabajos poco fiables refuerza la figura de quienes apuestan por lo digital para ofrecer sus labores. Poco a poco van ganando terreno en una batalla que comenzó hace relativamente poco tiempo y que está demostrando la total fiabilidad de quienes se han lanzado a internet.

 

Fiables y, además, cómodos. El usuario ya no tiene que buscar publicidad, ni debe por lo que acabamos de ver, sino que tan solo ha de conectarse con su teléfono móvil o su ordenador y buscar a un fontanero por la zona para concertar una cita, comprar algún producto de grifería o similares o incluso requerir un trabajo urgente. Y lo mejor es que esta comodidad no impacta en el precio, ya que las tarifas se mantienen fieles a lo que han acostumbrado siempre.

 

Las incidencias por la falta de profesionalidad, y a veces hasta de ética, está haciendo que la sociedad pierda confianza en un sector y se fije mucho más en las otras opciones. Los fontaneros online están ganando muchos más adeptos, y con situaciones como esta, es algo tanto lógico como predecible. ¿Para qué arriesgarse a tener un trabajo mal hecho existiendo la posibilidad de contar con un trabajo 100% profesional y tan sencillo de solicitar?