Vuelvo a España tras un breve período en otro continente y me encuentro un país descuajeringado. Según el diccionario, eso significa “que tiene sus partes flojas y destartaladas por el uso o el tiempo”.

Vaya que sí. Ninguna decisión de autoridad alguna se cumple o se mantiene y el único que sigue inmutable en su sitio es el cadáver de Francisco Franco, que a estas horas debería estar no se sabe dónde.

 

Por no respetarse las decisiones institucionales, ni el propio Tribunal Supremo observa las suyas, contradiciéndose, cambiando de criterio y dando el bochornoso espectáculo de su ostensible división.

La Judicatura no es la única institución que se contradice. Lo hacen todas, empezando por un Gobierno que el mismo día dice una cosa y la contraria, según sople el viento de su conveniencia política o de su necesidad perentoria de mantenerse a toda costa. Eso vale para la modificación de leyes a golpe de decreto, para enmendar la plana a los jueces, para alterar la calificación penal del 21-O o para corregirse a sí mismo, elaborando unos Presupuestos pero estado dispuesto también a prorrogar los contrarios (los del PP) con tal de evitar que haya elecciones.

Ya ven si esto es o no un carajal de cuidado, que pilla desprevenidos a los desinformados como yo, que hemos estado más pendientes de lo que ocurría en otros lugares que de lo que acontecía en nuestra propia casa.

De todo eso, qué quieren que le diga, lo que más me preocupa es el descrédito de la Justicia, incluida la deslegitimación europea del último proceso a Arnaldo Otegi. Eso, el impuesto sobre las hipotecas y otros asuntos a caballo entre la delincuencia y la política, permiten que Quim Torra y demás demagogos pongan en cuestión, una vez más, la democracia española, una de las más tolerantes y liberales de todo el mundo.

Peripecias y desatinos como éstos suceden en otros lugares, por supuesto, y hasta son muchísimo más perturbadores y violentos, si cabe, pero no sólo me preocupa que esta vez se trate de mi país, sino que esa sensación de descomposición y desmoronamiento institucional resulta más intensa que nunca.

En las alcaldías el feminismo sigue fracasando.

Fue contar los resultados del 28 de abril y muchos ponerse a presumir de lo muy feministas que nos han...

DRAMÁTICA SITUACION DE LOS GITANOS EN ITALIA

La persecución contra los gitanos en Italia está alcanzando niveles de una gravedad inusitada. Tal vez no sea exagerado decir...

Mi encuentro con un Guardia Civil que no fue Civil en su acción

Mary Frances Berry, profesora de historia y ex presidenta de la Comisión de Derechos Civiles de los Estados Unidos, dijo...

Artículo Periodístico 1.657º: “Artículo surrealista, IV”.

En el cerro del existir, del propio existir, del existir colectivo, de grupos o de humanidad entera, o de especie...

Buenas noticias desde Noruega y Alemania.

Si todavía son las 10:42 horas del sábado 18 de mayo y puede usted escribir en el buscador “Venezuela Noruega”...

Sánchez, Franco, fichar, Iceta y triunfar fracasando.

Tener la sartén por el mango es una manera de vivir muy conveniente para seguir teniendo la sartén por el...

Artículo Periodístico 1.649º: “Shakespeare y los escritores”.

  ¿Qué tienen o tuvieron Shakespeare y otros cien escritores más, que denominamos genios, que no tienen o no tenemos...

Puigdemont, testigo de cargo del peligro contra la democracia

El 28 de abril fracasó un peligroso intento de avalar en las urnas el plan más cruel contra los presos...

Gitanos y gitanas candidatos a las elecciones municipales, autonómicas y al Parlamento Europeo

Estamos en vísperas de unas nuevas elecciones. Vamos a elegir a nuestros representantes en los municipios y en los parlamentos...

Otros articulos relacionados.....