Los médicos podrán recetar esa droga a personas que sufren patologías como cáncer, epilepsia, esclerosis múltiple y no pueden beneficiarse de terapias alternativas eficaces, según señala el texto de la ley aprobada por unanimidad en el congreso bicameral.

Esto permitirá una mejora del tratamiento de pacientes en cuidados paliativos, consideró el ministro de Salud, Hermann Grohe.

Los pacientes obtendrían extracto de cannabis o flores secas en las farmacias nacionales y también podrán importar algunos derivados sintéticos, de acuerdo con el documento.

La ley no autoriza a las personas enfermas a cultivar la planta de marihuana, puesto que esa práctica es contraria a la legislación sobre estupefacientes vigente en este país, donde es prohibida la posesión de esa droga.

Los parlamentarios también informaron sobre la creación de una agencia pública para el cultivo del cannabis... con fines médicos. Hasta entonces, Alemania lo importará de otros países, recalcaron.

La legislación entrará en vigor en marzo. De esta forma la nación germana se une a otros países europeos que legalizaron productos a base de esa sustancia como Austria, Gran Bretaña, República Checa, Finlandia, Francia, Italia, Holanda, Portugal, Rumania, Eslovenia, España, Croacia y Macedonia.