Algunos partidos islamistas de Marruecos y de Túnez han dado instrucciones a sus seguidores en España para que se afilien a las juventudes de los partidos políticos con el objetivo de prepararse para crear y dirigir, en un futuro próximo, formaciones musulmanas que concurran a las elecciones. Las instrucciones parten del partido tunecino An Nahda y de dos partidos marroquíes: Justicia y Desarrollo por un lado y Justicia y Caridad por otro.

 

Realmente, cualquier ciudadano de la Unión Europea puede crear libremente un partido político, conforme a lo dispuesto en la Constitución y en la Ley Orgánica 6/2002, de 27 de junio, de Partidos Políticos. De ese modo, se garantiza la democracia, en la que, según la Sentencia del Tribunal Constitucional 3/1981, de 2 de febrero, tienen un papel esencial los partidos políticos.

 

La creación de partidos políticos musulmanes es posible y resulta verdaderamente lógica en la medida en que se ha producido un gran incremento de la población que profesa el islam en España. No hay más límites que los impuestos por las normas aplicables, que establecen que los partidos políticos ejercerán libremente sus actividades y deberán respetar en las mismas los valores constitucionales, expresados en los principios democráticos y en los derechos humanos. Además, tendrán que desarrollar las funciones que constitucionalmente se les atribuyen de forma democrática y con pleno respeto al pluralismo.

 

El problema esencial puede estar en la adecuación de partidos políticos destinados, fundamentalmente, a trabajar sobre cuestiones religiosas. La religión debe quedar al margen de la política, por el bien de esos dos elementos, pues la mezcla de los mismos puede generar distorsiones y conflictos de intereses que ya se han sufrido en el pasado y que no deberían repetirse.

 

Hay un factor que genera sospecha en este asunto y, por su existencia, no se puede descartar que el deseo de formar partidos políticos con un programa islamista en España sea, simplemente, un acto de reconocimiento relativo a la naturaleza del islam, cuyo contenido podría llegar a exceder de lo propiamente religioso para impregnar la política y la cultura en muchos países europeos.

El PSOE de Susana contra Pedro o como perder Andalucía.

Reconozco que he tardado varias horas en recuperar el equilibrio tras la ráfaga de desasosiegos que me tumbó cuando, sin...

¿PORQUÉ LLEGÓ VOX?

Vox no aparece por generación espontánea, no es un movimiento de la calle a causa de la crisis, no es...

A contracorriente A Vox le hacen la propaganda sola. Por Enrique Arias ­Vega

Sin quitar ningún mérito al equipo de comunicación de Vox, al partido de Santiago Abascal todos sus enemigos le han...

Artículo Periodístico 1.466º: “Academia de Poetas Americanos”.

Academy of American Poets o Academia de Poetas Americanos es una organización sin ánimo de lucro de apoyo a la...

La Justicia española es un peligro para la democracia.

Hablando de Justicia, asumo que el título pueda parecer injusto por generalizador, pero solo debería molestar a quienes tengan mala...

A contracorriente.... Los inmigrantes de Trump. Por Enrique Arias ­Vega

A partir del sábado, un nuevo presidente mexicano de izquierdas, Manuel López Obrador, se encontrará con el marrón de los...

Artículo Periodístico 1.457º: “¿Por qué el señor Iglesias va a ser presidente de gobierno dentro de cinco años?”. …

 Pronosticar un resultado sociopolítico para dentro de cinco o seis años, es decir, para dentro de dos legislaturas después de...

LAS LUCES DE ABEL

Los que critican a Abel Caballero por la luces de navidad, o por el bochornoso espectáculo del sabado, siguen sin...

Cien segundos de oro.

En ocasiones pasan cosas que consiguen que lo que vemos por la tele parezca de verdad. Nos ocurrió el tercer...