La moneda virtual superó hace unos días la cota de los 1.000 dólares, una barrera que no traspasaba desde 2013. De hecho, ha vivido una escalada meteórica en el último mes de diciembre. La criptomoneda arrancó el mes en los 700 dólares, alcanzó los 800 a mediados de mes y rebasó los 900 dólares a una semana de que concluyera e año.

El bitcoin llegó a superar por primera vez la barrera de los 1.000 dólares a finales de noviembre de 2013, cuando alcanzó un récord de 1.137 dólares. Históricamente ha sido un valor bastante volátil, pero en los últimos dos años se había estabilizado.

La creciente demanda por el bitcoin, que no está sujeto a la autoridad de ningún banco central o entidad monetaria, viene en gran parte de China.