Información
1028 votos

La estación de esquí de Grandvalira se partirá en dos a partir de 2019.

Información
;Comunicados 05 Agosto 2017 Sección; Especiales
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Grandvalira es una de las estaciones de esquí andorranas más conocida, esto se debe a su cantidad y calidad de pistas y kilómetros esquiables donde los amantes de los deportes de invierno pueden disfrutar al máximo de esta pasión.

 

 

Esta estación tiene pistas en dos parroquias (provincias) de las siete con las que cuenta este país. Grandvalira surgió de la unión de dos estaciones de esquí en 2003, estas eran Pas de la Casa-Grau Roig y Soldeu-El Tarter, la primera fundada en 1956 y la segunda en 1964, lo que las convertía en dos estaciones simbólicas en la historia del esquí en los Pirineos.

 

La unión de estas dos estaciones puso en el mapa internacional el esqui grandvalira ya que la estación pasaba a ser la más grande del pirineo y una de las más grandes de Europa.

 

En total la estación cuenta con 210 kilómetros esquiables, con un total de 128 pistas entre las que se pueden encontrar todos los niveles, además de un forfait único. La estación está dividida en seis sectores interconectados: Encamp, Canillo, El Tarter, Soldeu, Grau Roig y Pas de la Casa.

 

El nacimiento de Grandvalira tuvo como consecuencia un gran desembolso de dinero destinado a ampliar los kilómetros esquiables, mejorar las instalaciones y evitar colas en los remontes mejorando la capacidad de estos hasta los 100000 esquiadores por hora.

 

También se mejoraron los cañones de nieve y otros servicios de après - ski, lo que supuso en total una inversión superior a los 100 millones de euros. Con esta cantidad de dinero invertido se ha tratado de mantener a la estación en la vanguardia del ski.

 

La Copa del Mundo de esquí femenino y la Copa del Mundo de velocidad se han disputado en esta estación, lo que ha intensificado la fama a nivel internacional de esta estación pirenaica.

 

Pero los rumores que se llevaban escuchando hace algún tiempo sobre la posibilidad de dividir la estación en dos para volver al estado actual se hicieron patentes en el mes de mayo de este año, cuando uno de los accionistas mayoritarios, Joan Viladomat, pidió la disolución de la sociedad Saetde.

 

Esto se produjo en la reunión que mantuvo el consejo de administración de NEVASA, sociedad compuesta por dos sociedades Saetde y Ensisa que son las explotadoras del dominio de Grandvalira.

 

Justo antes de solicitar la disolución de la sociedad, el mismo accionista presentó un recurso contra la declaración de la plataforma Soldeu de interés nacional que pretende otorgarle el gobierno de Andorra, ya que consideraba que los espacios deportivos no pueden recibir esta declaración.

 

Han sido muchos los meses en los que la tensión entre las dos sociedades ha ido creciendo, tensión que ha surgido del proyecto de ampliación de Soldeu en el que se pretendía mejorar el acceso a esta sección construyendo una nueva plataforma y aparcamiento, con la intención de albergar en ella la Copa del Mundo de 2019, proyecto que iba a ser declarado de interés nacional.

 

Al parecer, existían divergencias respecto al proyecto debido a que el FIS pedía como requisito la ampliación del área de llegada a la pista pero no la construcción de un nuevo aparcamiento o una nueva plataforma.

 

El gobierno rechazó el recurso de Joan Viladomat asesorado por la comisión técnica de urbanismo, lo que habría ratificado la decisión de sobre de la disolución de la sociedad.

 

Finalmente, tras largas conversaciones, reuniones y esfuerzos por mantener Grandvalira, la empresa emitía el siguiente comunicado a principios de este mismo mes con el que hacía oficial la disolución de NEVASA:

 

“Andorra la Vella, 3 de julio de 2017. Efectuadas las respectivas exposiciones, la Junta General de accionistas celebrada en fecha 3 de julio de 2017 ha acordado la disolución de la sociedad Neus del Valira S.A. (NEVASA).

 

Igualmente se acuerda, de conformidad con lo previsto estatutariamente, que el presente acuerdo de disolución no tomará efectos hasta el 31 de mayo del 2019.

 

Sin embargo, las sociedades accionistas nombrarán un delegado de cada una para, junto con el Director de NEVASA, estudiar y proponer la resolución de las diferentes cuestiones del día a día que se vayan planteando a la sociedad durante este intervalo.”

 

Tras este comunicado la estación de esquí Grandvalira en el año 2019 pasará a ser de nuevo las dos estaciones de esquí independientes Pas de la Casa-Grau Roig y Soldeu-El Tarter.

 

Durante el proceso de separación hasta el año 2019, como ha comunicado en el escrito la sociedad NEVASA, se intentarán resolver todos los conflictos que surjan así como las cuestiones que se planteen puesto que el principal objetivo es que los amantes del esquí puedan seguir disfrutando de las pistas del pirineo andorrano sin verse influenciados por las diferencias en la sociedad.