Más de mil 100 niños murieron en la India de abril a diciembre del pasado año tras recibir vacunas contra diversas enfermedades, situación que preocupa hoy a las autoridades de salud del gigante surasiático.

 

Fuentes del sector explicaron al diario The Hindu que el caso está bajo investigación, aunque aclararon que no todos los fallecimientos se pueden atribuir a las vacunas.

Las cifras incluyen a menores que ya estaban gravemente enfermos o con males congénitos pero que perdieron la vida durante un período específico después de la inmunización, subrayaron.

En comparación, en 2015 y 2016 ocurrieron 111 y 176 muertes por esa causa, según estadísticas oficiales.

Los datos reflejan que el pasado año se contabilizaron 21 mil 450 casos de erupciones cutáneas o abscesos tras la vacunación y más de 260 mil eventos adversos menores luego de recibir las inoculaciones.

Pradeep Haldar, quien dirige la división del Ministerio de Salud dedicada a rastrear las reacciones relacionadas con la inmunización, explicó que los datos suministrados por los estados del país no siempre son precisos.

Solo después de dar seguimiento a cada uno de los casos podemos atribuir de manera confiable la causa de la muerte u otras reacciones graves al proceso, a veces las cifras tardan hasta tres años en verificarse, apuntó.

Se estima que por cada 100 mil niños vacunados menos de 10 sufren una reacción adversa grave, comentó la pediatra Gagandeep Kang, miembro del Grupo Asesor Técnico Nacional sobre Inmunización.

esafsqarhyazeubebgcazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfifrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakolvltmkmsmtnofaplptrorusrskslswsvthtrukurvicyyi