Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

El transcurso de la semanas está sirviendo para avanzar en el proceso penal por delitos fiscales que se ha dirigido contra Cristiano Ronaldo. El jugador exculpó a Jorge Mendes, su agente, indicando que sus labores se limitan, únicamente, a la negociación de contratos, sin que haya podido intervenir en el asesoramiento fiscal.



Por indicación de la juez de instrucción que lleva el caso, Cristiano Ronaldo indicó que sus declaraciones fiscales del IRPF fueron realizadas por dos grandes bufetes. Uno de esos despachos de abogados es Garrigues, con el que el futbolista portugués contactó por la recomendación de Carlos Osorio.

Abogados de Garrigues ya han indicado que hicieron las declaraciones correspondientes con los datos que fueron suministrados por los asesores del futbolista. De esa manera, señalan expresamente que ellos desconocían la totalidad de los hechos relativos a la posible comisión de delitos fiscales.

En el proceso penal contra Cristiano Ronaldo, tiene una gran relevancia el dolo, que se puede definir, no sin polémica, como el elemento subjetivo por el que un sujeto comete un delito conociendo todas las circunstancias y deseando el resultado de modo directo, indirecto o eventual. El artículo 5 del Código Penal establece que no hay pena sin dolo o imprudencia y el artículo 12 de la misma norma indica que las acciones u omisiones imprudentes solo se castigarán cuando expresamente lo disponga la ley, debiendo destacarse que no existe el delito fiscal por imprudencia.

Ante la posible imposición de una pena, todos los implicados están afirmando que desconocían la normativa tributaria o que ignoraban la situación tributaria real de Cristiano Ronaldo. De ese modo, se está buscando la alegación de un error de tipo, conforme al artículo 14 del Código Penal, que excluye la responsabilidad penal si el error es invencible o inevitable, aunque en lo casos de error vencible o evitable determina la exigencia de responsabilidad por el delito imprudente correspondiente cuando el mismo se encuentre tipificado.

Todos tienen derecho a no declarar contra si mismos y a no confesarse culpables según el artículo 24.2 de la Constitución. Los implicados están haciendo lo que cualquiera haría en su situación para librar su pellejo de la prisión, aunque está claro que alguien sabe más de lo que quiere reconocer.

Si al final se pudiera determinar que ha existido ignorancia deliberada, en la medida en que los acusados se limitaron a no querer conocer lo que les correspondía, seguirán teniendo una salida. Puede alegarse que se obró en la falsa creencia de que se abonaron las cuotas tributarias de una manera correcta y que fue la ambigua normativa fiscal la que provocó una interpretación favorable a Cristiano, como indicaron algunos funcionarios de Hacienda, en cuyo seno se género un debate sobre el asunto que se resolvió con la imposición del criterio de los abogados del Estado.

Queda mucho por saber del caso, que no deja de ser otro episodio de la guerra fiscal existente entre Hacienda y los futbolistas, cuyas actuaciones están siendo muy cuestionables. Además, están siendo perjudiciales para los ciudadanos, que requieren la existencia de recursos públicos para que haya una correcta financiación de los servicios públicos.

 

 Buscador Grupo Pladesemapesga con tecnología de Google

En el motor de búsqueda te ayudamos a encontrar exactamente lo que buscas.

 AyTP Acción y Transparencia Publica..