La directriz, según especialistas, marcará un antes y un después de este congreso, pues presenta iniciativas y proyectos para lograr un desarrollo sustentable en estas zonas.

Distribuidas por todo el orbe, las Reservas de la biosfera son áreas protegidas integradas por ecosistemas terrestres, costeros y marinos, con una visión más integral, al combinar trabajo de conservación y preservación con la vida humana en las localidades en un equilibrio hombre-naturaleza.

La cita, que por primera vez se efectúa en una nación latinoamericana, reunió a más de mil representantes de estas áreas de unos 120 países.

El hecho de traer el congreso a Perú es símbolo de lo que significa el programa El Hombre y la biosfera en Iberomérica, dijo a Prensa Latina su presidente, Sergio Guevara. América Latina y el Caribe son zonas con mucha biodiversidad y tienen cosas que mostrar, añadió.

Cuba trajo sus experiencias en el manejo de seis áreas y mostró el trabajo con los jóvenes en la península de Guanacahabibes, en la región más occidental de la isla.

Cada congreso aporta, venimos a aprender y retroalimentarnos, comentó a esta reportera Maritza García, directora de la Agencia cubana de medio ambiente.

Organizado por la Unesco y su programa El hombre y la biosfera, el congreso tuvo como sede el Centro de Convenciones de esta capital.

esafsqarhyazeubebgcazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfifrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakolvltmkmsmtnofaplptrorusrskslswsvthtrukurvicyyi