El Juzgado de Instrucción número 9 de Valencia ha abierto diligencias previas y ha citado a declarar en calidad de investigado al alcalde de la capital, Joan Ribó, tras recibir una denuncia por negar a la oposición la información que le solicitaba.

La causa está abierta por supuestos delitos de impedimento del ejercicio de los derechos cívicos (artículo 542 del Código Penal) y prevaricación administrativa (artículo 404 del CP).

 

La investigación arranca con la denuncia interpuesta por un asesor del Grupo Popular en el Consistorio contra el alcalde por negarle el expediente administrativo relativo a la encuesta sobre la percepción social del colectivo fallero realizada en 2017.

La declaración del alcalde, que tendrá que declarar como investigado el día 25 de junio, es la primera diligencia acordada por el instructor en el marco de una investigación abierta para determinar si los hechos expuestos en la denuncia interpuesta por el asesor popular son constitutivos de delito.

Otros articulos relacionados.....