Kim Jong-un afirmó ante todos los habitantes de Corea del Norte, en el mensaje para el nuevo año que dirigió a su nación, que dispone en su escritorio de un botón con el que puede iniciar, en cualquier momento, el lanzamiento de misiles. Donald Trump se sintió aludido y contesto en Twitter indicando que el líder norcoreano Kim Jong-un dijo que “el botón nuclear está siempre en su escritorio” y que “alguien de ese debilitado y famélico régimen puede por favor informarle que yo también tengo un botón nuclear, que es mayor y más poderoso que el suyo y que mi botón funciona”.

 

La rivalidad entre Donald Trump y Kim Jong-un va por el camino necesario para convertirse en histórica, pero no precisamente por la seriedad de la misma, que no llega a implicar a sus respectivos Estados. Las razones son varias.

Entre numerosos Estados existen grandes rivalidades por controversias históricas que se desarrollaron. Muchas se han diluido con el paso de las décadas, pero otras, como la greco-turca, se mantienen. Alguna parece estar dormida, pero se reactiva en determinados momentos, como la existente entre Rusia y Estados Unidos desde los tiempos de la Guerra Fría.

La confrontación entre Donald Trump y Kim Jong-un se parece más a una pelea de niños que a una contraposición de los intereses de dos grandes Estados representados por magníficos dirigentes. Eso ayuda a pensar que la ruidosa disputa, que interesa por motivos políticos para distraer la atención de otros problemas, principalmente en el caso de Corea del Norte, no llegará a ser a una guerra mientras los asesores de ambos mandatarios sepan gestionar la situación y a los mismos mandatarios. Simplemente, será un duelo de machos para ver quién es más masculino o quién tiene más armamento disponible.

Hasta hace algunas décadas, abundaban los dirigentes políticos egoístas. En la actualidad, puede encontrarse, además de egoísmo, una impresionante y desgraciada inmadurez, que no invita precisamente a tener demasiada esperanza depositada en los que son habitualmente denominados grandes líderes por los países a los que representan.

Pablo Iglesias tocando el cielo

A pesar de lo mucho y mal que ha llovido desde entonces, todavía aguantan en muchas memorias los silencios del...

Las “derechas” de las niñas

Diego Fierro Rodríguez Cada día hay más líos con el lenguaje protagonizados por dirigentes políticos. Es cierto que ello no resulta...

Casado, otro subproducto de una democracia oscura.

Una vez más, ha sido un editorial de “El País” lo que me ha hecho reaccionar. Esta vez el titulado...

Artículo Periodístico 1.411º: “Cuestiones sobre el suicidio, I”.

Hay temas difíciles, dramáticos, en los que sientes, tu debilidad, tu ignorancia en muchos sentidos y aspectos, pero que son...

UN PARLAMENTO HASTA AHORA INCOMPLETO

Sin gitanos y sin gitanas. Esa es la verdad. Ese es el gran agravio que se nos infringe a los...

A contracorriente. El “genocidio” de los indios. Enrique Arias ­Vega

Coincidiendo con el Día de la Hispanidad, mis parientes ecuatorianos lamentan el “genocidio” tras el “Descubrimiento”, especulando con lo bien...

MADRE

A medida que la carretera iba avanzando por el monte, el campanario del monasterio apareció entre las altas copas de...

MONTSERRAT CABALLE, ESPAÑOLA, CATALANA Y GITANA UNIVERSAL

Un día le oí decir a un líder gitano centro europeo la preciosa anécdota que seguidamente les relato. Dicen que Dios...

POLÍTICOS, EMPRESARIOS, SALARIOS Y DIGNIDAD (De mi puño y tekla)

Como por desgracia le sucede a miles de españoles, todos tenemos amigos a cuyos hijos les ocurre algo muy similar...