En 2013, el Primer Ministro británico, David Cameron, anunció, para sorpresa de propios y extraños –especialmente de sus socios en la UE- que en 2017 celebraría un referéndum para que el pueblo decidiera si Gran Bretaña debería continuar en la Unión o salir de ella, lo que ha sido calificado de “Brexit”. En las elecciones de 2014 incluyó este compromiso en su programa electoral, con el que el Partido Conservador (PC) ganó los comicios con mayoría absoluta.

El Rey Felipe VI ha mantenido su neutralidad constitucional y, tras el fiasco de Pedro Sánchez (PS) en el Congreso, no encomendó la investidura a Mariano Rajoy (MR) –como esperaba el PP-, sino que instó a los partidos a que buscaran  un acuerdo para formar Gobierno.

Una vez conocido el contenido del pre-acuerdo alcanzado el pasado 7 de Marzo entre la UE y Turquía sobre devolución a éste país de los refugiados sirios que llegaran a Grecia, se alzaron-dentro y fuera de la Unión- numerosas voces para criticarlo por violar las normas del Derecho Internacional y del Derecho Comunitario. En España, todos los partidos del arco parlamentario se opusieron al mismo y el Presidente en funciones, Mariano Rajoy, que hasta entonces había mantenido un silencio culpable –“quien calla otorga”--, cambió de actitud y se sumó a las críticas sobre las devoluciones colectivas forzosas.

La Unión Europea (UE) ha seguido en los últimos años una política errática sobre materia de refugiados y derecho de asilo, firme en los principios y normas en la materia, pero laxa en su cumplimiento. El pasado 7 de Marzo se hizo público el increíble pre-acuerdo entre la UE y Turquía para supuestamente resolver el grave problema planteado por el aflujo creciente a la Unión de un sinfín de refugiados. En 2015 llegaron a las costas europeas más de un millón de refugiados y, en lo que va de año, 140.000 más, el 88% de los cuales procedían de Siria y -en menor medida- de Irak y Afganistán, territorios inmersos en prolongados conflictos armados y guerras civiles. Como ha señalado el periódico “El Mundo” en un editorial, la crisis de refugiados está enfrentando a la UE con sus propias debilidades y contradicciones.

Todos los partidos sin excepción han dado sobradas muestras de anteponer el interés partidario a los intereses generales de España: Mariano Rajoy (MR) ha eludido irresponsablemente negociar un programa de Gobierno y presentarse a la investidura, Pedro Sánchez (PS) ha recurrido a cualquier medio para acceder al Gobierno -salvo a una entente con el PP-, Albert Rivera (AR) se ha decantado  por el PSOE, no ha influido en él para que acepte una triple coalición y ha presionando al PP para que permita la presidencia de PS mediante su abstención, Pablo Iglesias (PI) ha presentado un programa maximalista e inviable y reclamado plenos poderes en una coalición de Podemos (Ps) con el PSOE, y los nacionalistas catalanes han exigido como “conditio sine qua non” para su apoyo a PS la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña. Refiriéndose al acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos (Cs) –que calificó de “espectro de Gobierno sin obra”-, Antonio Lucas ya vaticinó que “una política sin posibilidad predestina a un fracaso sin excusa”. Y esto es lo que ha ocurrido en las dos sesiones de investidura celebradas, que han acabado en el rechazo de PS. Era la crónica de un fracaso anunciado.

Durante la pasada semana ha continuada la cabalgata de Pedro Sánchez (PS) hacia la investidura y su “show” político-mediático. El POSE ha mantenido negociaciones y contactos con todas las fuerzas políticas salvo el PP, por voluntad propia, y Podemos (Ps), por imposición de Pablo Iglesias (PI).

Perdido más de un mes tras la celebración de las elecciones generales por la parsimonia y desidia de Mariano Rajoy (MR), se ha puesto en marcha el carrusel de la investidura bajo la batuta de un Pedro Sánchez (PS), resurgido de sus cenizas gracias a la dejación “mariana” y a la indecisión “susana”.

El Director-adjunto del Consejo Europeo de Relaciones Internacionales en Madrid, Francisco de Borja Lasheras, publicó el pasado 15 de Enero en “El Mundo” un interesante artículo titulado “España ante una nueva era mundial”. En él planteó una serie de cuestiones sobre la adecuación de la política exterior española a las circunstancias actuales en el mundo. Contiene comentarios acertados y otros no tanto, pues a veces son imprecisos, confusos y, en ocasiones, contradictorios. El principal mérito del artículo es que ofrece “food for thought”, motivos para reflexionar sobre dicha política, condicionada en gran medida por la pertenencia de España a la UE.

