Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Recientemente, la figura de Bernardo de Gálvez ha sido resaltada por el apoyo del militar español a la independencia de los Estados Unidos, recordándose de paso sus acciones militares hasta la toma de Pensacola con la que concluiría la reconquista de La Florida para la Corona Española. Entre los militares que participaron en esta última misión figura el coruñés Juan de Soto.

            Durante el pasado año, Bernardo de Gálvez (1746-1786) apareció en numerosos periódicos con motivo de los trámites seguidos para que fuese nombrado Ciudadano Honorario de Estados Unidos al reconocerse el crucial papel que desempeñó en relación con la independencia de Norte-América. En el presente año de 2015, la prensa ha recogido igualmente los homenajes tributados al militar español nacido en Macharaviaya, una pequeña población en la comarca de la Axarquía malagueña, especialmente el realizado conjuntamente por las fuerzas armadas de España y de Estados Unidos en Málaga el 8 de mayo coincidiendo con la conmemoración del 234 aniversario de la batalla de Pensacola.

            De la misma manera, las actuaciones Bernardo de Gálvez serían recogidas en su momento por las publicaciones de finales del siglo XVIII. La "Gazeta de Madrid" señalaría el 31 de diciembre de 1779 la toma de tres fuertes que mantenían los ingleses en las orillas del Misisipi por el Brigadier Bernardo de Gálvez, Gobernador de Luisiana. En la reseña publicada se pueden apreciar las dificultades de las comunicaciones de la época, pues los pliegos pormenorizando las operaciones llevadas a cabo habían salido de La Habana el 15 de noviembre, llegando a El Ferrol el 21 de diciembre siguiente para publicarse diez días después en la gaceta madrileña.

            Bernardo de Gálvez proseguiría con sus operaciones militares y el 13 de marzo de 1780 conseguiría conquistar Mobila, conocida actualmente como Mobile en Alabama. Sin embargo, en enero del año siguiente los británicos contraatacarían, causando importantes destrozos; pero para evitar cuantiosas bajas se retirarían a Panzacola, la actual Pensacola, dando lugar a que Bernardo de Gálvez reemprendiera las operaciones y tomase posteriormente esta plaza, pudiendo confirmar así que quedaba finalizada la reconquista de La Florida para la Corona Española.

La "Gazeta de Madrid" informaría a lo largo de 1781 del desarrollo de las operaciones llevadas a cabo en esa misión, notificando que el 28 de febrero de 1781 había salido de La Habana una expedición con buques de guerra, transportes y tropas de desembarco para fondear en la playa situada en la embocadura del puerto de Panzacola, tomándose la isla de Santa Rosa. Igualmente, destaca el ejemplar de 20 de abril en el que se anunciaba la ratificación de la independencia americana por su Congreso y la toma de Panzacola por los españoles.

            Con posterioridad, "Galicia", revista regional de ciencias, artes y folklore que se editaba en A Coruña, en el ejemplar de enero de 1888 publicaría un trabajo de Florencio de Vaamonde y Lores dedicado a Juan de Soto. Este ilustre coruñés nació el 15 de febrero de 1742 y muy pronto comenzaría su vocación militar, ascendiendo a subteniente en 1770 y a teniente en 1778. Su aprendizaje lo realizó en la campaña de Argel, en cuyo desembarco dio pruebas de arrojo y fue herido. En 1779 pasó con su compañía de dotación al navío "Astuto".

            Por otro lado, "El Mercurio Histórico y Político" de febrero de 1781 nos ilustra, a través de una carta enviada desde La Habana el 28 de noviembre anterior, que el navío "Astuto" era uno de los barcos preparados para la expedición con destino al golfo de México. Con anterioridad, cabe señalar que en la desastrosa campaña de Argel desarrollada en julio de 1775, Juan de Soto coincidiría con Bernardo de Gálvez, comandante por entonces y que sería igualmente herido de gravedad. El destino hizo que años más tarde se incorporase a la cuarta Brigada de Marina que mandaba Bernardo de Gálvez para participar en el desembarco y sitio de la plaza de Panzacola.

            En la reseña sobre Juan de Soto se resalta su heroísmo, precisándose que en lo más recio del combate y en un momento de vacilación por parte de nuestras tropas, cogió un bote con unos cuantos soldados y surcó las aguas con la velocidad de una flecha. A pesar del diluvio de balas de cañón y fusil que les arrojaban desde el puente de Barrancas Coloradas y desde otras baterías, consiguió llegar ileso, siendo el primero que pisara tierra enemiga. Se precisaba seguidamente que las tropas se lanzaron detrás del héroe y las agudas puntas de las bayonetas españolas consiguieron arrancar al inglés una victoria de la que ya se creía dueño.

            Florencio de Vaamonde indicaba a continuación que Juan de Soto, a pesar de su hazaña, a la que se debió el brillante resultado de una de las empresas más gloriosas del reinado de Carlos III, no recibió premio alguno, achacándolo a su baja graduación y a que los gobernantes casi siempre consideran como carne de cañón a los oficiales subalternos.

            Por último, señalar que, en estos momentos en los que se destaca la figura de Bernardo de Gálvez, es de justicia resaltar igualmente la de Juan de Soto por su heroico comportamiento en la toma de Panzacola. Este ilustre coruñés, tras una larga y ajetreada carrera militar que requiere otra exposición, moriría tranquilamente en su casa de Ouces el 24 de Enero de 1832 a los noventa años de edad.

Otros articulos relacionados.....
 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..