El desconcierto del socialismo. Por Enrique Arias Vega

14 Diciembre 2016  Sección; Opinión 1188 votos

A contracorriente Sion los partidos de izquierda, en general, y el socialista, en particular, Europa no gozaría del bienestar económico y social del que disfruta en la actualidad. Su acción hace un siglo, tras la masacre de las clases populares en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, acabó con el clasismo histórico de Europa, generó más riqueza y la distribuyó mejor.

Esos valores son hoy patrimonio común con la derecha democrática, con lo que los socialismos han perdido su espacio diferenciador y hasta su justificación. La revolución electrónica ha aumentado vertiginosamente la productividad y reducido la necesidad de mano de obra. La globalización, por otra parte, ha acabado con industrias históricas, reducido el bienestar relativo de las clases populares y ampliada la desigualdad social. Ante ello, el socialismo no encuentra su sitio y ve cómo el populismo renace de sus cenizas con prédicas tramposas y utópicas.

No se trata sólo del caso español, con corrientes antagónicas y reduccionistas, ejemplificadas quizás en Pedro Sánchez y Susana Díaz. Sucede lo mismo en Francia, Italia, Gran Bretaña…, donde algunos líderes, como Valls y Renzi, intentan aplicar recetas de la derecha, y otros, como Corbyn y Mélenchon, se refugian en un añejo izquierdismo incapaz de enfrentarse a los problemas de hoy.

Ése es el desconcierto en que viven los socialistas. Presionados por la urgencia electoral, abandonan el debate político necesario para luchar enconadamente por imponerse unos a otros, como si ésa fuese la única solución. Ésta pasa, en cambio, por afrontar con una nueva mentalidad el reparto del trabajo, los estímulos al empleo, los beneficios de la globalización, el movimiento de trabajadores, el equilibrio entre necesidades sociales y méritos personales y entre derechos individuales y obligaciones colectivas.

Una auténtica revolución ideológica, en definitiva, que va justamente en dirección contraria a los populismos simplistas, ya sean de Trump y Le Pen o de Iglesias y Tsipras.    

Artículo Periodístico 1.696º: “No desearás a la mujer de tu prójimo”.

Según el libro del Éxodo, 20, 17 indica “No desearás la mujer de tu prójimo”, según el Nazareno, en Mateo...

¿Conviene a UP y a Pablo que Iglesias sea ministro?

Líbreme el demonio que todos llevamos dentro de interferir en el debate interno de un partido sobre pactos gubernamentales. Pero...

La decisión de Valls y las crisis de Rivera y Maragall.

Manuel Valls nació en Catalunya, triunfó y fracasó en un país tan centralista como Francia y decidió regresar a su...

PRISION PERMANENTE REVISABLE, SÍ

En el mes de agosto de 2008 me manifesté públicamente a favor de que nuestro Código Penal incorporara el establecimiento...

El abuso de derecho de Junqueras y la inmunidad europarlamentaria. Por Diego Fierro Rodríguez

Mediante un escrito del día 4 de junio de 2019, la representación legal de Oriol Junqueras solicitó un permiso extraordinario...

Artículo Periodístico 1.690º: “Posibles problemas matemáticos, XXVII”.

No sé si algunas de estas cuestiones matemáticas, son matemáticas o no lo son, o si no son todavía podrían...

Weltreichweitenvergröberung: la belleza de las palabras, de Carlota, de la Filosofía, de los principios, Kalos Kagathos

Nota: Este escrito se difunde el viernes, 14 de junio 2019, “Día Nacional de las lenguas de signos españolas” y...

¿ES URGENTE ESPERAR? SOBRE TODO, ¡SABER QUÉ SE ESPERA!

EL LÚGUBRE PANORAMA DE LAS PENSIONES El arriba primer interrogante, según a quién se lea, se le puede atribuir al inefable...

Artículo Periodístico 1.686º: “Cuadernos: Fracaso de la creación cultural”.

Tener que aceptar que después de décadas de elaboración de una obra, de búsqueda, investigación, creación, denominada Cuadernos o Cuadernos...

Otros articulos relacionados.....