De casualidad, me encuentro en Playa de San Juan ante una escultura en memoria de Ignacio Echeverría, el español muerto al enfrentarse en Londres a los yihadistas, ahora hace un año.


La modestia de ese recuerdo, en contraste con el homenaje del Reino Unido en el aniversario de su asesinato, me convence de que en este país somos alérgicos a los héroes, sobre todo si arriesgan su pellejo por salvar la vida de los demás. ¿Qué se le habría perdido a ése?, parecemos decir.
Por eso, no me extraña que el grupo municipal de Podemos en Alicante se abstuviera en su momento de erigir la escultura que estoy viendo en el Skate Park, arguyendo que “no está demostrado que Ignacio Echevarría llevara monopatín cuando fue asesinado”.
Un argumento tan mendaz y miserable resulta incomprensible en una ciudad que a pocos metros tiene una calle dedicada a Margarita Nelken, sucesiva militante socialista y comunista que en 1931 se opuso al voto de la mujer, que fue connivente con los fusilamientos de la guerra civil —el anarquista García Oliver la acusó en un libro de encabezar grupos violentos— y que por su radicalismo fue expulsada del PCE en 1942.
Semejante angelito no necesitó morir violentamente ni usar monopatín para gozar del tributo en forma de calle por quienes ni siquiera la conocieron. Claro que los mismos colegas ideológicos de quienes negaron en Alicante el homenaje escultórico a Ignacio Echevarría, fueron los que ofrendaron en Barcelona una calle a Pepe Rubianes —sí, el mismo que dijo estar harto de “la puta España”—, al precio de quitársela al almirante Cervera, otro triste héroe, del Siglo XIX esta vez, a quien los dirigentes municipales actuales han calificado de “facha”, para justificar así su ignorancia, su cobardía y su maldad.
Está visto que no es ésta una época de héroes y que para merecer un homenaje en los callejeros de hoy día es mejor no haber hecho nada en favor de la vida, la libertad y la convivencia de los demás, sino ser de un radicalismo excluyente y sectario y, eso sí, poner a salvo su propio pellejo antes que el de ningún otro.

A contracorriente. Vivir entre la emoción y el aburrimiento. Enrique Arias Vega

No podemos quejarnos de vivir aburridamente. Por no saber, ignoramos hasta qué Gobierno tendremos y, ni siquiera, si algún día...

PREOCUPACIÓN BLANQUEO CAPITALES EN PARLAMENTO EUROPEO

TRANSACCIONES SOSPECHOSAS SUPERIORES A LOS 200.000 MILLONES DE EUROS PODRÍAN ESTAR INFRINGIENDO EL DERECHO DE LA U.E. 23 países integran una...

REALIDAD & HIPOCRESIA

La realidad de nuestra sociedad actual se centra en un paro elevado, salarios precarios, brecha social, justicia injusta, medios limitados...

La repetición electoral se llama Catalunya.

Para empezar, recapitulemos hechos. Primero. Desde la moción de censura que sacó a Rajoy de La Moncloa, con los votos del...

SIN UN “LORD PROTECTOR” ANTE LAS INCOGNITAS DE UN BREXIT

Desde la época de Cromwell no se había encarnado de nuevo este tipo de figura política tan presente en épocas...

Artículo Periodístico 1.790º: “Neruda y sus dos grandes sombras”.

No es mi costumbre hacer más sangre de la carne, ni más sombra de la negrura. Pero se narran dos...

Elogio a Patricia, madre del “Pescaíto”

Es verdad. No creo, sinceramente, que haya un cariño en el mundo más limpio, más sincero y más desprendido que...

A la final del mundial en sanidad…pero volvimos a caer en cuartos en Educación

La vuelta por vacaciones a España puede ser por partes iguales un placer, o un dolor de muelas. Aquellos que llevamos...

El «huevo de Colón» del conflicto catalán

Manuel Álvarez de Mon Soto, ha sido magistrado, fiscal y funcionario de prisiones. Actualmente ejerce la abogacía. Foto: Carlos Berbell/Confilegal. Manuel...

Mar Sánchez Sierra CONVIERTE LA PRESIDENCIA DE LA XUNTA con su cargo y acciones en una pirámide de acoso judicial, persecución institucional, amenazas y coacciones utilizando altos cargos de la Xunta contra Miguel Delgado Director de Xornal Galicia y Presidente de Pladesemapesga.


Otros articulos relacionados.....