Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Cada vez es más vacío el lenguaje de la mayoria de políticos, estos últimos meses. Peor aún, cansino, reiterativo y mentiroso. No es un lenguaje constructivo, sino destructivo.Un lenguaje a la contra.

Todo vale para justificar la propia ineficacia y para desacreditar al contrario. La ambiguedad, la contradicción y la mentira. Además, dicho con descaro y sin la menor elegancia oratoria, con que se adornaba esta intervenciones parlamentarias o mediáticas en otros tiempos.

Y esto, no solamente evidencia el bajo nivel de nuestros actores políticos, sino que es una ofensa a la inteligencia del ciudadano que quizás se los tomó en serio y, con el civismo que corresponde en un país democrático, fue a votarles.

Es tal el desparpajo que utilizan a través de los medios de comunicación, para desfigurar la realidad y barrer para dentro, a favor de sus intereses partidarios, que seguramente estos medios no debieran darles la acogida que no se merecen.

No estaria mal que las asociaciones representativas de estos medios -prensa, raidio y television- y los propios profesionales, dejasen de ser meras cajas de resonancia de tales comportamientos, y se replanteasen si están cumplienndo debidamente su deber o se han convertido en puros propagandistas

No basta ya la mera postura crítca de columnistas, tertulianos, opinadores y presentadores, hay que valorar objetivamente el interés de las declaraciones que se publican o transmiten. Es hora que los medios y los profesionales, libre y responsablement, hagan también autocrítica.

Y los receptores -lectores, radioyentes o telespectadores- deben concienciarse más -muchos ya lo están- que no deben tragarse todo lo que les echen.

Otros articulos relacionados.....
 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..