¿A VOTAR DE NUEVO TOCA?

12 Enero 2016  Sección; Opinión 825 votos

Aunque tengan distinto objetivo, se da una estrecha interconexión entre las elecciones autonómicas en Cataluña y las generales en toda España, por lo que se influyen mutuamente. En una democracia, el pueblo –aunque se equivoque- siempre tiene razón y su voluntad debe prevalecer. El problema es que los partidos políticos no siempre entienden el mensaje de las urnas, ni siguen la senda que les marca el electorado. Esto ha pasado en los últimos comicios, catalanes y generales.

“IMPOSIBLE LO HAIS DEJADO PARA VOS Y PARA MI”

31 Diciembre 2015  Sección; Opinión 965 votos

El pasado 20-D el pueblo español ha hecho oír su voz, que ha causado desconcierto y desasosiego en unos, satisfacción y esperanza en otros, e incertidumbre y preocupación a todos. Según Arcadi Espada, en una democracia parlamentaria es tarea inútil especular con el sentido del voto, porque puede haber tantas interpretaciones como votos.

¿TIENE ESPAÑA QUE INTERVENIR CONTRA ELESTADO ISLÁMICO?

15 Diciembre 2015  Sección; Opinión 1037 votos

La reciente muerte en atentado de dos policías españoles que custodiaban la Embajada en Afganistán han puesto una vez más de manifiesto que España es objetivo del terrorismo yihadista. Según la épica islamista, los buenos musulmanes tienen la obligación de recuperar los territorios perdidos de donde fueron expulsados, como en el caso de Al-Andalus, y el Corán les permite hacerlo por cualquier medio, incluida la fuerza.

¿ES EL ISLAM UNA RELIGIÓN DE PAZ?

30 Noviembre 2015  Sección; Opinión 1327 votos

Orígenes del yihadismo

                                                          

            Los trágicos asesinatos cometidos por el Estado Islámico (EI) el pasado 13 de Noviembre en París han sacado a la palestra el tema de si el Islam es una religión de paz o de violencia. Como ha observado en Director de Centro cultural Islámico de Madrid, Sami al-Mushtawi, el Islam no incita al odio ni al rencor, y menos aún a actos de barbarie y terror, pues el terrorismo no tiene relación alguna con él.

El desierto del unicornio

Así trataron al unicornio lanzándolo al desierto de la expulsión, no eran sabios eran, quienes habían descubierto las vergüenzas de...

VOX UN PARTIDO TERRORISTA

Estamos en un momento convulso políticamente, no sólo en España sino en todo el mundo, la ultraderecha amenaza con atentar...

Fake news y sancionar ya la mentira en política.

Nos encontramos ante uno de esos problemas que llamamos transversales, en tanto que pueden interesar a cualquier persona, sea cual...

Artículo Periodístico 1.520º: “Frases VII de Juan de Portoplano”.

Se formó una comisión del pueblo, llamaron a la casa de Juan de Portoplano, y le dijeron, nos gustaría, que...

Tengo la cabeza llena de jueces… y de Villarejo. Por Domingo Sanz

Durante el paréntesis que abrí tras la primera entrega de este discurso no he dejado de buscar la respuesta a...

A contracorrienten ¿Quién es de extrema derecha? Enrique Arias Vega

La aparición de Vox ha llenado de alborozo a quienes buscaban un partido más de derechas, sin encontrarlo, pero paradójicamente...

El discurso de la Pascua Judicial 2019 (1).

“Buenas noches. Os agradezco que, una vez más, me dejéis entrar en vuestros juzgados durante estas fiestas, aunque ya hayan...

La machista ultraderecha persigue el sometimiento de la mujer

Estábamos en pleno debate sobre la denominación de la violencia ejercida por los hombres contra las mujeres, que si violencia...

OCASO DEL CENTRO DE INVESTIGACIONES SOCIOLÓGICAS (CIS) (De mi puño y tekla)

Recientemente, las críticas sobre la presunta manipulación de datos por parte Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) han resultado abrumadoras. Lo que ha provocado que...