FOTO DENIA

Bien, ahora que ya conocimos el tamaño -el real y el supuesto- del bien intencionadamente llamado nuestro suelo patrio, y el fraude misterioso que estriba en que (cuando nos venden un terreno -que se define en cualquier enciclopedia como "una parte de ese suelo patrio para usos populares"-, como en un juego de magia, por esa ocultación -quizás no malintencionada- de las dimensiones ¿cartográficas?), nos venden como parcela lo que ahora sabemos no mide lo que pagamos.

Permítame usted decir que es inevitable el conflicto al escribir en primera persona, pero, con frecuencia, el relato -y no de otra manera- adquiere relevancia y compromiso. De ahí, por ejemplo, la trascendencia y envergadura de Hemingway.

¿O cómo se puede ser corresponsal de guerra en tercera persona?

CONVERSACIONES CON MANUEL

22 Julio 2017 905 votos

Dicen que cuando cae una bomba atómica, lo mejor es andar hacia el centro del impacto (el hongo ayuda a no perderse). No sé yo, si cuando un avión cae en barrena, hay que andar pasillo adelante para tomar tierra antes. Los consejos, aunque casi nunca se piden, se dan al que va a sufrir las consecuencias (así que se supone que usted va a viajar en ese avión).