Nuestro Parlamento no es peor que el de otros países de nuestro alrededor, donde también se dicen burradas y hasta se producen actitudes tabernarias en vez de debates democráticos. Pero su actividad aún queda más embellecida por la nefanda práctica de “que no consten en acta” las barbaridades emitidas por sus señorías, como ordenó el miércoles la presidenta de la Cortes, Ana Pastor.

 

Ese artilugio de hacer que no haya ocurrido lo que sí sucedió viene siendo de uso habitual en el Congreso. Así, cualquier historiador que sólo utilizase las actas de las sesiones parlamentarias creería que nuestra vida asamblearia, ahora y antes, era una balsa de aceite. Y no es así.

Por eso, estoy de acuerdo, por una vez, con alguien de Podemos, en este caso del diputado Rafael Mayoral, cuando sensatamente dice, frente a la aquiescencia de otros: “Todo lo que se diga en esta Cámara tiene que quedar reflejado”.

Afortunadamente, hoy sí que queda amplia constancia del devenir parlamentario —y de otras peripecias públicas— gracias a los medios de comunicación, que lo graban en directo, lo regraban, lo retransmiten y hasta lo retuercen hasta el infinito. Antes, lamentablemente, no era así, en un mundo en el que la opacidad, el secretismo y la falta de información, favorecían el desconocimiento de las cuestiones que afectaban al personal.

No obstante, ese proceder de hacer desaparecer lo ocurrido —en este caso, de las modestas expresiones de “golpistas” y “fascistas”, que más que insultos pretenden ser meras descripciones— es una variante light de la desmemoria histórica tan de moda, es decir, de recrear una versión de lo sucedido en nuestro pasado que no tiene nada que ver con la realidad.

Según esa memoria desmemoriada, resulta que todos los símbolos nacionales son franquistas, que la República era un estado idílico de fraternidad, donde no ocurrían atroces crímenes políticos, o que cualquier militar a quien tocó participar en la guerra de Cuba ya era un fascista avant la lettre.

Éstas y muchísimas cosas más son las que pueden permanecer en el recreado recuerdo colectivo gracias a esa funesta manía de “que no consten en acta” los sucesos reales para que quede todo el espacio de la memoria a la imaginación, la invención o la manipulación informativa.

Las fechas, los militares, Juan Carlos I y Felipe VI.

Casi todos los líderes se han visto obligados a hablar de la “muerte” durante la campaña electoral. Ha sido por...

La España del odio

Los nacionalismos periféricos han mutado en independentismos. El País Vasco se suma a Cataluña. Sánchez Fornet 17 de abril de 2019 https://confidencialandaluz.com/la-espana-del-odio/ El líder...

Artículo Periodístico 1.613º: “Cuadernos de la Mancha: obra de Arte Total”.

El concepto “Gesamtkunstweek”, término diseñado por Wagner, se traduce como obra de Arte Total, y era la combinación de seis...

Ahora que el rey embustero no ha muerto…

…aún estamos a tiempo de hacerle preguntas sobre hechos que no puede haber olvidado. Campechano como aparentas, rey, te trataré de...

Artículo Periodístico 1.614º: “El Día Mundial de la Poesía

Desde 1.999 se celebra propuesto por la UNESCO el Día Mundial de la Poesía, el 21 de marzo. Ciertamente, existen...

¿Usted vio lanzamiento de objetos, si o no?

Escuché la respuesta y solo pude sentir lástima por el testigo que acababa de responder al juez Marchena. Un minuto...

14 millones de gitanos estamos de fiesta en todo el mundo

Corría el mes de abril de 1971. El general Franco seguía vivo. Aún tenían que pasar casi cinco años para...

DE BARES POR APAPA, DON MIGUEL / JOAN LLOPIS TORRES

Tengo aquí en Lagos un amigo turco. Los técnicos y la dirección de la factoría donde trabaja son turcos, el...

Artículo Periodístico 1.607º: “Cuestiones sobre accidentes de tráfico, VIII”.

Esta serie de artículos sobre seguridad vial, mejor sería indicar, indicar ideas y sugerencias y conceptos que estudiados por la...

Otros articulos relacionados.....