La respuesta al título de este escrito resulta obvia: con ellos parecen más altas. Pero ¿qué se oculta tras el deseo de aparentar mayor estatura de la real? ¿Qué motivaciones pueden justificar la incomodidad de usar tacones altos?

Sin duda, existen razones de entidad suficiente para compensar los inconvenientes de andar sobre unas plataformas tales que dificultan el equilibrio, la movilidad, y, a la larga, incluso pueden ocasionar deformidad en la morfología de los pies.

 

Así es, en efecto: tras el hecho cultural de usar tacones más o menos altos, según preferencias y determinadas circunstancias, existen motivaciones de tipo biológico que confirman una vez más, cómo la Cultura no es sino el procedimiento que nuestra especie ha desarrollado para mejorar la respuesta a cuestiones biológicas.

¿Y qué motivaciones biológicas son estas? Por un lado, intensificar el mensaje de madurez sexual que transmite la visión de unas extremidades inferiores largas que, a su vez, se traduce en una mayor estatura; y, por otro lado, acentuar algunas de las características físicas y gesticulares que hacen a la mujer tan atractiva para el hombre.

Los lactantes y los niños de corta edad se caracterizan, entre otras varias razones, por transmitir un mensaje de inmadurez en todos los aspectos, al tener unas extremidades inferiores muy cortas en relación al tamaño del tórax y abdomen; también tienen cortos el cuello y los brazos.

A lo largo del desarrollo, las piernas crecen proporcionalmente mucho más que el tronco corporal, hasta alcanzar la morfología definitiva en la edad adulta. Pues bien, el uso de tacones exagera el mensaje de haber alcanzado la madurez sexual que la mujer transmite al hombre de una manera intuitiva y cultural, valiéndose para ello del lenguaje no verbal, más eficaz aún que el oral.

Con ello gana la mujer, gana el hombre y, sobre ambos, gana la perpetuación de la especie a través de los vínculos de pareja que se crean, gracias a la mutua atracción hombre-mujer, que conducirá a la unión más completa que pueda existir: la mezcla de los propios genes con los de la pareja elegida para crear un nuevo ser.

Pero, además, el uso de tacones, al elevar la posición de los glúteos, aumenta la presencia visual de estos, lo que transfiere al varón otro poderoso mensaje sobre el encanto del físico femenino, que obliga al cerebro masculino, especialmente diseñado para ello, a reaccionar con diversas muestras de interés, desde una inconsciente elevación de los hombros, en un promedio de 5 centímetros, hasta la dilatación de ambas pupilas, pasando por variadas muestras de admiración.

Ocuparía infinidad de páginas analizar la atracción que, asimismo, ejerce la psicología femenina sobre el hombre, tanto como a la inversa, es decir, la fascinación que la masculinidad produce en la mujer, como resultado de los 3.500 millones de años de Evolución que nos ha hecho tan complementarios, pero no es posible en este breve artículo adentrarnos en ese apasionante universo, por lo que nos limitaremos a los aspectos meramente físicos derivados del uso de los tacones.

Volviendo, pues a ello, nos encontramos con otra de las acciones derivadas de este recurso cultural usado por las mujeres, como es la transmisión de un mensaje de cierta vulnerabilidad, por la inseguridad que producen los tacones al caminar.

Ante esto, el instinto protector del hombre se activa automáticamente, tendiendo a ofrecer el brazo como apoyo, sujetar la cintura, dar la mano, rodear con el brazo, aproximación que contribuye inicialmente al progreso del vínculo hombre-mujer, tan necesario para la estabilización de la pareja, la formación de la familia y la crianza de los llamados a perpetuar la maravillosa cadena de la vida.

Es conocido que a lo largo de la Historia, los tacones altos han sido utilizados por dignatarios de diferentes rangos, con fines muy diferentes a los mencionados anteriormente.

En estos casos su uso estaba relacionado con la jerarquización, con la competencia por el estatus social, por la necesidad de aparentar un mayor tamaño, como factor de jerarquía, función que cumple asimismo, en parte, el uso de sombreros, tocados y otros adornos que aumentan visualmente la estatura y, por tanto, el tamaño aparente de quien usa este tipo de complementos.

Como vemos, a diferencia de otras especies, que solo pueden erizar el pelo para aparentar mayor tamaño en casos de necesidad, nuestra especie, además de recurrir a esa misma estrategia en determinadas circunstancias, cuenta además con los más variados recursos que aporta la Cultura para esos y otros fines, recursos culturales que permiten amplificar de manera notable los mensajes que con distintos objetivos, interesa transmitir en uno u otro momento.

JOAQUÍN SAMA

7 de Enero del 2019

LA HERENCIA IMPERFECTA / JOAN LLOPIS TORRES

Desde un único punto de vista -aunque hay otros-, nuestra miseria estriba en la pobre herencia recibida y la que...

UN FRACASO ANUNCIADO

Podemos e Esquerda Unida preséntanse a competir polos mesmos escanos que no pasado loitaban por conseguir en  comun, un espazo...

Crónica probable de una manifestación diferente

Cuando aún está viva la foto de la Plaza de Colón que tan cara le puede salir a más de...

Artículo Periodístico 1.585º: “Los problemas del milenio socioculturales”.

Hilbert planteó en 1900, en un Congreso de Matemáticas en Paris, cuales serían los grandes problemas que en ese siglo...

ES LA HORA DE LA MUJER GITANA

Esta es una oportunidad que brindamos a los grandes partidos de ámbito nacional.      Es el compromiso que adquiere UNION ROMANI...

Artículo Periodístico 1.582º: “Cuestiones sobre el Mal y los males, VIII”.

¿No podemos negar y obviar el problema, que personas de buena voluntad, puede en situaciones límites o heroicas, no caer...

Urkullu, el testigo de la silla vacía.

Pasan los días, desfilan los convocados ante la Segunda del Supremo constituida para celebrar el juicio más decisivo y contemplado...

“Un por favor, un ruego, un derecho. El camino hacia la igualdad y lucha contra el maltrato.”

Como todos los años hacemos una parada a la reflexión con la intención de encontrar el punto en que la...

En el Día de la Mujer "ESTO ES LO QUE SOY".

Empezando por lo accidental y terminando por lo trascendente Primero soy europeo. Segundo, soy español. Tercero, soy andaluz. Cuarto, soy de Puerto Real (Cádiz) Quinto...

Otros articulos relacionados.....