Desde Salud  Mental Podemos, consideramos que el nuevo anuncio de Campofrío muestra una visión distorsionada del colectivo de personas con enfermedad mental. En este aparecen toda una serie de imágenes que reflejan los prejuicios de una sociedad que estigmatiza a un colectivo maltratado. Se emplea un lenguaje burlesco y se habla, por ejemplo, de “esquizofrenia banderil” en tono de risa, desconociendo el daño que puede hacer un diagnóstico en esta sociedad. Mostrar una imagen frívola acerca de los ingresos psiquiátricos y el uso de camisas de fuerza denota el desconocimiento social de esta realidad. Hoy en día, se siguen aplicando medidas coercitivas como la contención mecánica, denunciada desde el grupo de Salud Mental Podemos y el activismo mental, estas medidas suponen una experiencia traumática para las personas que la sufren.
Anuncios como este potencian toda una serie de estereotipos que pueden obstaculizar la inclusión del colectivo al verse vulnerado el artículo 8 de la Convención de personas con discapacidad al trasladar una imagen de estas personas incompatible con el propósito de dicha Convención.
 
Entendemos que desde Campofrío no han sido conscientes del daño que podían causar con esta ficción, pero consideramos que con el fin de contribuir a una sociedad más justa e inclusiva tendrían que retirar su anuncio tal y como piden desde los colectivos en primera persona y las asociaciones de personas con enfermedad mental.
 

--

Salud Mental Podemos

Grupo de Trabajo En Primera Persona

@smentalpodemos