Imprimir
Categoría de nivel principal o raíz: Opinión
Categoría: Por Domingo Sanz
Visto: 196

A Belarra y Garzón, del mismo Gobierno que Sánchez y Robles

Información
Por Domingo Sanz 17 Mayo 2022 196 Votos
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
social youtube xornalgalicia   feed-image

Si leéis esto aquí, ministra y ministro, podéis comprobar que es lo mismo que os he enviado a vuestras direcciones electrónicas del Congreso. He decidido publicarlo porque no afecta a vuestra intimidad. Tampoco a las de Sánchez y Robles, y también se lo enviaría a ambos, pero, como dicen que les han espiado, no quiero que, de rebote, los jueces-espías me espíen a mí. Y si en su caso no han sido jueces españoles, ¿a qué vino que saliera Bolaños por la tele el 2 de mayo?

Aunque lo parezca, ni esto va de espías ni voy a contar chistes, aunque ya me gustaría lo de reír. Si os escribo es porque creo que Sánchez tiene preparada una reforma legal que perjudicará a UP aún más de lo que ya lo hace la LOREG. Ya sabéis, en las últimas generales cada escaño os costó 89.124 votos, pero solo 56.601 a los del PSOE. ¿Acaso vuestros votantes sacaron peores notas en Matemáticas de Primaria que los del PSOE? Esto sería una broma si la citada ley electoral no tergiversara tanto la voluntad popular.

En un gobierno de coalición todos los ministros se deben la misma lealtad, tanto si son de los que son más o de los que son menos. Y esa lealtad se mide mucho más por la transparencia y la fluidez en la comunicación interna que por las opiniones en abierto sobre problemas sociales y económicos, algo que es inevitable y legítimo, pues se trata de partidos políticos diferentes.

Ya que estamos con ejemplos, no es lo mismo discrepar en público sobre el IVA en productos de higiene femenina o la subida del SMI, que utilizar un organismo autónomo dependiente de un ministerio que controlas para crear informaciones que después convertirás en argumentos para una reforma legal que perjudicará a tu actual socio de gobierno en las siguientes elecciones, sabiendo que cuentas con los votos de una oposición a la que le interesa la misma reforma que a ti.

De la semana pasada son dos noticias importantes que no han destacado en los medios, sobre todo la que más daño puede hacer a UP y que es a la que me referiré hoy. Sobre la anterior, que es del 9 de mayo y tiene a la ex Carmen Calvo de “delatora”, escribí a partir del párrafo 18 de “Los ‘tontos’ de España, sus reyes y las excusas de los cobardes”.

Además, me preocupa no haber visto ninguna reacción en UP.  

De casualidad escuché en la radio del coche algo sobre el CIS y acto seguido visité su web. Allí aparece la nota titulada "Encuesta sobre cuestiones de actualidad. Abril 2022 (II)" que leí y de la que copio lo siguiente:

Madrid, 11 de mayo 2022. El Centro de Investigaciones Sociológicas ha realizado una encuesta sobre las cuestiones de actualidad en el que se ha preguntado sobre asuntos como los pactos de Estado y la necesidad de llegar a acuerdos en política, la crispación, la guerra de Ucrania y el cambio climático.

En esta encuesta también se inquiere sobre si debe gobernar el partido que obtenga más votos y escaños, estando de acuerdo con este criterio el 70,1% de los españoles mayores de 18 años, mientras que un 24,3% no lo está.

Hay que destacar que 52,4% piensan que se debería adjudicar una prima determinada de diputados o escaños a la fuerza electoral más votada como se hace en otros países, con el fin de facilitar la gobernabilidad.”

(Los dos errores materiales en la redacción, fácilmente localizables, son del CIS).

Traduzco: al presidente de vuestro gobierno y al del PP les interesa acabar con los efectos de un fracaso, el del bipartidismo, que fue confirmado cuatro veces seguidas tras las elecciones generales desde 2015, a más de en autonómicas y municipales. Es la voluntad popular democráticamente expresada, lo primero que debe respetar un político, y no alterarla con trampas. Además, lo que las urnas han dicho y repetido con esos resultados es que los partidos deben mejorar en la asignatura de “negociaciones y pactos”. No parece una prueba insuperable.

No es necesario especular sobre la reforma electoral que quieren Sánchez y Feijóo, pues las preguntas del CIS son muy directas. Con lo que se proponen, Vox podría montar un gobierno monocolor, pues nadie puede impedir que consigan, por ejemplo, entre cinco y diez puntos más que en las del 10N de 2019 y que los demás partidos queden por detrás, aunque sea por un escaño y por mil votos entre millones.

Si no conjuráis inmediatamente este peligro, cuando a Sánchez le convenga os dirá que las encuestas del CIS han demostrado que los españoles quieren que gobierne la lista más votada, a sabiendas de que tiene los votos del PP para aprobarla. Salvando las diferencias, algo parecido a lo que hizo Suarez con el PCE y el PSOE: primero coló la figura del rey en la norma del referéndum para la Reforma Política (algo parecido, aunque a lo grande, a las encuestas “unilaterales” del CIS) y después les dijo que los españoles querían una Constitución monárquica porque habían aceptado al rey en 1976. Con la “otra mano”, como todo el mundo sabe desde Victoria Prego en 2016, ocultó que en las encuestas, que también encargó, la gente había elegido República.

Doy por hecho que ni Sánchez ni Bolaños os habían informado de estas preguntas nuevas en la encuesta del CIS. Por eso, y en el supuesto de que sigáis en el Gobierno a pesar de la deslealtad y aunque el PSOE no acepte una coalición a la francesa, que Feijóo y Abascal llamarán “Frente Popular” para asustar con una nueva guerra civil, creo que deberíais exigirle a Sánchez que, para la próxima encuesta del CIS, Tezanos ordene que se incluyan las dos siguientes preguntas:

Primera: ¿Está usted de acuerdo en que todos los votos válidos de todas las personas que acudan a votar valgan lo mismo en el recuento para los escaños en el Congreso?

Segunda: ¿Está usted de acuerdo con que las papeletas de votación incluyan listas abiertas para que los electores puedan escoger a los candidatos que prefieran del partido al que voten?

De lo contrario, haréis lo mismo que González y Carrillo: no se atrevieron a exigir a Suárez un referéndum por separado sobre la forma de Estado, aunque cuesta creer que ambos políticos no estuvieran convencidos de que el franquismo sin Franco no tenía futuro.

Salvo que el propio Sánchez esté pensando en una crisis de gobierno para romper la coalición, cosa que me extrañaría, si insistís no le quedará más remedio que ordenar a Tezanos que realice una encuesta con las preguntas sobre la reforma de la LOREG que os interesen a vosotros, esas dos quizás, u otras.

Dando por supuesto que los resultados para esas dos preguntas serán tan favorables, o más, como los conseguidos por las preguntas que interesan al PSOE y al PP, es probable que en esta legislatura no se produzca ninguna reforma electoral que pueda poner en riesgo la continuidad de Unidas Podemos.

Continuará…