Un voto muy caro. Por Diego Fierro Rodríguez

Xornal de Galicia  01 Octubre 2016 284 votos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En todo proceso electoral se producen curiosas situaciones que originan interesantes historias. El pasado día 25 de septiembre se celebraron las elecciones autonómicas gallegas y las vascas y sucedió algo que ahora se podría calificar como gracioso.

Un votante gallego se pudo percatar, horas después de ocurrido el evento, que había depositado en la urna un sobre que, en lugar de contener si voto, tenía un billete de 200 euros.

Ese votante pudo comprender su error porque fue a un bautizo y acabo descubriendo en la celebración que en el sobre que debía encontrarse su regalo no podía hallarse más que un voto. Rápidamente se dirigió al colegio electoral donde había ejercido su derecho de sufragio activo.

Finalmente, el ciudadano recuperó su valioso billete. El problema es que tuvo que esperar a que se cerrara el colegio electoral y se efectuara el recuento de votos hasta llegar al sobre con los 200 euros.

Puede comprobarse fácilmente que el protagonista de la historia vota con el bolsillo. Ello es lógico, pues cada uno procura luchar por sus propios intereses, pero hay que ir con cuidado, pues no resulta suficiente conocer a aquel al que se vota.

Ya se sabe. Hay entender perfectamente a quién se vota y con qué se vota. En el caso contrario, uno se arriesga a que una mala elección de sobre pueda implicar una pérdida de tiempo y de dinero si se lleva el voto preparado de casa, siendo nulo finalmente.

La Constitución Española de 1978 recoge referencias al derecho al voto en diversos preceptos. Puede hablarse del artículo 23 de la norma suprema del ordenamiento jurídico español, que recoge el derecho fundamental a la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos. También puede destacarse el contenido de los artículos 68 y 69 de la Constitución, que establecen el modo de elección de los parlamentarios estatales.

Es posible que el voto de una persona tenga un valor superior a los 200 euros. La razón es que el derecho de sufragio libre, igual, directo y secreto es el resultado de una intensa batalla política que se fue desarrollando durante siglos. El ejercicio del derecho a voto, además, es un elemento demostrativo de una verdadera democracia, que debe ser inalienable y que no puede tener un precio.

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..